Por qué los PLC son mejores que los repetidores Wi-Fi

Para poder tener una mejor conexión inalámbrica en ocasiones es imprescindible contar con algunos dispositivos extra. Hay varios tipos, pero no todos ellos van a funcionar igual y van a permitir que realmente mejoremos la conectividad. En este artículo vamos a hablar de por qué los dispositivos PLC son mejores que los repetidores Wi-Fi. Vamos a mostrar cómo funcionan.

Los PLC mejoran a los repetidores

Tanto los PLC como los repetidores Wi-Fi tienen objetivos comunes. Su misión es poder llevar la conexión más lejos y que podamos conectarnos desde otra habitación, por ejemplo. De esta forma, la señal llega mejor, la velocidad es mayor y hay más estabilidad. No obstante, en ambos casos va a haber una pérdida y no será como estar conectados directamente al router a unos centímetros.

Pero esa pérdida de señal es menor en los dispositivos PLC y eso hace que mejoren en este sentido a los repetidores. Un repetidor Wi-Fi se conecta al router de forma inalámbrica y reenvía la señal a otros aparatos. Actúa como puente y logra que las distancias puedan acortarse.

Sin embargo, los dispositivos PLC se conectan a través del cableado eléctrico. Esto hace que haya una menor pérdida de conexión cuando nos conectamos muy lejos del router. Eso sí, es necesario que el cable de red esté en buen estado y además no viene conectarnos a través de una regleta.

Por tanto, los PLC sin duda van a tener una menor pérdida simplemente por el hecho de que están conectados por cable entre sí. Un repetidor Wi-Fi, aunque pueda potenciar la señal, va a perder siempre algo al conectarse al router.

PLC Fritz! 510E

A más distancia, más problemas

Lógicamente la diferencia se acentúa cuando la distancia aumenta. Si por ejemplo necesitamos conectarnos a Internet a 20 metros del router, el repetidor Wi-Fi puede ayudar pero igualmente habrá pérdida de velocidad. Si en vez de 20 metros son 25 o 30, el problema aumenta más.

Es especialmente en estos casos, cuando vamos a conectarnos muy lejos del router, cuando el uso de los dispositivos PLC es más importante. Ahí tendremos una mejor cobertura y además podremos conectar otros aparatos por cable, más allá de únicamente por Wi-Fi.

Esto es interesante si, por ejemplo, queremos conectar una televisión por cable Ethernet y nos interesa mantener al máximo la velocidad para poder reproducir vídeos en 4K sin que haya cortes. Al tener dispositivos PLC cerca de la televisión, vamos a poder conectar por cable el aparato y no tener la pérdida de capacidad que tendríamos si lo conectamos a un repetidor que tenga ya pérdida de señal. Puedes ver una lista con dispositivos PLC que funcionan bien.

En definitiva, los dispositivos PLC son una alternativa muy interesante a los repetidores Wi-Fi para mejorar la señal de Internet. Ahora bien, es importante elegir correctamente el aparato que nos interesa. Por ejemplo, conviene ver si permite conectarnos por cable y por Wi-Fi, así como la velocidad máxima a la que funcionan. Esto podría ser una limitación si no cuentan con las características que queremos para poder conectarnos a la red.

¡Sé el primero en comentar!