Conoce las mejores prácticas de seguridad y privacidad para tu red y PC

Una de las mayores preocupaciones de usuarios y empresas es mantener la seguridad y el anonimato en Internet. Una que nos puede ayudar a conseguir ambas es la utilización de una VPN. No obstante, cuando hablamos de mantener la seguridad de una red, el tema es más complejo. Sin duda, el objetivo que vamos a buscar haciendo una serie de ajustes va a ser tener una red y equipos más seguros. En este artículo vamos a conocer las mejores prácticas de seguridad de la red para estar a salvo de los ciberdelincuentes.

Todo lo que debes hacer para estar protegido

Si quieres mejorar el enfoque de seguridad de la red, vas a tener que hacer hincapié en una serie de conceptos que nombramos a continuación.

Configura bien el cortafuegos

En cuanto a la configuración del cortafuegos debe comprender cuatro tipos básicos de reglas: nivel de red, nivel de circuito, nivel de aplicación y multicapa con estado de las conexiones. Una cosa a tener en cuenta es que estas reglas deben estar activas para cualquiera de los tres tipos básicos de cortafuegos. Esos son filtros de paquetes, inspección con estado y servidores proxy.

Ya seamos una empresa o un particular, necesitamos fortalecer y configurar adecuadamente nuestro firewall para protegernos. Estar hoy a nivel particular o de empresa sin un cortafuegos es asumir unos riesgos muy altos. En el caso de no saber configurar un firewall, recurre a la ayuda de los profesionales si se trata de una empresa o si es de particulares, a amigos y conocidos que sepan hacerlo correctamente. Quizás te interese conocer las mejores prácticas para configurar un firewall en cualquier sistema.

Revisa el control de acceso

Tener muchos usuarios con permisos personalizados puede convertirse rápidamente en una tarea compleja, sobre todo en empresas. Aquí tenemos que implementar un programa de control de acceso que sea simple e intuitivo para que pueda ser utilizado y comprendido por todos.

Por otra parte, esos usuarios deben utilizar una contraseña segura para iniciar sesión. En los sistemas operativos de Microsoft tenemos la directiva de contraseñas de Windows. Así podremos establecer que esas contraseñas sean robustas, que no se repitan o que se cambien cada cierto tiempo.

Herramientas anti-DDoS

Recientemente en un estudio de Radware, se ha desvelado que los ataques DDoS bloqueados durante los primeros nueve meses de 2021 ya han superado todos los que se produjeron en 2020. En ese aspecto en los primeros nueve meses del año pasado los ataques DDoS que se bloquearon aumentaron un 75%.

Si queremos prevenir con éxito un ataque DDoS necesitamos conocer el tráfico de nuestra red. Para ello vamos a necesitar herramientas anti-DDoS que nos ayuden a asegurar y monitorear el perímetro, los datos, los clientes y los usuarios remotos de nuestra red. Así tenemos que instalar unos sistemas para detectar, analizar y responder a todas las amenazas detectadas. Por ese motivo, para comprobar si estamos preparados podremos utilizar estos programas para simular ataques DDoS.

IPS e IDS como sistemas de seguridad

A nivel empresarial puede ser interesante contar con unos sistemas de detección de intrusiones (IDS) y unos sistemas de prevención de intrusiones (IPS). Ambos pueden operar juntos para detener los ataques informáticos.

Así el sistema IDS va a analizar el tráfico de nuestra red para buscar firmas digitales que coincidan con ataques conocidos. Por otra parte, el sistema IPS también analiza estos paquetes, pero además puede detener la entrega de estos paquetes haciendo uso del firewall. En la seguridad de la red, la detección de intrusos debe ser una prioridad importante. Dos sistemas de IDS e IPS ampliamente conocidos y utilizados son Snort y Suricata, ambos nos van a añadir una capa de protección bastante importante.

Segmentación de red como línea de defensa

La segmentación de la red en una empresa nos puede permitir saber quién está conectado a nuestra red. Esto va a mejorar nuestra seguridad y rendimiento al dividir nuestra red en subredes más manejables. Gracias a esto vamos a tener un control sobre cómo se dirige el tráfico a través de nuestra red. La finalidad de segmentar nuestra red es que nos permite estar un paso por delante de los ciberdelincuentes al estar restringiéndolos a un área concreta de nuestra red. Esto va a contribuir en gran medida a que los daños que puedan ocasionar sean mucho menores.

Por último, además de estas buenas prácticas para la seguridad de la red también conviene que tengamos el sistema operativo con las últimas actualizaciones y el software actualizado. También podríamos añadir otros buenos consejos como contar con un buen antivirus y utilizar la autenticación multifactor en nuestras cuentas cuando sea posible.

¡Sé el primero en comentar!