VPN de Opera: Análisis, configuración y rendimiento

VPN de Opera: Análisis, configuración y rendimiento

Sergio De Luz

El navegador web Opera, es actualmente el único navegador que incorpora un servicio de VPN integrado en él, sin necesidad de contratar ningún servicio de VPN de terceros. Este servicio nos permitirá navegar por Internet ocultando nuestra dirección IP, y además, podremos elegir entre diferentes continentes para que la latencia de la conexión sea la menor posible, y que su velocidad sea la mayor disponible. Hoy en RedesZone os vamos a explicar cómo activar esta funcionalidad en el navegador, cómo se configura y el rendimiento que nos proporciona.

Descarga e instalación de Opera VPN

Lo primero que tenemos que hacer es descargar el navegador web Opera desde la web oficial. En la pantalla principal nos indicará que la VPN es totalmente gratuita, y que podremos activar y desactivarla siempre que nosotros queramos. Gracias a esta funcionalidad, podremos navegar por Internet de manera más privada, ya que todo el tráfico desde el navegador irá directamente al servidor de Opera, y desde el servidor de Opera hasta Internet.

Una vez que hemos descargado Opera, tendremos que instalarlo. Ejecutamos el archivo que nos hemos descargado, y simplemente pinchamos en «Instalar» aunque también podemos desplegar las opciones avanzadas de instalación pinchando en «Opciones». En apenas unos segundos habremos instalado este navegador con VPN incorporada.

Cómo activar y configurar la VPN de Opera

En el menú principal del navegador web, nos aparecerán algunas de sus principales características, como por ejemplo al posibilidad de importar marcadores del navegador anterior, elegir un tema oscuro, activar tanto Telegram Web como WhatsApp Web simplemente pinchando en la zona de la barra lateral izquierda, activar el bloqueo de publicidad por defecto, obtener más información sobre la VPN gratuita para proteger la información privada, y activar la criptocartera por si queremos pagar con criptomonedas.

Activación de la VPN de Opera

Para activar la VPN de Opera, lo primero que debemos hacer es pinchar en los tres puntos de la parte inferior izquierda del navegador. Una vez que estamos en esta zona, pinchamos en «Configuración«, para que la opción de «Configuración» nos aparezca directamente en la barra lateral izquierda, justo en la última posición.

Ahora pinchamos sobre este icono de «Configuración» nos vamos hasta la zona de «Avanzado«, donde deberemos hacer un poco de scroll hasta llegar a la zona de VPN, tal y como podéis ver aquí:

Una vez que activemos la VPN, ya estaremos listos para usarla en las webs que nosotros deseemos.

Configuración de la VPN de Opera

Para activar la VPN de Opera, simplemente en la parte superior izquierda del navegador, donde tenemos la URL, podremos activar o desactivar la VPN para una determinada web. Esto es ideal para usarla rápidamente o dejar de usarla cuando nosotros deseemos. Al utilizarla, nos indicará el tráfico que hemos transferido en el último mes, un detalle importante es que tenemos datos VPN ilimitados, es decir, no tenemos ningún tipo de restricción por consumo de datos, algo que con algunos servicios VPN gratuitos sí ocurre.

La VPN de Opera es tan sencilla que la única opción de configuración es seleccionar la «ubicación virtual«, tenemos la posibilidad de elegir la ubicación óptima, con el objetivo de tener la mínima latencia y la máxima velocidad. También tenemos la posibilidad de seleccionar servidores que estén físicamente en Europa, América y Asia, pero no nos permitirá elegir a cuál en concreto deseamos conectarnos.

Rendimiento de Opera VPN: Latencia y velocidad

La VPN de Opera es muy rápida, hemos realizado la prueba con nuestro ordenador de siempre conectado por cable al router a 1Gbps, nuestra conexión a Internet es de 1Gbps simétrico también. La velocidad que hemos obtenido con esta VPN ronda los 300 Mbps simétricos, un rendimiento excelente para una VPN totalmente gratuita y con datos ilimitados. La latencia de la conexión ronda los 80-100 ms aproximadamente.

La verdad que tanto la velocidad como la latencia nos ha impresionado, debido a que estas VPN suelen tener entorno a 100Mbps de ancho de banda, pero este servicio gratuito de Opera ha conseguido llegar hasta los 300 Mbps simétricos sin ningún problema.

Dependiendo de tu conexión a Internet, podrías conseguir mejores y peores valores, pero conseguir entorno a los 300Mbps está realmente bien.

¿La VPN de Opera es realmente una VPN? ¿O es un Proxy?

Lo que Opera denomina VPN, es realmente un Proxy SSL, concretamente hace uso del protocolo TLSv1.3 para conectarnos con el servidor intermediario, para posteriormente salir a Internet con la dirección IP pública de dicho servidor.

¿Cuál es la diferencia fundamental entre una VPN y un Proxy? Con la VPN todo el tráfico del sistema se enruta a través del servidor VPN, sin embargo, con lo que tenemos en Opera, solamente la navegación web que realizas con el propio navegador va a través de dicho servidor (Proxy).

Si utilizamos la «VPN» de Opera, el tráfico de cualquier otro navegador que utilicemos, o el tráfico de programas como la sincronización de Dropbox, Google Drive, el servicio de Skype y otros, irá directamente por nuestra conexión a Internet física, y no por esta «VPN». Por este motivo, lo que hace Opera es realmente un Proxy SSL. No obstante, el rendimiento que nos proporciona en términos de velocidad y latencia es realmente bueno, idóneo para navegar por Internet de manera más privada, aunque debes tener en cuenta que no todo el tráfico irá por dicha «VPN», ya que es un Proxy SSL.