¿Se te corta la VPN? Descubre las principales causas

Tener una VPN instalada en el ordenador o móvil es algo habitual hoy en día. Son programas que sirven para cifrar la conexión y eso aporta privacidad al navegar. Esto es muy útil especialmente si vamos a conectarnos a un Wi-Fi público o si queremos acceder a páginas o servicios de otro país y que puedan estar restringidos. Sin embargo a veces funciona mal y lo normal es que eso se traduzca en cortes o lentitud. ¿Por qué ocurre esto? Vamos a ver las principales causas.

Por qué la VPN no funciona bien

Si se corta la VPN es posible que nos quedemos son conexión. Por ejemplo puede ocurrir que usemos este tipo de programas para ver Netflix o cualquier plataforma similar mientras estamos de viaje en el extranjero. El problema es que vamos a necesitar conectarnos a servidores españoles para ver ese contenido y, en caso de que se corte, no podríamos verlo.

Programa limitado

Esta es la causa principal sin duda. Ocurre cuando utilizamos un programa limitado o que directamente funciona mal y no va a permitir que tengamos buena conexión. Si estamos usando una aplicación gratuita, esto es muy común.

Generalmente las VPN que son gratis van a ser muy limitadas. A veces lo podemos notar en la velocidad, pero también podríamos tener cortes o que incluso deje de funcionar de forma permanente. Pero además de estos fallos visibles, también puede ser un problema para la seguridad ya que las utilizan para recopilar datos de los usuarios.

Mal servidor

¿Estás conectado a un buen servidor? Las VPN lo normal es que tengan muchos servidores disponibles, aunque las versiones gratuitas son más limitadas. Es muy importante que elijamos uno que funcione bien e incluso podremos probar varios hasta que veamos que uno de ellos es más rápido y estable.

Muy probablemente si la VPN se corta es debido al servidor. Siempre podremos optar por cualquier otro de la lista que tengamos disponible. Ahora bien, una vez más podemos toparnos con el problema de los programas gratuitos y sus limitaciones.

Problemas habituales con las VPN

La conexión de Internet no es buena

Tal vez el problema no sea de la VPN, sino de la propia conexión de Internet que estamos usando. ¿Llega buena cobertura Wi-Fi? ¿Estamos usando un móvil a través de datos y llega bien la señal? Esto hay que mirarlo muy bien para conseguir que funcione a la perfección.

En caso de que por ejemplo estemos conectados a un Wi-Fi con una señal muy débil, si nos conectamos a una VPN los cortes y problemas van a ser muy frecuentes. Siempre podremos mejorar la conexión de Internet conectándonos por cable o usando repetidores Wi-Fi. A veces incluso puede haber otros programas consumiendo Internet.

¿Antivirus o firewall interfiriendo?

Otro punto para evitar que la VPN se desconecte de la red es ver si puede haber algún antivirus o firewall que tengamos instalado y que estén dando problemas. Este tipo de programas a veces interfieren en las conexiones, especialmente cuando navegamos desde una VPN o proxy.

Aunque es muy importante estar siempre protegidos, también debemos asegurarnos de que van a funcionar adecuadamente. Hay que evitar fallos en la configuración, bloqueos de programas que no deberían estar bloqueados, etc. Todo esto ayudará también a evitar fallos si navegamos a través de una VPN.

Por tanto, estas son algunas de las causas principales por las que una VPN no funciona bien. Lo principal será elegir bien el programa, pero también estar conectados a un buen servidor o comprobar que otras aplicaciones no interfieran.