5G: ¿realmente vamos a utilizarlo a corto plazo?

5G: ¿realmente vamos a utilizarlo a corto plazo?

Javier Jiménez

La manera en la que nos conectamos a Internet hoy en día ha cambiado mucho respecto a hace solo unos años. Los dispositivos móviles han ido ganando terreno poco a poco a los equipos de escritorio. En parte ha sido gracias al avance en las conexiones inalámbricas, como el Wi-Fi o los datos móviles. La tecnología ha avanzado y tenemos más estabilidad, velocidad y calidad en las conexiones. Hoy vamos a hablar del 5G y si realmente va a ser muy utilizado a corto plazo.

El 5G tardará en tener un impacto real

De momento el 5G es una realidad solo en determinados lugares y siempre y cuando tengamos un terminal compatible. Es la tecnología que nos va a acompañar en la próxima década y nos ofrece importantes mejoras en cuanto a velocidad de la conexión, latencia y también cobertura.

Es de esperar que poco a poco se vaya extendiendo cada vez más. Ahora bien, parece que habrá que esperar un tiempo considerable hasta que esté extendido realmente. No va a tener una cuota de usuarios realmente elevada hasta dentro de un tiempo.

Así lo afirma una encuesta que han realizado en los mercados donde el 5G está o va a estar presente en poco tiempo. Se trata de lugares como Estados Unidos o Europa. Han sido encuestados más de 38.000 usuarios y la inmensa mayoría contaba con un teléfono inteligente. Sin embargo a la pregunta de si van a cambiar de teléfono para tener 5G a corto plazo, solo el 30-40% de los encuestados indicó que era probable que sí lo hicieran.

Esto significa que más de un 60% de los usuarios en países donde el 5G está ya presente o va a estarlo a corto plazo, no tienen en mente adquirir un nuevo móvil compatible con esta red. Habrá que esperar un tiempo aún para ver que realmente el 5G es utilizado por los usuarios a nivel mundial.

Uso del 5G

El 5G, la tecnología de la próxima década

No hay dudas de que el 5G va a marcar nuestras conexiones en los próximos años. Es una tecnología que viene con mejoras importantes que va a ayudar a nuestro día a día. Especialmente va a beneficiar a los dispositivos IoT que necesitan una serie de condiciones para funcionar correctamente, como es el hecho de tener una baja latencia.

El 5G va a aportar muchos puntos positivos, no solo en cuanto a velocidad. Por ejemplo tendrá una mejor cobertura en interiores, algo que va a facilitar el trabajo a la hora de navegar con dispositivos móviles. También implementará una mejor estabilidad y calidad de la señal.

En definitiva, el 5G va a marcar las conexiones móviles en los próximos años. Sin embargo habrá que esperar aún hasta que sea una mayoría los dispositivos que utilicen esta tecnología. Según la encuesta de la que nos hacemos eco, la mayoría de los usuarios no se planean cambiar de móvil a corto plazo para tener un terminal compatible. De momento, al menos a corto plazo, el 4G y 3G seguirán estando muy presentes.