El servicio inalámbrico no se está ejecutando; soluciónalo

El servicio inalámbrico no se está ejecutando; soluciónalo

Javier Jiménez

Las redes inalámbricas se han convertido en una opción muy utilizada por parte de los usuarios. Hace unos años lo normal era navegar a través de equipos conectados por cable. Sin embargo el auge de los dispositivos móviles y la mayor capacidad de las redes Wi-Fi han hecho que lo más frecuente en la actualidad es navegar sin cables. Pero claro, esto también puede traer problemas. Hoy explicamos qué hacer si nos aparece el fallo de que el servicio inalámbrico de Windows no se está ejecutando.

Por qué no se ejecuta el servicio inalámbrico de Windows

Los problemas con las redes inalámbricas pueden surgir en cualquier sistema operativo. Sin embargo el más utilizado hoy en día en equipos de escritorio es Windows 10. Por ello vamos a centrarnos en este fallo que puede afectar a los usuarios y a la manera en la que navegan por la red. Podrían tener problemas para conectarse a las redes.

Al intentar conectarnos a una red Wi-Fi pueden surgir problemas. A veces el fallo está en el propio router inalámbrico. Tal vez la red no está bien configurada o la señal no es la mejor. Pero en otras muchas ocasiones el problema reside en el propio sistema. Puede que haya un conflicto de software, alguna actualización incompleta o algún programa que está mal configurado. Ahora bien, dentro de estos errores uno que podemos encontrarnos en Windows es el que nos indica que el servicio inalámbrico no se está ejecutando.

Pero, ¿por qué ocurre esto? Las razones pueden ser diversas, como vamos a ver. Esto hace también que no haya una única solución, sino que debamos llevar a cabo diferentes pasos hasta que el problema se resuelva y podamos conectarnos nuevamente con normalidad.

Problema con la tarjeta de red

Una de las razones es que aparezca algún fallo con la tarjeta de red inalámbrica. Puede ser un problema de hardware, pero una de las principales es un fallo con los drivers de la tarjeta de red. Puede que estén desactualizados o que haya habido algún problema al instalarlos y ahora no los reconoce Windows.

El firmware de la tarjeta de red es muy importante para su funcionamiento. Debe estar siempre bien instalado y cualquier error que aparezca puede hacer que sea imposible usar la tarjeta.

Configuración de Windows o fallo de actualización

También podría haber algún fallo con la configuración de Windows. Si hemos tocado algo en el sistema operativo puede dar fallos de este tipo. Por ejemplo algún cambio que hayamos hecho con la configuración de redes, etc.

Además, puede aparecer si una actualización del sistema se ha quedado colgada. Esto último suele dar errores de este tipo y van a impedir que usemos algunos programas o características. Esto ocurre si nos quedamos sin conexión durante la actualización o si no terminan de descargarse todos los archivos. En todo caso, lo más recomendable es establecer las actualizaciones en automático. De este modo siempre tendremos la seguridad y las nuevas funciones que Windows nos facilita a través de estas. Y en caso de que falle, se empezarán a producir reportes por parte de los usuarios hacia Microsoft. Desde ese momento, no suelen tardar mucho en lanzar una solución. En todo caso, esto es en función de la gravedad de la situación.

Qué hacer para solucionar este problema

Por suerte tenemos diferentes opciones para intentar arreglar este problema. Simplemente hay que seguir una serie de pasos sencillos que vamos a explicar. No vamos a tener que instalar nada, ya que lo normal es que se trate de un fallo de actualización o de los drivers de la tarjeta.

Actualizar los drivers

Algo que recomendamos siempre es mantener actualizados los drivers. Es muy importante tener siempre las últimas versiones de todo tipo de software que utilicemos. Por un lado vamos a obtener mejoras en cuanto a rendimiento, ya que con cada actualización suelen introducir cambios positivos. Pero también por otra parte vamos a mejorar nuestra seguridad.

