Qué debo elegir: tarjeta de red integrada en placa, PCIe o por USB

Qué debo elegir: tarjeta de red integrada en placa, PCIe o por USB

José Antonio Lorenzo

A la hora de conectarnos por cable de red a nuestro router, podemos utilizar diferentes tipos de tarjetas de red Ethernet. Generalmente, la mayoría de nosotros utilizamos las que vienen integradas en las placas bases de nuestros portátiles o PCs. Sin embargo, por si no lo sabéis, existen otras alternativas. Una de ellas serían las tarjetas PCI-e internas que podemos instalar en un slot de este tipo en la placa base de nuestro PC. La otra alternativa son los adaptadores de red USB que, a través de este puerto USB, nos permiten conectar un cable de red Ethernet. Hoy en RedesZone os vamos a hablar de los tres tipos de tarjetas de red Ethernet que podemos encontrarnos hoy en día, y en qué situaciones nos conviene optar por uno u otro.

Ahora vamos a empezar hablado sobre qué es una tarjeta de red y cómo han ido evolucionando hasta a la situación actual.

Qué es una tarjeta de red Ethernet

La tarjeta de red Ethernet podemos decir que es un componente de hardware que conecta un ordenador a una red informática, y que nos permite compartir recursos. Así, dentro de nuestra red local o LAN podremos compartir archivos, discos duros, impresoras y también tener acceso a Internet. Otras denominaciones que recibe son placa de red, adaptador de red, adaptador LAN e incluso interfaz de red física.

Vemos la parte lateral de la tarjeta de red D-Link DXE-820T

Una cosa muy importante a tener en cuenta, es que cada tarjeta de red tiene un número de identificación único que asignan los fabricantes de hardware llamada dirección MAC que también se conoce como dirección física. La MAC se utiliza para identificar un determinado dispositivo en una red y puede utilizarse para automatizar el proceso de validación en una conexión de red. En ese sentido, quizás hayáis utilizado alguna vez el filtrado MAC de vuestro router, insertando esta dirección permite que se conecten o no a la red esos equipos. Los de la lista blanca serían los que podrían conectarse a la red y a Internet y los de la negra los que no.

Luego por otra parte, a las tarjetas de red se les asigna una dirección IP que es un número que las identifica de manera lógica y jerárquica a ese dispositivo dentro de la red, y además, utilizan el protocolo TCP/IP.

Evolución de las tarjetas de red Ethernet

Las tarjetas han ido cambiando a lo largo del tiempo. Las primeras eran en formato ISA, bastante más grandes que la actuales y se conectaban a un slot con el mismo nombre en la placa base. A continuación, vinieron las tarjetas PCIe que redujeron el tamaño y también se conectaban a la placa base. A partir del año 2000, los fabricantes empezaron a integrar las tarjetas de red en las placas base para PC y las tarjetas internas de este tipo fueron reduciendo su presencia gradualmente.

Si tuviéramos que definir los tipos de tarjetas de red que podemos encontrar actualmente para conectarnos por cable de red Ethernet, podríamos decir que son de tres tipos:

  1. Las integradas en las placas bases de PC, portátiles u otros equipos como una Smart TV, Android TV etc.
  2. Las internas para PC: aquí nos referimos exclusivamente a las que se conectan a un slot de la placa base. Como ya comentamos antes primero fueron las ISA, después vinieron las PCI y actualmente utilizamos las PCI Express cuyas siglas son PCI-E.
  3. También tendríamos las USB, que conectados a un puerto de este tipo nos permitiría poder conectarnos, por ejemplo, al router por cable de red.

Cada una de ellas tiene una función, y según para qué las vayamos a utilizar, nos va a convenir utilizar una u otra. Actualmente, la tarjeta de red integrada en placa generalmente suele ser la más utilizada, aunque puede haber situaciones como veremos más adelante que nos convenga utilizar una de las otras dos. En cuanto a la velocidad en el ámbito doméstico, hemos pasado de las tarjetas de 10 / 100 Mbits que utilizábamos con las conexiones de ADSL a las Gigabit Ethernet que usamos en las conexiones de fibra de hasta 1 Gigabit. No obstante, hay que señalar que las tenemos de mayor velocidad como veremos más adelante, y es que las tarjetas de red Ethernet Multigigabit 2.5G, 5G e incluso las tarjetas 10G han llegado para quedarse.

