En menos de un segundo pueden crackear tus contraseñas

En menos de un segundo pueden crackear tus contraseñas

Javier Jiménez

Las contraseñas son la barrera más importante que tenemos para evitar intrusos en nuestras cuentas. Sin embargo pese a la importancia que tienen, muchos usuarios cometen errores importantes al crearlas. Precisamente de ello vamos a hablar en este artículo. Según un informe del que nos hacemos eco, la mayoría de las contraseñas más populares se pueden crackear en menos de un segundo. Esto lógicamente expone nuestras cuentas si no tomamos las medidas adecuadas.

Una mala contraseña puede crackearse en un segundo

Los piratas informáticos utilizan múltiples técnicas para robar las contraseñas de sus víctimas. Pueden hacer uso de malware, de ataques Phishing, fuerza bruta… Precisamente esto último, la fuerza bruta, es lo que permitiría romper una contraseña débil y popular en apenas un segundo.

Según indican desde Nordpass, sobre el 70% de las contraseñas más populares del mundo se pueden descifrar en menos de un segundo. Las contraseñas a las que se refiere la compañía son además 9 de las 10 contraseñas más populares utilizadas en 2019. Podemos nombrar algunas como “12345”, “123456”, “qwerty”, “password”, “123456789”… Y sí, aunque parezca extraño este tipo de claves siguen siendo muy utilizadas por los usuarios.

Lógicamente esto es un problema. Especialmente cuando estamos exponiendo cuentas sensibles con contraseñas tan utilizadas y débiles. Esto hace que un pirata informático pueda probar a usar la fuerza bruta mediante herramientas adecuadas y crackear en menos de un segundo este tipo de contraseñas.

Lo que hace un ataque por fuerza bruta es probar una tras otra una serie de contraseñas. Utilizan un diccionario que contiene las claves que son más utilizadas y que por tanto pueden ser las que ese usuario en concreto puede estar usando en una determinada aplicación o cuenta en Internet.

Este informe del que nos hacemos eco indica que la mayoría de contraseñas populares e inseguras podrían romperse en menos de un segundo. Esto es un problema porque como hemos mencionado siguen siendo además las contraseñas más utilizadas a nivel mundial. Son muchos los usuarios que siguen utilizando claves tan débiles como las que hemos mencionado.

Consejos para evitar problemas con las contraseñas

Por suerte podemos evitar esto de una manera muy sencilla. Simplemente basta con crear contraseñas que realmente sean fuertes y complejas. Esto significa que deben contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales.

Además una contraseña debe ser única y solo utilizada para un servicio. De lo contrario podría producirse lo que se conoce como efecto dominó, y esto significa que si un intruso logra acceder a una cuenta en concreto podría hacerlo también en las demás.

Un consejo interesante es hacer uso de gestores de contraseñas. Por un lado nos permite administrar nuestras claves y no tener que recordarlas, pero además muchos de ellos también nos permiten generar claves que cumplan con los requisitos adecuados.

En definitiva, crear contraseñas que sean fuertes y complejas puede prevenir que un ataque por fuerza bruta la averigüe en cuestión de segundos. Os dejamos una lista con algunos de los mejores gestores de claves de código abierto.