¿Debo fiarme de una VPN para el navegador web?

Los usuarios de Internet buscan dos cosas, la primera es seguridad y la segunda es el anonimato. La seguridad la podemos conseguir, entre otras cosas, con un sistema operativo actualizado, un buen antivirus, software antimalware y un firewall. En cuanto a la privacidad, se puede conseguir de dos formas: usando un Proxy o una VPN. Hoy vamos a centrarnos en las VPN que son herramientas muy útiles y que están cada vez más presentes en nuestro día a día, y que además, deberíamos usar siempre en redes Wi-Fi públicas. Vamos a centrarnos en un tipo muy en concreto, y hacernos la siguiente pregunta: ¿debo fiarme de una VPN para el navegador?

Peligros de VPN inseguras y tipos de VPN

Una cosa a tener en cuenta es que no todas las VPN son seguras, en algunos casos su uso puede perjudicarnos. En el momento que nos ponemos a utilizar una, puede obtener una información valiosa sobre nosotros y pueden llegar hasta crear un perfil nuestro. En ese aspecto al utilizar una VPN pueden llegar a saber datos nuestros como:

  1. Nuestra IP pública.
  2. El historial de navegación.
  3. Los dispositivos que utilizamos.

Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir una VPN. En ese aspecto debemos procurar elegir una que sea fiable, que proteja nuestros datos correctamente, y que en ningún momento venda nuestra información personal. En cuanto a los tipos de VPN, podríamos hacer una distinción respecto a la cuantía económica. Las tenemos de pago como por ejemplo Surfshark, PureVPN, NordVPN y HMA VPN que garantizarían el anonimato. Por otra parte, tendríamos las VPN gratuitas que pueden servir para robar datos.

En cuanto a su forma de funcionar podríamos distinguir dos tipos:

  • Una VPN para el navegador: que sólo estaría activa cuando usas ese navegador en concreto. Aquí tendríamos que hablar de las que están integradas en el navegador y de las que se utilizan con extensiones.
  • La VPN en un programa o aplicación: que afectaría a todos los navegadores y programas que utilices en el navegador.

VPN integrado en el navegador: Opera VPN

El navegador web Opera incorpora un servicio de VPN integrado en él, sin necesidad de contratar ningún servicio de VPN de terceros ni instalar nada. Este servicio que nos ofrece nos va a permitir navegar por Internet ocultando nuestra dirección IP pública, y además podremos elegir entre diferentes continentes. Una VPN para el navegador como la que incorpora Opera, es totalmente gratuita, y podremos activarla y desactivarla siempre que nosotros queramos. Su modo de funcionamiento es que el el tráfico desde el navegador irá directamente al servidor de Opera, y desde el servidor de Opera hasta Internet. Así podremos navegar por Internet de una forma más privada.

Este es un ejemplo con la VPN de Opera activada eligiendo un servidor de América tras comprobar mi IP pública aquí:

Aquí tenéis explicado como instalar y configurar Opera VPN. Sin duda se trata de una alternativa interesante a considerar, no obstante, realmente es un «Proxy» porque no enruta todo el tráfico del ordenador, sino solamente el tráfico de navegación web realizado por el navegador.

Extensiones de VPN en los navegadores

Ya hemos visto que podemos utilizar una VPN por medio de una aplicación o programa, en cuyo caso afectaría a todos los programas. También hemos visto una VPN gratuita integrada en el navegador como es la de Opera, y que sólo estaría activa mientras usemos ese navegador. Ahora llega el turno de una VPN para el navegador que utilicemos con una extensión. En ese aspecto hay que señalar que pueden ser peligrosas por diversos motivos:

  • Monitorizan nuestra actividad en Internet.
  • Pueden robar nuestros datos personales como nuestras contraseñas, tarjetas de crédito, DNI y más.
  • En algunos casos contienen malware.
  • No siempre oculta la IP real.

¿Una VPN para el navegador es siempre peligrosa? No, hay algunas fiables que podemos descargar de las tiendas oficiales de los navegadores como la Chrome Store que, por ejemplo, podrían ser las extensiones de PureVPN o NordVPN entre otras muchas. El inconveniente que tiene es que en concreto estas VPN son de pago. Una gratuita podría ser TunnelBear pero requiere registro y ofrece sólo 500 Mb.


Por último, aquí tenéis una serie de consejos para usar usar una extensión VPN en el navegador.

¡Sé el primero en comentar!