Por qué deberías comprar un repetidor WiFi con soporte para Mesh

Actualmente en nuestros hogares nos conectamos con nuestros dispositivos por cable de red o Wi-Fi. El cable de red es el que suele aprovechar mejor todo el ancho de banda y lo suelen utilizar equipos generalmente conectados directamente al router. Algunos ejemplos típicos suelen ser ordenadores y Smart TV. No obstante, por comodidad y movilidad solemos preferir las conexiones inalámbricas. El problema que tenemos en ese aspecto es que en bastantes ocasiones el router no puede proporcionar suficiente cobertura en todos los lugares de la casa. Entonces para mejorar esta situación optamos por un sistema Mesh o un repetidor Wi-Fi. En este artículo vamos a explicar por qué deberías comprar un repetidor WiFi con soporte para Mesh.

El repetidor Wi-Fi, la opción económica

Un repetidor Wi-Fi podemos definirlo como un dispositivo que a partir de una señal inalámbrica existente procedente de un router o punto de acceso Wi-Fi la retransmite para crear una segunda red. Estos dispositivos deben conectarse de forma directa entre sí mediante la utilización del protocolo IEEE 802.11 y así podrán salvar el problema de la distancia además de mejorar la cobertura.

D-Link DAP-1620

Los tenemos tipo enchufe más pequeños, o en formato más grande al estilo de los routers. También pueden incluir o no antenas exteriores. Por otro lado, hay que comentar que cuentan con menos opciones que los que tienen soporte para Mesh. No obstante, podemos decir que su principal ventaja es que a cambio son más económicos.

El repetidor con soporte para Mesh

Un repetidor Wi-Fi con soporte para Mesh trabaja de la misma forma que un repetidor WiFi normal, pero dispone de los estándares 802.11k/v con el objetivo de proporcionar a los clientes WiFi un roaming WiFi entre los diferentes nodos. Con un repetidor WiFi normal, cuando estamos lejos del repetidor y cerca del router la conexión con el repetidor no cambia, lo que nos obliga a encender y apagar el WiFi en el dispositivo móvil. Sin embargo, al utilizar un repetidor WiFi, es capaz de «expulsar» al cliente inalámbrico con el objetivo de que se conecte directamente al router sin necesidad de perder toda la cobertura o tener que apagar y encender la red inalámbrica WiFi. Este tipo de repetidores WiFi pueden ser de cualquier marca, realmente lo que hacen es una «asistencia» al roaming WiFi, pero no proporciona la misma experiencia de usuario que los sistemas WiFi Mesh tradicionales o que los repetidores Mesh que se integran dentro de la red de un router.

Existen otro tipo de repetidores WiFi que disponen de soporte Mesh y que se integran de forma nativa junto con el router/estación base y el resto de satélites o puntos de acceso. En este caso, los equipos se comunican entre ellos para establecer para sus usuarios una única red Wi-Fi con el mismo nombre de red o SSID y contraseña. Si hacemos una comparación con un simple repetidor la diferencia está en que no se comunican todos ellos entre sí, sino que lo hacen generalmente solo con el router. Una red con soporte para Mesh es capaz de redirigir el tráfico por la red de la manera más eficiente posible para disponer siempre de la mejor señal posible en nuestra red. En ese aspecto las redes Wi-Fi Mesh calculan a qué nodo/satélite es mejor que nos conectemos en cada momento según los dispositivos conectados, la distancia a cada uno de los satélites y la potencia de la señal. Este proceso se realiza de forma automática sin que el usuario tenga que preocuparse de a qué nodo está conectado.

Otro aspecto interesante es su gestión inteligente del tráfico y situación de la red. Así en el hipotético caso de que perdiéramos la señal porque se ha caído un nodo o satélite, el sistema automáticamente derivaría el tráfico hasta nuestro dispositivo utilizando otros nodos de la red. En ese aspecto hay que señalar que los nodos se pueden conectar a cualquier otro nodo de la red mallada. Quizás te interese conocer los mejores sistemas Wi-Fi Mesh con Wi-Fi 5 que puedes comprar.

Cosas a tener en cuenta al comprar

Una cosa en la que hay que fijarse si vamos a comprar un repetidor WiFi con soporte para Mesh es si tenemos que conectar algún equipo por cable de red. Esto puede ser interesante para situar un satélite o nodo en un lugar de nuestro hogar para luego conectar por cable Ethernet una videoconsola, Smart TV o reproductor Android TV. Por otra parte, ya hemos comentado que tienen más funciones y son más completos pero también van a tener la desventaja que suelen ser bastante más caros que el típico repetidor Wi-Fi. A veces el icono del Wi-Fi falla y conviene revisar qué ocurre.

Otra cosa a tener en cuenta es que nuestra recomendación es que compréis repetidores WiFi con Mesh que se integren de forma nativa dentro de la red mallada del fabricante, aunque en estos casos, si un día queremos ampliar los nodos deberán ser compatibles entre sí. Generalmente se requiere que sean de la misma marca y en ocasiones que sean del mismo modelo concreto.

Por último, si queremos lo mejor en soporte para Mesh podemos optar por estos sistemas WiFi Mesh con WiFi 6 con lo que podremos obtener la mejor cobertura y velocidad.

¡Sé el primero en comentar!