Pasos básicos si tu Wi-Fi se desconecta

Pasos básicos si tu Wi-Fi se desconecta

Javier Jiménez

¿Tienes problemas con el Wi-Fi? Sin duda es algo bastante común. Puede que se desconecte constantemente o que la señal sea tan débil que no podamos navegar con normalidad. En este artículo te explicamos algunos pasos básicos si ves que se desconecta o que no funciona como debería. Una serie de recomendaciones útiles para poder conectar todo tipo de dispositivos sin cable a Internet y que no aparezcan esos errores.

Qué hacer si el Wi-Fi se desconecta

Las causas pueden ser varias. Lo normal es que se trate de un problema de cobertura, lo cual siempre podemos intentar mejorar. También podría ocurrir que el equipo que estemos usando, por ejemplo un ordenador, no esté bien configurado o tenga algún fallo a nivel de software.

Intenta mejorar la cobertura

Lo más importante es comprobar que la cobertura sea buena. Si el Wi-Fi se desconecta es muy probable que sea porque la señal llega muy débil. Puede que estemos conectados a un repetidor y la señal con este dispositivo sea correcta, pero de este punto de acceso al router haya una gran distancia y surjan problemas.

Nuestro consejo es verificar este punto y, en caso de necesidad, utilizar algún dispositivo para mejorar el Wi-Fi. Por ejemplo podemos configurar un repetidor, un sistema Mesh o dispositivos PLC que permitan conectarnos desde una mayor distancia.

Reinicia el router y dispositivos

A veces los problemas de cortes en el Wi-Fi se solucionan de una manera tan simple como reiniciando el router o el equipo que estemos usando, como podría ser un ordenador, un móvil, etc. Es posible que haya algún conflicto, que algo se haya quedado pillado y simplemente con apagarlo podremos solucionarlo.

En el caso del router hay que reiniciarlo correctamente. Debemos mantenerlo apagado al menos durante medio minuto y posteriormente encenderlo. Solo así se reiniciará correctamente y surtirá efecto.

Mantén actualizados los controladores y el sistema

Por supuesto para que el Wi-Fi vaya bien es necesario tener actualizados los drivers tanto del router como de cualquier adaptador de red, además del propio sistema. Esto evitará problemas también relacionados con la seguridad, más allá de optimizar el rendimiento.

Debemos actualizar el firmware del router y, a nivel de sistema, verificar que el adaptador Wi-Fi o Ethernet tiene también la última versión del controlador.

¿Hay algo que esté absorbiendo la conexión?

Otra causa que puede provocar que el Wi-Fi se corte es que haya algo que pueda estar consumiendo demasiados recursos. Con esto nos referimos a programas en nuestro equipo, como podrían ser por ejemplo aplicaciones para descargar archivos Torrent, pero también que haya otros dispositivos conectados a la red y que estén acaparando la conexión.

Si tenemos una conexión limitada o si la señal no es muy fuerte, esto que mencionamos puede ser lo que desencadene los temidos cortes en la red inalámbrica. Es algo que debemos controlar y evitar así que ocurra.

Cuidado con la banda del Wi-Fi a la que te conectas

Un último paso que puedes hacer si ves que el Wi-Fi se desconecta es comprobar qué banda del Wi-Fi estás usando. Normalmente vamos a tener la opción de conectarnos a la banda de los 5 GHz o a la de los 2,4 GHz. ¿Cuál es mejor? Lo cierto es que cada una de ellas puede ser más interesante en según qué circunstancias.

La primera, la de los 5 GHz, es la que va a ofrecer mayor velocidad. En cambio es la que más problemas tiene para conectarnos lejos del router. La otra opción es más estable, aunque más lenta. Por tanto, debemos elegir bien cuál vamos a usar y evitar tener problemas.

¡Sé el primero en comentar!