¿Realmente mejora tu privacidad y seguridad navegar en modo de incógnito?

¿Realmente mejora tu privacidad y seguridad navegar en modo de incógnito?

Javier Jiménez

Cada vez son más los usuarios que buscan la manera de mejorar su privacidad y seguridad en la red. Es cierto que hay muchos tipos de amenazas que pueden comprometer ambos factores en nuestro día a día. Sin embargo también existen muchas herramientas y funciones que podemos usar para evitarlo. Una de estas funciones que tenemos a nuestra disposición es la del modo de incógnito que está presente en la mayoría de navegadores. Ahora bien, ¿realmente es seguro y mejora la privacidad el modo de incógnito?

La privacidad y seguridad, factores vitales al navegar

A la hora de navegar por Internet, al utilizar el navegador, son muchos los datos e información personal que podemos filtrar. Ya sabemos que esa información de los usuarios tiene un gran valor en la red hoy en día. Las empresas de marketing pueden utilizarla para enviar publicidad orientada, ponernos en una campaña de Spam o incluso vender nuestros datos a terceros.

Todo esto hace que los usuarios busquen la manera de mejorar su privacidad en la red. Tenemos a nuestra disposición un gran abanico de posibilidades. Por ejemplo, podemos hacer uso de servicios VPN, herramientas de seguridad que eviten la entrada de malware, usar navegadores más privados…

Eso sí, lo cierto es que los navegadores más populares hoy en día son Google Chrome o Mozilla Firefox. Ambos cuentan con una función para navegar en modo de incógnito. Esto hace que puedan recopilar menos datos, al menos sobre el papel. Sin embargo, muchos usuarios creen que esta función hace que puedan navegar con total seguridad y privacidad. Vamos a explicarlo.

¿Es realmente privado el modo de incógnito?

Cuando navegamos por Internet, cuando entramos en una página web, queda registrado en el historial. Nuestros datos de alguna manera quedarán registrados. De esta forma si volvemos a acceder a ese sitio el navegador podría recordarlo y facilitar la navegación. Es una manera también de ahorrar tiempos.

Sin embargo, esto es algo que puede afectar a nuestra privacidad. De ahí que los usuarios de Internet busquen la manera en muchas ocasiones de evitar esto. Los navegadores modernos, como son los casos de Chrome y Firefox, cuentan con esta función de modo de incógnito.

Hay que mencionar que el modo de incógnito lo que evita es que nuestro navegador almacene datos como la caché, cookies, historial de navegación etc. Sin embargo, no puede evitar otros tipos de monitorizaciones en Internet. Esto quiere decir que, aunque naveguemos a través de este modo nuestra dirección IP va a estar disponible para terceros igualmente. Además, nuestro proveedor de Internet podría también registrar las páginas que visitamos.

En definitiva, hay que tener en cuenta que lo único que evita el modo de incógnito es que el navegador recopile información de nuestra navegación. Nos guardará las páginas visitadas, nuestras contraseñas, etc. Es, en definitiva, una manera de mejorar la privacidad, pero no es un método correcto de cara a proteger realmente nuestra identidad.

¿Mejora la seguridad navegar en modo de incógnito?

Otra cuestión importante es la seguridad. Muchos usuarios creen que el hecho de navegar en modo de incógnito va a hacer que su seguridad en la red esté a salvo. Sin embargo, esto no es así. El modo privado del navegador no va a hacer que evitemos la entrada de malware o protegernos de páginas peligrosas.

Este es un punto importante y que hay que tener en cuenta. Es necesario saber que el hecho de navegar en modo de incógnito no va a mejorar nuestra seguridad. Únicamente, como mencionamos anteriormente, va a evitar que el navegador recopile datos de la navegación.

