5 peligros por usar el Wi-Fi fuera de casa

5 peligros por usar el Wi-Fi fuera de casa

Javier Jiménez

Tenemos muchas opciones para conectarnos a Internet hoy en día. Hay redes disponibles prácticamente en cualquier lugar. Ahora bien, esto no es siempre seguro y podemos tener problemas importantes. Por ello en este artículo queremos mostrar los 5 principales riesgos de seguridad que hay al conectarnos a una red Wi-Fi pública.

Riesgos de usar un Wi-Fi público

Pensemos, por ejemplo, en una red Wi-Fi que encontramos en un aeropuerto, un centro comercial o cualquier biblioteca pública. Tenemos la opción de conectarnos gratis, pero realmente no sabemos quién puede estar detrás de esa red. Incluso puede haber sido creada simplemente con el objetivo de robar nuestros datos y estafarnos.

Pueden leer tus mensajes no cifrados

El primer riesgo que puedes correr si te conectas a un Wi-Fi público es que lean los mensajes que envías y recibas, siempre que no sean a través de aplicaciones cifradas. Es cierto que hoy en día las principales como WhatsApp sí que tienen cifrado de extremo a extremo y este problema se reduce, pero no todo lo que enviamos y recibimos en Internet va así.

¿Qué ocurre? Alguien puede interceptar esos mensajes que se envían desprotegidos. Es lo que se conoce como ataque Main-in-the-Middle. Básicamente pueden leer cualquier cosa que envíes o recibas y esto incluye también las propias contraseñas.

Entrar en sitios desprotegidos es más peligroso

Algo similar ocurre con las páginas que no estén cifradas correctamente. Si vas a realizar un pago, iniciar sesión o simplemente poner cualquier dato en un sitio web que no cuente con cifrado y lo haces desde una red Wi-Fi pública, alguien podría leer todo eso y afectar a tu seguridad.

Un sitio web sin cifrar son aquellos que ves en la barra de direcciones que empiezan por HTTP y no por HTTPS. El propio navegador incluso alerta de este riesgo y nos dice que estamos entrando en una página que puede ser peligrosa. Lo es más especialmente si entramos desde un Wi-Fi público. No obstante, no todas las páginas HTTPS son seguras en redes Wi-Fi.

Infectar el dispositivo

También puedes ser víctima de virus y malware en general. Esto puede pasar si usas una red pública en la que algún dispositivo conectado ha sido infectado previamente. Por ejemplo un ordenador que use una versión antigua de Windows, obsoleta y con vulnerabilidades. Eso puede dar lugar a que un virus “salte” de un dispositivo a otro conectado en esa red.

Es por ello que resulta imprescindible tener siempre los dispositivos protegidos, con un buen antivirus y todo bien actualizado. Así evitarás que cualquier malware de este tipo pueda infectar equipos.

Ataques de malware de firmware

Redirecciones fraudulentas

Un intruso en un router Wi-Fi puede modificar los DNS y hacer que, al entrar en cualquier sitio web, seamos redirigidos a otra página. De esta forma podría crear un sitio falso que simule ser para iniciar sesión en Facebook, en la cuenta bancaria o cualquier cosa, y robar las contraseñas sin que nos demos cuenta.

Este es sin duda uno de los peligros más importantes de conectarnos a una red Wi-Fi fuera de casa sin estar protegidos. Nuestras claves de acceso podrían ser robadas o simplemente ser redirigidos a cualquier página controlada por los atacantes.

Recopilar datos personales

Pero también pueden recopilar datos personales que puedan usar posteriormente en ataques dirigidos o venderlos a terceros. En muchas ocasiones, al conectarnos a una red pública nos aparece un formulario donde tenemos que poner el correo electrónico, número de teléfono, nombre…

Estos datos pueden ser usados para campañas de Spam o incluirnos en listas para llevar a cabo ataques cibernéticos. Es uno de los riesgos de registrarnos en redes públicas.

¡Sé el primero en comentar!