En ocasiones tener los drivers desactualizados puede generar conflictos que se traduzcan en errores a la hora de navegar por la red. Por ello también puede ser importante tener los drivers siempre actualizados a la última versión.

Para ello en este caso tenemos que ir a Inicio, escribimos Administrador de dispositivos y lo ejecutamos. Dentro veremos la opción de Adaptadores de red y buscamos nuestra tarjeta inalámbrica. Tenemos que pulsar con el botón derecho del ratón y le damos a Actualizar controlador.

Actualizar los drivers del Wi-Fi

Debemos tener en cuenta, que en algunas ocasiones los drivers pueden perder la compatibilidad con el sistema operativo. Lo cual genera problemas. Las compañías pueden dejar de dar soporte a alguna herramienta, o que esta se queda obsoleta. En este caso es más que probable que en alguna actualización del sistema operativo, se quede sin compatibilidad. En estos casos, no podremos realizar una actualización, pero el fabricante sí que puede llegar a proporcionarnos alguna solución. Como puede ser un driver nuevo que si sea soportado por el sistema operativo. De lo contrario, el dispositivo que utiliza ese driver no se podrá utilizar. Sería necesario sustituirlo.

Deshabilitar la tarjeta de red

Similar a lo anterior, en este caso vamos a deshabilitar la tarjeta de red. Volvemos a ir a Inicio, entramos en Administrador de dispositivos, vamos a Adaptadores de red, seleccionamos la tarjeta correspondiente, hacemos clic con el botón derecho del ratón y esta vez le damos a Deshabilitar dispositivo. Posteriormente, una vez lo hayamos deshabilitado, volvemos a habilitarlo para que realice cambios y vuelva a activar la tarjeta de red y ver si así se solucionan estos problemas.

Cuando la tarjeta de red esté de nuevo habilitada tenemos que reiniciar el equipo. De esta forma los cambios tendrán efecto y podremos solucionar errores que puedan surgir en cualquier momento.

Comprobar el servicio de configuración automática de WLAN

Otro paso que debemos dar es el de comprobar el servicio de configuración automática de WLAN. En Windows hay muchos servicios que funcionan para que todo esté en orden. Sin embargo en ocasiones puede que algún servicio clave no esté configurado correctamente.

En este caso pulsamos la combinación de teclas Win+R y ejecutamos services.msc. Una vez estemos allí hay que buscar el servicio Configuración automática de WLAN. Tenemos que asegurarnos que el estado está en ejecución. Si no lo está tendremos que dar clic con el botón derecho, entrar en Propiedades y dentro del Tipo de inicio marcamos Automático.

Servicio WLAN en ejecución

Ejecutar el comando SFC

También podemos tener en cuenta esta función. El comando SFC escanea todos los archivos protegidos del sistema y reemplaza aquellos que puedan estar corruptos con una copia en caché de ese mismo archivo. Esto puede ayudar a resolver problemas.

Para ello simplemente tenemos que entrar en Inicio, escribimos cmd y lo ejecutamos como administrador. Posteriormente hay que ejecutar el comando sfc/scannow. Esperamos que finalice y reiniciamos el equipo. Después podemos probar si el error con el servicio inalámbrico de Windows persiste.

Resetear Winsock

Esta herramienta es un programa de apoyo a las especificaciones técnicas de Windows, relacionadas con la red informática. Especialmente el TCP/IP. Que es el encargado de las solicitudes de entrada y salida que se realizan con respecto a internet en el sistema operativo de Microsoft .Sin irnos muy lejos, también podemos ejecutar otro comando para resolver este problema. En esta ocasión vamos a resetear Winsock. Tenemos que ejecutar el comando netsh winsock reset.

Igual que hicimos anteriormente, cuando este proceso finalice tendremos que reiniciar el equipo y comprobar si los cambios han sido positivos. De este modo, los servicios de traducción de red básicos, así como las solicitudes de envío o recepción se resetean. Por lo cual si es problema se encuentra en este apartado, debería quedar solucionado con este paso.

