Por esto usar la nube te protege más de lo que crees

Utilizar la nube es algo muy común para alojar contenido en Internet. Hay muchos servicios disponibles en la red, como pueden ser Google Drive o Dropbox. Pero hay una utilidad que muchos usuarios desconocen y es la seguridad. ¿De qué manera te protege la nube? En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar por qué puede ser una herramienta más para utilizar y mantener a salvo nuestros datos en la red.

De qué manera la nube nos protege

Para estar protegidos al navegar por Internet, por ejemplo, conviene usar un buen antivirus, mantener todo bien actualizado y, por supuesto, evitar cometer errores. Pero hay otros servicios y herramientas que también pueden ayudarnos. Uno de ellos es el uso de la nube, algo que muchos usuarios pasan desapercibido. ¿Por qué nos protege? Como vas a ver, de varias formas distintas.

Copias de seguridad

Lo primero es que nos permite crear copias de seguridad. Podemos guardar archivos de todo tipo y tenerlos siempre disponibles. Por ejemplo, puedes crear una carpeta en la nube que sincronice todo el contenido que tienes en el ordenador o en una determinada carpeta que elijas. Esto va a hacer que esos datos y archivos siempre estén disponibles y protegidos en una copia.

En caso de que seas víctima de un ataque de ransomware, tus archivos pueden verse comprometidos. Los piratas informáticos van a cifrar el contenido y no vas a poder abrirlo con normalidad. Ahí entra en juego una copia de seguridad, donde vas a tener esos archivos protegidos sin problemas.

Evitar usar dispositivos físicos

También te ayuda a evitar tener que utilizar dispositivos físicos, como puede ser una memoria USB. Simplemente vas a alojar el contenido en la nube y, de esta forma, podrás tenerlo disponible en cualquier equipo informático que tenga acceso a la red. No tendrás problemas de ningún tipo.

Un ejemplo claro es si tienes que ir a una tienda a imprimir un documento. Lo habitual es que lleves un pendrive con el archivo, lo conectes a ese ordenador y de esta forma puedas imprimirlo. Pero claro, ese PC puede tener virus y van a infectar la memoria USB y, cuando vuelvas a ponerla en tu ordenador, te infectará a ti también.

Al usar la nube, lo que haces simplemente es iniciar sesión en el navegador y ahí vas a tener el archivo disponible. Vas a poder imprimirlo en un ordenador público sin tener que exponer la seguridad de la memoria física.

Analizar archivos

Un caso más de por qué la nube ayuda a mantener la seguridad es poder analizar archivos. Plataformas como Google Drive cuentan con funciones que se encargan de determinar si un documento puede ser una amenaza o no. De esta forma, si por ejemplo descargas un archivo en un ordenador ajeno, donde no hay antivirus disponible, puedes usar estos servicios para ver si es una amenaza o no.

Por tanto, en cierta medida puede actuar para detectar posible software malicioso. No obstante, esto no significa que vaya a ser un sustituto de un antivirus, ni mucho menos, pero sí una opción más que vas a tener disponible para mejorar la seguridad.

En definitiva, como ves el uso de la nube puede ayudarte también a mantener la seguridad. Hay muchos servicios disponibles y pueden servir para evitar ciertos ataques y, en definitiva, como una barrera extra de protección.

¡Sé el primero en comentar!