Los peligros de la suplantación de identidad y de red para los usuarios

Los usuarios cada vez se exponen a más peligros cuando acceden a Internet. Los ciberdelincuentes no descansan y siempre andan buscando cómo robar nuestras cuentas para obtener beneficios. En ese aspecto cada vez utilizan unos métodos más sofisticados para engañarnos. Uno de los más peligrosos y dañinos a los que nos podemos enfrentar es la suplantación de identidad. Esta información es muy codiciada por los ciberdelincuentes y vamos a dar algunos consejos para que podamos proteger nuestra identidad. No obstante, no es el único caso de suplantación al que también tenemos que hacer frente, otro es el de redes. En este artículo vamos a hablar de los peligros de la suplantación de identidad y de red, para que los usuarios estén preparados.

Los peligros de la suplantación de identidad

La suplantación de identidad tiene como objetivo hacerse pasar por otra persona o entidad por diferentes motivos como el robo de datos, fraudes, engaños y también para obtener información o un beneficio económico. Nos encontramos con una actividad malintencionada en la que, frecuentemente, se produce ciberacoso, extorsión y estafas de diferente índole.

Cuando somos víctimas de los peligros de la suplantación de identidad se pueden distinguir dos casos bien diferenciados. Uno es cuando roban nuestra cuenta y consiguen acceso, haciéndose con nuestras credenciales mediante diferentes tipos de ataques como, por ejemplo, de Phishing. Además, podemos perder su control si el atacante cambia las contraseñas. Podría utilizarlo para conocer nuestros datos y publicar cosas en nuestro nombre. La otra forma es mediante la utilización de un perfil falso muy parecido al nuestro o de una empresa. En este caso no implica que tenga acceso a nuestra cuenta y datos privados.

Entre los ataques más habituales que se realizan para hacer una suplantación de identidad tenemos el SIM Swapping, que se basa en la duplicación de nuestra tarjeta SIM. Luego tenemos otros basados en ingeniería social en los que se hacen pasar por nuestros contactos o entidades de confianza a través del correo electrónico, SMS o llamadas telefónicas. Su finalidad es engañarnos para que visitemos un sitio web y facilitemos datos confidenciales, descargar un fichero con malware o realizar un pago.

Si queremos evitar los peligros de la suplantación de identidad, debemos desconfiar de los desconocidos, tener una contraseña robusta y activar la autenticación 2FA si está disponible. Aquí tenéis unas recomendaciones para proteger tu identidad en Internet.

La amenaza de la suplantación de red

Estos peligros de la suplantación de red son más frecuentes de lo que parecen, pueden estar en muchos sitios sin que nos demos cuenta. Los podemos encontrar en restaurantes, hoteles, universidades y centros de trabajo. Nos encontramos con un problema serio ya que puede poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad.

Básicamente una suplantación de red podríamos decir que consiste en hacerse pasar por otra red. Respecto al objetivo de la suplantación es robar los datos de las víctimas. Una de sus principales intenciones de estos atacantes es recopilar las credenciales de inicio de sesión de alguna página web, como, por ejemplo, las de nuestras redes sociales.

En algunas ocasiones no disponemos de suficientes datos móviles por lo que no nos queda más remedio que recurrir a una red WiFi pública. Los ciberdelincuentes son conscientes de nuestras necesidades de utilizar este tipo de redes y por ese motivo a veces crean las suyas propias que están bajo su control. Lo hacen creando una con el mismo nombre de un comercio en concreto o el nombre de un lugar conocido para que la víctima que se conecta a ella se confíe. Así, las personas que están conectadas creen que se encuentran en un lugar seguro y en el que no van a tener ningún problema de seguridad.

Los peligros de esta suplantación de red es que el intruso puede estar en esa red mientras lee todo el contenido que estamos enviando y recibiendo. En RedesZone cuando usamos una Wi-Fi pública recomendamos el uso de una VPN para que nuestros datos viajan cifrados en un túnel a salvo de los ciberdelincuentes. Por último, aquí tenéis cómo detectar una suplantación de red.

¡Sé el primero en comentar!