Mejora la recuperación de datos con estas estrategias y protege los datos

Ya sea por ataques o por errores accidentales, a veces terminamos perdiendo los datos que tenemos en nuestros equipos. Si hemos hecho los deberes, la recuperación de los mismos puede ser más sencilla y factible. Además, hay que tener en cuenta que en los últimos 12 meses el ransomware ha ido en aumento por lo que debemos tomarnos en serio la tarea de proteger nuestros datos. Cuando sucede un ataque de este tipo se cifran nuestros archivos e imposibilita que los podamos utilizar. Luego nos piden un rescate que no debemos pagar porque a veces el descifrado no funciona bien del todo, y no tenemos garantía de que no nos lo vuelvan a hacer.

Actualmente las empresas y organismos públicos se enfrentan a una oleada de malware, ransomware y otros tipos de ataques cibernéticos. Por eso se hace importante tener una buena política en la recuperación de datos. Además, en algunas ocasiones puede interesarnos recuperar archivos en Windows que hemos borrado accidentalmente.

Cambiar nuestra mentalidad de ciberseguridad

En un mundo en el que cada vez tenemos más dispositivos conectados a Internet, las empresas pequeñas, medianas o grandes van a tener que aceptar que van a ser el objetivo de los ciberdelincuentes. Aquí la cuestión, es que más tarde o temprano van a ser objeto de ataques para los que tienen que estar preparadas. Tradicionalmente, los equipos de TI han invertido sus esfuerzos de seguridad principalmente en la prevención de fallos de seguridad. El problema está en que se requieren recursos casi ilimitados para corregir todas los posibles fallos de seguridad lo cual es muy complicado. Por lo tanto, lo que hay que hacer es ser más práctico y buscar como objetivo garantizar que nuestra empresa pueda recuperarse rápidamente sin pérdida de datos y volver a la normalidad.

Aquí de lo que se trata es de utilizar herramientas para la recuperación ante desastres y protección continua de datos CDP. Así, los equipos de TI tienen el control y no pueden ser chantajeados por los ciberdelincuentes, además tampoco paraliza la actividad de la empresa por mucho tiempo. En ese aspecto podemos seguir estos consejos para proteger nuestras copias de seguridad.

Repensar estrategias para recuperación y protección

Lo que está claro es que si tenemos una buena política con la recuperación de datos, va a restringir su pérdida y el tiempo que tardemos en recuperarnos va ser simplemente el que tardemos en restaurar nuestras copias de seguridad.

En el hipotético caso de un ataque de ransomware, aquellas empresas que realizan un backup instantáneo o muy espaciado en el tiempo van a tener más problemas a la hora de la recuperación. Esto trae como consecuencia la pérdida de datos de horas días, semanas e incluso meses, en función de cómo tuviéramos establecido ese backup. Además, en algunas ocasiones nuestra copia de seguridad podría estar afectada por ransomware.

Entonces las empresas tienen que afrontar las consecuencias relacionadas con el tiempo de inactividad, reducción de ingresos y los posibles incumplimientos con los clientes. Estos se va a traducir en una pérdida de reputación de nuestra empresa.

Alternativas para una mejor recuperación de datos

Gracias al software de recuperación de datos va a permitir a las empresas mejorar su protección frente a un posible ataque de ransomware, reducir la pérdida de información y recuperar sus datos lo antes posible. Por lo tanto, una de las mejores alternativas que podemos aplicar son las recuperaciones de CDP (protección continua de datos). Así, gracias a su naturaleza altamente granular significa que las organizaciones de TI pueden escoger un punto de control de recuperación inmediatamente antes del ataque de ransomware. Después recuperan la información, comprueban que todo está en orden y vuelven a conectar los servidores para volver a operar con normalidad.

Por último, la amenaza del ransomware ahora mismo está en auge. En ese aspecto conviene que nuestras empresas tengan un buen plan de contingencias para la recuperación de datos.

¡Sé el primero en comentar!