Desinstalar la última actualización de Windows

Tener las últimas versiones en nuestros sistemas operativos y dispositivos es algo fundamental. Es muy importante para corregir errores y además tener siempre las últimas mejoras disponibles. Sin embargo podemos toparnos con ciertos problemas que pongan en riesgo la seguridad y el buen funcionamiento. A veces al instalar alguna nueva versión puede generar conflictos.

Si nos encontramos con un problema de este tipo, como lo que mencionamos de que el servicio inalámbrico no esté disponible en Windows, tal vez se deba a una actualización reciente que hemos realizado en el sistema operativo. Para solucionarlo podríamos ir a un punto de restauración anterior y poder desinstalar la última actualización. De esta forma podremos evitar esos problemas y una vez veamos que lo hemos solucionado podremos volver a actualizarlo de nuevo, con la esperanza de que esta vez no haya fallos.

Es recomendable disponer de una copia de seguridad de nuestro sistemas. Incluso con la herramienta de recuperación de Windows, que falla poco, se pueden producir problemas. Y en caso de que sea necesario un reseteo completo, no perderemos toda la configuración que tenemos aplicada. Pero si esta es la culpable del problema, este se trasladará.

Realizar una restauración del sistema a un punto anterior 

En muchas ocasiones nos encontramos con que la instalación de la última actualización de Windows rompió el mecanismo inalámbrico en muchos sistemas y los coloca en conflicto con la arquitectura existente en el propio equipo y no hemos podido resolver el problema utilizando las herramientas integradas proporcionadas más habituales como la desinstalación de dicha actualización por lo que recurrimos al método de restaurar el sistema a un punto anterior en el que estamos seguros que nuestro servicio inalámbrico funcionaba correctamente.

La restauración del sistema lo que hace es revertir el estado de nuestro Windows a la última vez que funcionó correctamente. El mecanismo de restauración crea automáticamente copias de seguridad o puntos de restauración de forma periódica o puntual cada vez que instala una nueva actualización, no solo de nuestro sistema operativo si del resto de aplicaciones.

Para realizar una restauración de sistema a un punto anterior solo debemos seguir los siguientes pasos:

Presiona Windows + S para iniciar la barra de búsqueda del menú de inicio. Escribe » restaurar » en el cuadro de diálogo y seleccione el primer programa que aparece en el resultado. En la configuración de restauración, presione Restaurar sistema presente al comienzo de la ventana en la pestaña de Protección del sistema.

Restaurar sistema

Ahora se abrirá un asistente que nos guiará a través de todos los pasos para restaurar nuestro sistema. Podemos seleccionar el punto de restauración recomendado o elegir un punto de restauración diferente lo importante es que estemos seguros de que nuestro equipo en la fecha que elijamos estaba funcionando correctamente. Presionamos Siguiente y continuamos con todas las instrucciones adicionales.

Luego seleccionamos un punto de restauración donde se instaló Windows Update o anterior a este en nuestro equipo. Si tenemos más de un punto de restauración disponible, por norma general elegiremos el último punto de restauración y verificaremos la funcionalidad allí. Si no funciona, podemos pasar al siguiente.

Y por último un mensaje pidiéndonos que confirmemos nuestras acciones. Presionamos OK y esperamos a que nuestro sistema sea restaurado. Después del proceso de restauración, verificaremos si el problema está definitivamente resuelto.

En definitiva, si nos encontramos con el problema de que el servicio inalámbrico de Windows no se está ejecutando podemos llevar a cabo estos pasos. Normalmente suele aparecer si tenemos los drivers de la tarjeta de red desactualizados, algún fallo con la configuración del sistema o que incluso se haya quedado alguna actualización colgando.

¡Sé el primero en comentar!