5 trucos para que tu WiFi funcione mejor

5 trucos para que tu WiFi funcione mejor

Javier Jiménez

Todos queremos que nuestro Wi-Fi funcione rápido, que no haya cortes y que la cobertura sea buena. Cada vez tenemos más aparatos conectados y esto que mencionamos se hace más importante. Pero claro, no siempre ocurre. En muchas ocasiones aparecen problemas y debemos tomar medidas. En este artículo vamos a dar 5 consejos o trucos para que el Wi-Fi vaya mejor.

Recomendaciones para mejorar el Wi-Fi

Hay determinados factores que pueden afectar en gran medida a la calidad de la red inalámbrica y provocar cortes. Sin embargo, simplemente con realizar algunos cambios vamos a lograr un rendimiento mucho mejor, tener Internet por Wi-Fi en otras habitaciones y con mayor velocidad.

Colocar mejor el router

El primer truco para mejorar el Wi-Fi consiste en poner el router en otro lugar. Si lo tienes en una ubicación aislada, desde donde no pueda repartir bien la señal, lo ideal es que lo cambies. Verás que la cobertura que llega a tus dispositivos mejora considerablemente y también la velocidad.

Lo ideal es que lo pongas en una ubicación central. Una zona de la casa desde donde pueda repartir bien la señal al resto. O, al menos, debería estar en un sitio donde te vayas a conectar. Es decir, no tiene sentido que el router esté en una esquina de la vivienda si casi siempre te vas a conectar desde la zona opuesta.

Usar algún amplificador

Existen muchos dispositivos que puedes usar para mejorar la cobertura del Wi-Fi. Hay repetidores, sistemas Wi-Fi Mesh o PLC. Todos ellos van a permitir que tengas una mejor velocidad de Internet y puedas conectarte desde otros lugares de la vivienda donde la señal llegue más limitada.

Sin duda esto es una opción muy interesante para mejorar la red. No obstante, según las necesidades será mejor que utilices un repetidor, un sistema Mesh o PLC, ya que cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas y, por tanto, se adaptan a según qué circunstancias.

Conectarse a la banda correcta

Los routers modernos, así como los dispositivos actuales, permiten usar la banda de los 2,4 GHz y de los 5 GHz. Cada una de ellas es mejor en determinadas situaciones. Por ello, elegir una u otra puede ser también fundamental para lograr la máxima velocidad de Internet y tener una buena calidad.

En líneas generales podemos decir que la banda de los 2,4 GHz es la que permite que nos conectemos desde más lejos y es menos sensible a los obstáculos, aunque es la que ofrece una menor velocidad. En cambio, la de los 5 GHz es la que va a ofrecer la máxima velocidad, aunque es más sensible a la distancia.

Diferencias entre 2.4 y 5 GHz

Tener todo actualizado

Por supuesto, otro truco para mejorar el Wi-Fi es tener todo actualizado siempre. Aquí debemos incluir el firmware del router, las tarjetas de red que tengamos y el propio sistema operativo. Todo ello va a ser imprescindible para lograr un funcionamiento óptimo y tener una buena velocidad.

Actualizar la tarjeta de red en Windows va a permitir que funcione mejor y evitar posibles compatibilidades. Lo mismo ocurre cuando actualizas el sistema o cualquier programa instalado. Pero algo que muchos usuarios pasan por alto es la importancia de actualizar el firmware del router y es igualmente recomendado.

Evitar ponerlo junto a otros aparatos

¿Tienes el router al lado de otros aparatos? Eso podría interferir en la señal. Podrías tener problemas con la cobertura e incluso que aparezcan los molestos cortes. Especialmente ocurre si está cerca de otros aparatos como puede ser un microondas, dispositivos Bluetooth, etc. Todos ellos van a afectar a la señal.

Lo ideal es conectar el router lo más aislado posible. Debes siempre colocarlo en una ubicación elevada para que reparta mejor la señal, y lejos de cualquier electrodoméstico, cables y cualquier aparato eléctrico que pueda dañar el funcionamiento.

¡Sé el primero en comentar!