VPN de pago vs gratis: 5 diferencias que debes conocer para elegir bien

VPN de pago vs gratis: 5 diferencias que debes conocer para elegir bien

Javier Jiménez

Utilizar una VPN es algo bastante común hoy en día. Son aplicaciones útiles para mejorar la privacidad en Internet, ocultar la ubicación y dirección IP reales, así como poder acceder a servicio que puedan estar restringidos geográficamente. Podemos encontrar muchas opciones, tanto gratuitas como de pago. Sin embargo no todas van a funcionar igual. En este artículo vamos a explicar 5 diferencias importantes entre una VPN gratuita y una de pago. De esta forma podrás elegir correctamente cuál usar.

Diferencias entre VPN gratis y de pago

Más allá del precio, que es la principal diferencia lógicamente, hay otras que pueden decantar la balanza y van a ser determinantes. El objetivo es elegir una que funcione lo mejor posible, que mantenga a salvo nuestros datos personales y que no ponga en riesgo la seguridad en ningún momento.

Uso de datos

Una diferencia importante es el uso de datos personales y de navegación. Es lo que se conoce también como registro o log. En este caso, las VPN que son gratuitas suelen registrar cierta información de la navegación, de los sitios que visitamos o servicios donde entramos. Esto puede comprometer nuestra privacidad, lógicamente.

En cambio, las VPN de pago, aunque en algunos casos sí que almacenan un log, lo normal es que no guarden datos. Van a preservar mejor la privacidad y eso hará que evitemos problemas al navegar por la red.

Velocidad y calidad

Por supuesto, también hay que hacer mención a la velocidad de la conexión. Las VPN de pago suelen ser bastante más veloces. Ofrecen un servicio más optimizado, ideal para por ejemplo poder reproducir vídeos en Streaming sin sufrir cortes. Aunque siempre habrá una disminución de la velocidad, no va a ser tan pronunciada.

Las que son gratuitas sí que suelen tener más problemas especialmente en la calidad. Vamos a encontrar más cortes y problemas para establecer una conexión y que funcione correctamente y de forma estable.

Cantidad de servidores disponibles

La cantidad y calidad de los servidores va a ser otro punto diferencial. Mientras más tengas disponibles, mejor para elegir el que mejor se adapte a lo que necesitas. No todos van a funcionar bien en todas las situaciones, por lo que lo ideal es contar con un amplio abanico de opciones y así conectarnos en función de la disponibilidad.

Las VPN que son de pago van a tener más servidores disponibles, por lo que será más fácil elegir el que mejor nos venga. Ahí puede haber una diferencia importante en cuanto a calidad y velocidad también.

Ver VPN espía

Seguridad y cifrado

La seguridad es un factor fundamental a la hora de utilizar una VPN. A fin de cuentas nuestros datos personales pueden verse comprometidos. Podemos tener problemas a la hora de navegar por la red y que nuestra información se filtre y termine en malas manos. En ese caso, las VPN de pago van a utilizar mejores cifrados y van a proteger más la seguridad.

Es importante que siempre elijas una herramienta de garantías y te asegures de que la VPN funciona correctamente. Solo así evitarás que se filtre información y puedas tener problemas a la hora de navegar por la red.

Soporte

También debes tener en cuenta el soporte técnico para solucionar ciertos problemas que puedan surgir y asegurarte de que la VPN funciona correctamente. En este caso vuelve a haber diferencias importantes entre las que son gratuitas y las de pago. Estas últimas son la que ofrecen un mejor soporte para resolver cualquier problema.

En definitiva, como ves hay diferencias importantes entre una VPN de pago y gratis. Es esencial que elijas bien la que vayas a utilizar y no tengas problemas de ningún tipo. El objetivo es lograr que la velocidad sea adecuada y además preservar la seguridad.

¡Sé el primero en comentar!