Todo lo que puedes hacer con un servidor doméstico

Todo lo que puedes hacer con un servidor doméstico

Javier Jiménez

Hoy en día tenemos un gran abanico de posibilidades para poder almacenar nuestros archivos. Podemos hacerlo en dispositivos físicos y también en la nube. A veces interesa tener todo en la red para poder utilizarlo en cualquier lugar. Podemos optar por la nube, utilizar alguno de los muchos servicios que tenemos, pero también utilizar nuestro propio servidor doméstico. En este artículo vamos a hablar de ello y de qué usos podemos darle.

Qué es un servidor doméstico

Podemos decir que un servidor NAS es un dispositivo de almacenamiento que está conectado a la red. Esto nos permite acceder a él desde cualquier lugar, desde cualquier dispositivo, y poder llevar a cabo múltiples acciones.

Es una alternativa muy interesante a los diferentes servicios que hay de almacenamiento en la nube. A fin de cuentas podemos lograr mayor capacidad, tener un mayor control de los archivos y evitar también problemas de seguridad o privacidad.

Suele actuar como un ordenador, con su propio sistema operativo, memoria RAM y almacenamiento. Normalmente podemos instalarle también software adicional para sacar más rendimiento.

Usos de un servidor doméstico

Como decimos, un servidor doméstico o NAS puede tener múltiples usos. Vamos a hacer una recopilación de los más interesantes para aquellos que se planteen si merece la pena o no hacer esta inversión.

Almacenar archivos en la nube

Sin duda uno de los usos más comunes de los servidores domésticos es para almacenar archivos. Podemos guardar todo tipo de documentos, carpetas e información que necesitemos.

Esto nos va a permitir, por ejemplo, liberar espacio en nuestros equipos. Podemos pasar documentos que tengamos en el ordenador o móvil a nuestro NAS.

Tener acceso desde cualquier dispositivo y lugar

También hay que señalar la importancia de que vamos a poder acceder desde cualquier dispositivo y lugar. No importa dónde estemos, tampoco si estamos usando el móvil o el ordenador. Simplemente con tener conexión a Internet vamos a poder acceder a todos los archivos que tengamos almacenados.

Crear copias de seguridad

Sin duda es otro de esos puntos importantes para utilizar un servidor doméstico. Podemos programar copias de seguridad de forma automática o hacerlas de forma manual. Así podremos guardar todos nuestros archivos y evitar problemas que comprometan nuestros sistemas, como podría ser el ransomware.

Realizar descargas

Un servidor NAS puede ser utilizado también para realizar descargas. No necesitamos tener encendido un ordenador, ya que simplemente con configurar este tipo de aparatos podremos descargar archivos torrents o similares. Es una cuestión interesante que podemos tener en cuenta para adquirir o no este tipo de producto.

Crear un centro multimedia

Hacer uso de servicios para reproducir vídeos en Streaming está muy presente en nuestro día a día. Hay muchas plataformas que nos permiten ver vídeos o escuchar música. Ahora bien, una alternativa es crear nuestro propio centro multimedia y tener todo disponible para verlo desde la televisión o cualquier dispositivo.

Servidor web o FTP

Hay que mencionar también la posibilidad de usarlo como servidor web para alojar nuestro sitio, así como FTP. Es otra de esas opciones que nos permiten los servidores domésticos.

Servidor de correo propio

Muchos usuarios buscan la manera de mejorar constantemente la privacidad. Nuestros datos en la red tienen un gran valor y eso significa que debemos evitar que sean robados. Si contamos con nuestro propio servidor de correo vamos a ganar en privacidad. De esta forma podremos tener un control total sobre la configuración que más nos interesa.

Usar una VPN propia

Una última opción que nos ofrece un servidor NAS es poder utilizar una VPN propia. Tener nuestra propia VPN nos permite navegar con total seguridad y privacidad. No vamos a depender de servidores externos y proteger correctamente nuestra información al entrar en la red.

En definitiva, estas son algunas opciones que podemos encontrar si utilizamos un servidor doméstico. Es importante que tengamos en cuenta el abanico de posibilidades que nos ofrece y decidir si merece o no la pena.