Nunca debes poner tu repetidor WiFi en estos sitios de tu casa

Nunca debes poner tu repetidor WiFi en estos sitios de tu casa

Javier Jiménez

Para poder tener una mejor conexión inalámbrica, una opción muy útil es colocar un repetidor Wi-Fi. Son económicos y permiten expandir la cobertura para que llegue a otros lugares. Sin embargo es importante no cometer errores a la hora de ubicarlos. En este artículo vamos a hablar de dónde no es bueno poner un repetidor Wi-Fi. Vamos a explicarte por qué puede provocar errores en la conexión inalámbrica y qué tener en cuenta.

Qué lugares evitar para un repetidor Wi-Fi

Ubicar correctamente este tipo de dispositivos es esencial para que la cobertura realmente llegue a donde nos interesa. De lo contrario seguiríamos teniendo problemas para conectarnos al Wi-Fi e incluso podría llegar a ir peor que conectarnos directamente al router. Por ello, evita cometer estos errores que mencionamos.

Junto a otros electrodomésticos

Un error importante es colocar el repetidor Wi-Fi cerca de otros electrodomésticos. Por ejemplo un microondas, que funciona en una frecuencia cercana a los 2,4 GHz, puede afectar a la señal. Pero también otros aparatos como una televisión, por ejemplo. Incluso dispositivos que utilicen Bluetooth pueden afectar.

Por tanto, nuestro consejo es que coloques el repetidor Wi-Fi lo más alejado posible de electrodomésticos de este tipo. Evita ponerlo cerca de otros aparatos que puedan estar afectando a la señal.

En una zona con muy poca cobertura

Otro error habitual es ponerlo en una zona que esté demasiado lejos del router y no llegue bien la cobertura. Si el repetidor inalámbrico recibe una señal muy pobre, no va a poder ofrecer una buena conexión y no vamos a poder conectarnos correctamente y navegar por Internet sin cortes.

Es importante que el repetidor Wi-Fi reciba buena señal. No quiere esto decir que vaya a ofrecer una conexión como si estuviéramos al lado del router, pero al menos que pueda repartir por esa zona con una velocidad aceptable.

Repetidor Wi-Fi Gobran

Cerca de obstáculos grandes

También puedes tener problemas si colocas el repetidor inalámbrico cerca de obstáculos que puedan impedir que la señal fluya correctamente. Por ejemplo un muro grande, un mueble metálico que bloquee la señal, etc. Cualquier obstáculo que pueda haber va a afectar a la cobertura inalámbrica.

Evita también ponerlo por ejemplo en una esquina, donde va a tener al lado paredes. Es mejor que esté en un lugar centrado, desde donde pueda repartir mejor la señal y que llegue a otras zonas de la vivienda sin problemas.

Lejos de donde lo necesitas

Este fallo es de sentido común, pero conviene mencionarlo porque a veces ocurre. Lo ideal es que coloques el repetidor en una zona donde realmente lo vas a utilizar. No lo pongas en una ubicación donde no vayas a conectarte, ya que estarías desaprovechando los recursos de este dispositivo y tendrías limitaciones.

Utiliza siempre el sentido común a la hora de elegir dónde ubicar bien el repetidor Wi-Fi. La idea es que puedas conectar a él ordenadores, móviles y otros dispositivos sin problemas y lograr una buena conexión.

En definitiva, como ves hay determinados errores que puedes cometer al colocar un repetidor Wi-Fi en casa. Es importante que evites fallos como los que hemos explicado, ya que podrías ver que la cobertura disminuye y tendrías problemas para navegar.

¡Sé el primero en comentar!