El cable de red para exprimir al máximo nuestra tarjeta de red

La categoría de un cable de red Ethernet y la longitud del mismo, va a determinar la velocidad máxima que puede alcanzar ese cable. Aquí tenéis una tabla con las categorías más utilizadas actualmente:

Tabla categoría de cable de red ethernet

Actualmente lo mínimo recomendable es utilizar un cable de categoría 5e. No obstante, debido a la poca diferencia de precio lo mejor es empezar por uno de categoría Cat 6. Con estos dos tenemos suficiente para conexiones de fibra de hasta 1 Gigabit. Por otro lado, cuando pasamos de esa velocidad y tenemos un router Multigigabit de 2.5, 5 o 10 Gbps lo mejor es un cable de categoría 6A o 7. Es un ejemplo de un cable de CAT 5E, simplemente lo que hay que es consultar la serigrafia del cable:

Cable de red Cat5e del router D-Link DIR-842 en detalle

¿Qué tipo de tarjeta de red Ethernet debo elegir?

Dependiendo de las necesidades que tengas, deberás optar por un tipo de tarjeta de red Ethernet u otra. Las tarjetas de red Ethernet integradas en la placa siempre están incorporadas en los ordenadores de sobremesa, y algunas veces en los ordenadores portátiles, pero no siempre. En los últimos tiempos los ordenadores portátiles han reducido su grosor, y debido a esto ya no se puede incorporar una tarjeta de red Ethernet porque el conector RJ-45 no cabe físicamente en el chasis.

Si tienes un ordenador de sobremesa y la placa incorpora un puerto Gigabit Ethernet, nuestra recomendación es comprar una tarjeta PCIe que sea Multigigabit para conseguir la mejor velocidad posible, si simplemente se te ha roto la tarjeta de red Ethernet de la placa porque no funciona, y quieres una de las mismas características, también podrás comprar una tarjeta PCIe que sea Gigabit Ethernet. En este caso, los ordenadores también disponen de puertos USB 3.0 por lo que podremos instalar una tarjeta de red con adaptador USB, pero aprovechando que tenemos un puerto PCIe en nuestro PC, lo más recomendable es comprar una tarjeta de red Ethernet PCIe.

Si tienes un ordenador portátil, la única forma de incorporar otra tarjeta de red Ethernet, o la única tarjeta, es a través de sus puertos USB 3.0, ya sea tipo A o tipo C, porque hoy en día existen tarjetas de red Ethernet con ambos conectores, ideal para adaptarse a las diferentes necesidades de los usuarios. Los ordenadores portátiles antiguos todos incorporan una tarjeta de red Ethernet incluida, pero en los últimos tiempos los portátiles son cada vez más finos, y esto no es posible, por tanto, recurrir a una de estas tarjetas con conector USB tipo A o tipo C es lo único que podemos hacer.

Tarjeta de red Ethernet integrada en la placa base de nuestro PC

La tarjeta de red integrada en placa de nuestros PCs de sobremesa tiene la peculiaridad de que va ocupar menos espacio que una interna, y que no requiere de instalación, porque ya viene integrada en la propia placa base.

Actualmente las tarjetas de red Ethernet de este tipo son Gigabit Ethernet, por lo que si se trata de un PC moderno podría aprovechar conexiones de Internet de hasta 1 Gigabit. Por lo tanto, en la mayoría de ocasiones con este tipo de tarjetas podríamos operar al máximo de nuestro router en la mayoría de ocasiones. Es esta es tarjeta de red integrada en placa de un PC de sobremesa:

