Diferencias entre navegar en modo de incógnito y con VPN

Diferencias entre navegar en modo de incógnito y con VPN

Javier Jiménez

Al navegar por la red la privacidad debe ser un factor que siempre esté presente. Por desgracia hoy en día son muchas las técnicas que pueden utilizar para recopilar información personal. Podrían obtener datos de los sitios que visitamos, servicios o plataformas que utilizamos. Ahora bien, también es una realidad que podemos hacer uso de diferentes métodos y herramientas para protegernos. En este artículo vamos a hablar de las diferencias entre el modo de incógnito del navegador y utilizar una VPN cuando se trata de privacidad.

Diferencias entre modo de incógnito y VPN por privacidad

El navegador es una pieza fundamental que forma parte de nuestro día a día en la red. Podemos sufrir ataques si navegamos desprotegidos, pero también podríamos exponer información personal simplemente con entrar en una página web.

Para evitar que nuestros datos se puedan filtrar podemos hacer uso de múltiples herramientas y funciones. Muchos usuarios optan por el modo de incógnito del navegador. Esto es algo que está presente en la mayoría de navegadores. Pero también está la posibilidad de utilizar una VPN.

Ahora bien, cada una de estas dos posibilidades son diferentes. Es cierto que en ambos casos nuestra privacidad puede mejorar, pero no de la misma manera. Vamos a ver cómo actúa cada una de ellas.

Modo de incógnito para mejorar la privacidad

El modo privado del navegador es una opción que está disponible en navegadores como Firefox o Chrome. Permite entrar en páginas webs sin que registre determinada información relacionada con la navegación.

Por ejemplo el modo de incógnito sirve para que no se almacenen cookies ni el historial de navegación. No guarda nada en la memoria y una vez cerramos la ventana todo queda como si no hubiéramos entrado.

Esto es interesante por ejemplo para iniciar sesión en un ordenador donde no queremos que se queden los datos guardados. De la misma manera que podemos abrir una ventana de incógnito para tener abiertas dos cuentas de correo electrónico del mismo proveedor, por ejemplo.

También hay que tener en cuenta que no almacena contraseñas ni permite utilizar el autocompletado de formularios.

Sin embargo hay que indicar que no oculta la dirección IP, ni establece conexiones seguras y cifradas, además que tampoco evita que las páginas recopilen información. En otro artículo hablamos de la seguridad del modo de incógnito.

Usar Tor y VPN

Usar una VPN para navegar más privado

Por otra parte tenemos las herramientas VPN. También sirven para mejorar la privacidad, pero en este sentido de forma diferente. Podemos decir que están más orientadas en la propia conexión y no a nivel de sistema o navegador.

Una VPN va a ocultar nuestra dirección IP cuando navegamos por Internet. Va a cifrar las conexiones, algo que es muy interesante cuando nos conectamos a través de redes públicas donde queremos mejorar la privacidad.

Además, un servicio VPN puede evitar el rastreo cuando navegamos por la red. De esta forma evitaremos recibir publicidad orientada, por ejemplo. Podéis ver una lista con los mejores VPN.

En definitiva, como vemos hay diferencias entre navegar en modo de incógnito y hacer uso de una VPN. En ambos casos la privacidad va a mejorar, pero cada uno a su manera.