Por qué muchas redes Wi-Fi pueden ser vulnerables

Por qué muchas redes Wi-Fi pueden ser vulnerables

Javier Jiménez

Estamos rodeados de una gran cantidad de redes Wi-Fi casi constantemente. Ahora bien, ¿son todas seguras? Lo cierto es que hay algunos factores que pueden hacer que sean vulnerables y puedan ser explotadas por un tercero. Esto, más allá de permitir la entrada de intrusos, puede suponer un problema para la seguridad y privacidad de los usuarios que se conectan a ellas. Vamos a explicar por qué puede ocurrir esto y de esta forma evitarlo.

Muchas redes inalámbricas son explotables

Un informe realizado recientemente por Ido Hoorvitch mostró que aproximadamente el 70% de las redes Wi-Fi de Tel Aviv, en Israel, son vulnerables. Esto incluye tanto redes domésticas como también de pequeñas oficinas y negocios. Esto, aunque pueda variar el porcentaje, lo podemos extrapolar perfectamente a España, a entornos que nos rodean.

Pero, ¿por qué pueden ser inseguras las redes inalámbricas? Aquí entran en juego diferentes factores, como veremos. Uno de ellos es el uso de contraseñas. Es básico tener una clave para evitar intrusos en el Wi-Fi. A fin de cuentas es la principal barrera de seguridad. Pero claro, no siempre es segura.

Contar con una clave débil, como por ejemplo la misma que viene de fábrica o poner alguna que contenga palabras o dígitos sencillos de recordar, es lo que puede hacer que un atacante pueda llegar a explotar esa red y acceder a ella con las herramientas y los conocimientos necesarios.

Otro problema muy importante es que hay muchos routers desactualizados. Cualquier dispositivo puede sufrir vulnerabilidades, pero esos fallos suelen ser corregidos por los propios fabricantes a través de parches y actualizaciones. Pero claro, si no instalamos esas nuevas versiones no podremos corregirlos. Ahí está el problema, ya que estamos rodeados de routers que pueden llevar incluso años sin actualizar.

Por otra parte, un punto también esencial es el tipo de cifrado que estemos utilizando. Hoy en día los más fuertes y fiables son WPA-2 y WPA-3. Sin embargo muchos usuarios, especialmente aquellos que tienen routers más antiguos, siguen utilizando algunos cifrados obsoletos e inseguros, como podría ser el WEP. Es muy importante evitar esto, ya que podría habilitar la entrada de intrusos.

Seguridad de los repetidores Wi-Fi

Proteger el router es vital para la seguridad en la red

Es cierto que debemos proteger cualquier dispositivo. Por ejemplo contar con un buen antivirus en el ordenador o móvil, además de otros programas como pueden ser un cortafuegos o extensiones para el navegador que ayuden a mejorar la seguridad. Pero si hay algo esencial es mantener el router seguro.

Por ello debemos evitar estos errores que hemos mostrado. Debemos contar siempre con una contraseña de acceso al propio dispositivo, además de a la red Wi-Fi, que sea totalmente segura. También tenerlo actualizado con la última versión del firmware o usar un cifrado actual que realmente nos proteja.

En otro artículo hablamos ampliamente de qué hacer para evitar ataques en el router. Como hemos indicado, es una pieza imprescindible para que las conexiones funcionen correctamente y cualquier fallo que cometamos, cualquier error en la configuración o fleco que dejemos y haga que esté desprotegido, puede afectarnos.

¡Sé el primero en comentar!