Por qué el e-mail es el punto débil de tu seguridad en la red

Los ataques informáticos pueden llegar a través de métodos muy diversos. Sin embargo hay algunos servicios que pueden ser más peligrosos. En este artículo vamos a hablar de cómo el correo electrónico puede ser una brecha que permita a los piratas informáticos acceder a nuestros datos y llegar a tomar el control de los dispositivos. También daremos algunos consejos para evitar que esto ocurra.

El e-mail es un problema para la seguridad

¿Por qué es el correo electrónico un problema para la seguridad informática? Lo es precisamente por ser un servicio muy usado. El hecho de que todo tipo de usuarios lo utilicen en su día a día hace que sea algo muy utilizado por los piratas informáticos para lanzar ataques cibernéticos. Tienen más probabilidad de que la víctima cometa algún error al haber muchas opciones.

Hay que tener en cuenta que se trata de algo muy utilizado tanto por parte de usuarios domésticos como también de empresas y organizaciones. Esto hace que los ataques puedan ser muy variados, orientados según el perfil de la víctima. Van a poder robar contraseñas, recopilar datos personales, tomar el control del dispositivo…

La cuestión es que los principales ataques siguen un patrón similar: envían un archivo adjunto malicioso o cuelan un enlace que, al hacer clic, nos lleva a una página falsa donde comienza el juego. Ahí es cuando pueden robar contraseñas al iniciar sesión o registrar nuestros datos personales sin que nos demos cuenta. Por ejemplo, abrir un correo Spam es un problema de seguridad. Puede contener malware.

Otra cuestión que hace que el e-mail sea un problema se seguridad es que lo utilizamos tanto en el ordenador como en el móvil. Este último caso precisamente es el que ha provocado muchos de los ataques cibernéticos más recientes. Los atacantes pueden enviar un correo y la víctima, al abrirlo desde el móvil, no gestiona bien el riesgo y termina haciendo clic donde no debe.

Imágenes Phishing que llegan por correo

Qué hacer para evitar problemas

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar problemas de seguridad al usar el e-mail? Lo cierto es que estar protegido es muy sencillo, ya que lo principal es el sentido común. Debes evitar cometer errores, como pueden ser evitar hacer clic en enlaces que recibes y no sabes realmente quién está detrás o descargar archivos adjuntos que te llegan y pueden ser peligrosos.

Otro punto muy importante es tener siempre programas de seguridad. Un buen antivirus puede ayudar a prevenir ataques que llegan a través del correo. Por ejemplo, en caso de que por error descargues un archivo adjunto que en realidad es un virus, el antivirus va a lanzar un aviso y va a impedir que ese software malicioso se ejecute y comprometa tu seguridad.

Por otra parte, también debes tener el equipo correctamente actualizado. Muchos de estos ataques que llegan por correo electrónico van a explotar alguna vulnerabilidad que haya en tu sistema. Esos fallos sin corregir pueden dar lugar a la entrada de intrusos o que un malware pueda funcionar. Por tanto, debes tener actualizado siempre el equipo con las últimas versiones.

En definitiva, el correo electrónico es un punto débil en la seguridad informática. No obstante, prevenir ataques y tomar medidas para que no haya problemas es muy sencillo. Si sigues los pasos que hemos explicado, podrás mantener tu sistema correctamente protegido y que no aparezcan problemas.

¡Sé el primero en comentar!