Por otro lado, los portátiles tienen tarjeta de red integrada en placa. Pero en este caso pueden quedar bastantes portátiles con tarjetas 100BASE-TX, es decir, hasta 100 Mbit/s. La razón es que los fabricantes han dado mayor importancia al apartado Wi-Fi. En ese sentido, sería importante mirar en el administrador dispositivos Windows la velocidad que admite vuestra tarjeta de red integrada en placa. Se puede mirar en Windows 10 en Inicio, Panel de control, Sistema y Seguridad, Sistema y Administrador de dispositivos:

En este caso nos encontramos con una tarjeta de red integrada en placa Gigabit Ethernet cuyo límite es de velocidad 1 Gigabit. En los últimos años, las placas base de gama alta ya incorporan conectividad Multigigabit, por tanto, podremos conseguir velocidades de 2.5Gbps, 5Gbps e incluso 10Gbps, dependiendo del modelo.

Tarjetas de red Ethernet internas vía PCIe para PC

Una de las cosas que hay que tener a la hora de comprar una tarjeta interna de red para PC, es que requiere instalación. No es complicado hacerlo, pero hay que abrir el PC, insertarla en la ranura adecuada y fijarla al chasis de la caja con un tornillo. En este caso la ranura o slot que se utiliza actualmente es del PCI Express. En cuanto a los motivos para querer instalar una son:

  • La tarjeta de red de la placa base está averiada.
  • Tenemos un router con puertos Ethernet de mayor velocidad que el de la placa base, y queremos aprovechar las velocidades Multigigabit o 10G de la red.

Este tipo de tarjetas suelen ser muy interesantes en épocas de transición. Ahora mismo, nos encontramos en esta situación debido a la irrupción de los routers router y switches Multigigabit de 2.5, 5 o 10 Gigabit. Como actualmente la mayoría de tarjetas de las placas bases de nuestros ordenadores son Gigabit Ethernet, tocaría añadir una tarjeta de expansión de este tipo. Con la llegada de conexiones de Internet superiores a 1 Gbps cada vez veremos una demanda mayor de estas tarjetas para poder aprovechar todo el ancho de banda. Un ejemplo de este tipo 10GBASE-T Multigigabit sería la ASUS XG-C100C :

Si queremos algo más profesional, siempre podemos comprar la tarjeta D-Link DXE-820T que tiene dos puertos de red a 10G (no permite Multigigabit), este modelo es ideal para servidores y ordenadores de alto rendimiento, ya que tendremos 20Gbps Full-Dúplex.

Tal y como habéis visto, estas tarjetas nos permitirán conseguir hasta 10 veces más de velocidad que las típicas tarjetas de red integradas en placa.

Tarjetas de red Ethernet por USB

A este tipo también se les conoce como adaptadores de red Ethernet USB. En algunas situaciones puede ser más conveniente utilizarlas. Una de ellas es cuando no queramos hacer una instalación y abrir la caja del PC como en el caso anterior. Otra porque nuestro portátil tenga una tarjeta de red de 10/ 100 Mbits y queremos conectarnos a una mayor velocidad. No obstante, hay que tener en cuenta el estándar USB de la placa base de nuestro PC o portátil. Si el PC o portátil cuenta con versiones anteriores a la 3.0, el ancho de banda se podría ver comprometido. Además, es necesario que verifiquemos que el adaptador de red utiliza también el estándar USB 3.0.

Si estás interesado en comprar este tipo de adaptadores de red Ethernet a USB baratos, con puerto Gigabit Ethernet, os recomendamos estos dos modelos:

También podrías comprar un hub 8 en 1 con un puerto Gigabit Ethernet, ideal para extraer más puertos de diferentes tipos:

Si quieres tener una mayor velocidad, entonces tendrás que recurrir a adaptadores de red Multigigabit, este D-Link DUB-E250 es uno de los mejores calidad-precio que existen actualmente:

Y si quieres algo mejor, el QNAP QNA-UC5G1T es una muy buena opción, la parte negativa de este dispositivo es que se calienta bastante y no conseguiremos más de 3Gbps reales de velocidad.

Tal y como habéis visto, disponemos de diferentes tarjetas de red Ethernet, dependiendo de nuestras necesidades, podremos optar por unas tarjetas u otras.