¿Por qué sigue llegando Spam a tu correo?
Javier Jiménez

El correo basura o Spam es uno de los problemas más presentes al usar el correo electrónico. Puede ser inofensivo, pero en ocasiones llega a ser un problema de seguridad importante. Es cierto que existen filtros en el e-mail para que no nos inunde la bandeja de entrada. Pero, ¿Por qué sigue llegando? De ello vamos a hablar en este artículo y también daremos algunos consejos esenciales para evitarlo.

La bandeja de e-mail sigue llena de Spam

Prácticamente todos los proveedores de correo electrónico ofrecen un filtro para evitar la entrada de correo basura. Al menos actúan como una barrera que puede reducir mucho la cantidad de e-mails de este tipo que nos llega diariamente. Pero claro, todos vemos que nuestra bandeja se llena de Spam y el motivo principal es que quien envía ese e-mail también se actualiza.

Un e-mail basura suele contener ciertas palabras claves, frases, links o información en general que hacen que el proveedor que usamos lo bloquee. Normalmente en estos correos nos invitan a hacer clic en algún enlace, poner datos, descargar archivos… Ahí es cuando empieza el problema. Y eso es precisamente lo que analizan los filtros. Pero no siempre actúan igual.

Quienes envían el correo Spam se actualizan para intentar no ser detectados. Conocen cada vez más cómo actúan los filtros y se adaptan. Esta es una de las primeras razones por las que sigue llegando Spam.

Otro motivo es el uso de muchas direcciones de correo electrónico, las cuales cambian constantemente. Cuando un e-mail es detectado como Spam, automáticamente termina en una lista negra. Eso evita que desde esa dirección puedan enviar otro a otra persona. Pero claro, ¿Y si se crean direcciones constantemente? Es más complicado de rastrear.

También, los filtros de correo Spam analizan el encabezado de ese e-mail. Por ejemplo pueden ver la dirección IP o a cuántos va dirigido. Una vez más, quienes envían ese correo basura pueden utilizar diferentes direcciones IP y escapar así del filtro para no ser detectados.

Pero sin duda el motivo principal es la facilidad para enviar un correo. Una persona puede enviar cientos, miles, cada día sin tener que pagar nada. Incluso puede automatizar todo el proceso. Entonces, si alguien envía una enorme cantidad de correos diarios y los filtros paran un alto porcentaje, aun así siguen llegando bastantes.

Consejos para evitar el Spam

Entonces, ¿Qué podemos hacer para evitar el correo basura? El primer paso es proteger nuestra dirección de e-mail. Es importante que no se haga pública, que no aparezca disponible para cualquiera. Esto es precisamente lo que facilita terminar en campañas de correos basura.

También es esencial cuidar dónde nos registramos. Si ponemos la dirección de correo en plataformas y servicios online que no son fiables, puede que terminen en campañas de Spam y ser utilizados incluso para lanzar ataques con el objetivo de robar contraseñas o datos personales. Esto incluye también cualquier suscripción que hagamos.

Hay que tener en cuenta que el Spam y Phishing tiene vinculación en muchos casos. Por ello es fundamental evitar el correo basura para estar protegidos en la red y que nuestros datos y contraseñas no se vean comprometidos en ningún momento.

¡Sé el primero en comentar!