Cómo actúa el navegador en modo de incógnito

Extensiones

Cuando navegamos en modo de incógnito hay que tener en cuenta que la funcionalidad no va a ser la misma. Un ejemplo son las extensiones. Es cierto que algunas de ellas funcionan en modo de incógnito si así lo queremos, pero de forma predeterminada esos complementos no estarán disponibles. Hay que tenerlo en cuenta si estamos acostumbrados a hacer uso de determinadas extensiones. Si entramos en Mozilla Firefox, que es hoy en día uno de los navegadores más populares, nos aparecerá un mensaje de alerta al iniciar el modo de incógnito donde nos indica que las extensiones no funcionarán.

Esto es algo que se aplica también a Google Chrome. Simplemente con probar a navegar en el modo privado nos daremos cuenta que desaparecen todos los complementos que tuviéramos instalados.

Pestañas abiertas

Estamos acostumbrados a tener muchas pestañas abiertas en el navegador. En mi caso en ocasiones las cuento por decenas. Es muy interesante que al cerrar el navegador, ya sea Google Chrome o Mozilla Firefox (por nombrar algunos), esas pestañas sigan disponibles. Así cuando iniciemos el navegador podemos continuar el trabajo por donde lo dejamos, tener abiertas páginas que usamos constantemente en nuestro día a día, etc.

¿Qué ocurre con las pestañas abiertas en modo de incógnito? Muy fácil: en cuanto cerremos la ventana todas las pestañas que estuvieran abiertas desaparecerán. Incluso podemos añadir que si cerramos una pestaña por equivocación no podremos restaurarla. Esto hay que tenerlo en cuenta ya que perderemos toda la información con la que estemos trabajando o gestionando.

Navegación privada en Firefox

Marcadores en ventana de incógnito

Otra cuestión es la de los marcadores o páginas en favoritos. Si entramos en modo de incógnito podremos tener los marcadores que hayamos guardado disponibles. Eso no cambia en nada y podremos gestionarlos sin problemas.

De la misma manera si entramos en una página web en modo de incógnito tanto en Mozilla Firefox como en Google Chrome tendremos la posibilidad de guardar ese sitio web en marcadores. Así podremos tenerlo disponible en un futuro.

Recientemente se ha descubierto que Google Chrome, cuando estamos navegando en modo incógnito, sigue recopilando datos e información del usuario para enviarlo directamente a Google. Este comportamiento es un claro ejemplo de por qué el modo incógnito no te protege del todo, y, sobre todo, por qué es recomendable utilizar navegadores web que están orientados a la privacidad y seguridad del usuario, tal y como ocurre con Mozilla Firefox, el cual sus creadores afirman que no recopilan datos de navegación u otra información personal. Actualmente las autoridades han pedido a Google una multa de 5.000 millones de dólares por esta intrusión a nuestra privacidad.

Cómo mejorar la seguridad y privacidad al navegar

Si queremos mejorar realmente la privacidad a la hora de navegar por Internet tenemos varias opciones que podemos combinar. Una de ellas es la de utilizar un servicio VPN. De esta forma podremos cifrar nuestra conexión, algo que es realmente útil cuando nos conectemos a redes públicas. Es muy recomendable hacer uso de navegadores web que sí respetan nuestra privacidad como Firefox, además, también es muy importante contar con servicios VPN de pago que no guarden registros de nuestras conexiones.

Las VPN gratuitas están bastante bien, si haces uso de la de Cloudflare u Opera, ya que son empresas conocidas, sin embargo, nunca será recomendable conectarnos a un servidor VPN de terceros porque podría recopilar toda la información que transmitimos en Internet.

Mejorar la privacidad del navegador

También podemos utilizar navegadores orientados en la privacidad, como es el caso de Tor Browser, el cual está basado en Firefox. Combinado con un servicio VPN puede otorgarnos una gran privacidad en Internet.

Para mejorar la seguridad algo muy importante es contar con herramientas como antivirus y antimalware. Así podremos evitar la entrada de malware que pongan en riesgo el buen funcionamiento de nuestros dispositivos al navegar por la red.