¿Vas a montar un NAS? Esta herramienta te ayuda a elegir el mejor RAID para tu configuración

Escrito por Rubén Velasco
NAS

Cada vez son más los usuarios que se animan a comprar un servidor NAS doméstico para poder centralizar todo su espacio de almacenamiento de manera que todos los equipos y dispositivos conectados a la red puedan acceder fácilmente a todos los archivos, tanto dentro de la red local como a través de Internet. Para hacer funcionar estos servidores debemos instalarles discos duros donde almacenaremos todos nuestros datos. Estos discos duros pueden funcionar de manera individual, aunque lo ideal es configurarlos en modo RAID de manera que podamos exprimir al máximo el rendimiento de los mismos.

Un RAID de discos duros es un grupo de discos configurados para que funcionen como uno solo. Existen varios tipos de RAID de discos según estemos buscando sumar el espacio de todos ellos, duplicar toda la información para recuperarla en caso de que falle alguno de los datos o utilizar una parte del grupo de unidades como checksum de manera que si un disco falla toda esta información pueda volver a ser deducida sin perder nada de información, independientemente de la unidad que falle.

Si alguna vez hemos querido configurar un RAID en un servidor NAS seguro que nos hemos encontrado con la duda de qué tipo de configuración nos viene mejor para nuestro servidor. Aquí es donde entra en juego una sencilla herramienta online llamada RAID Calculator.

Tipos de RAID

RAID Calculator, la forma más sencilla de elegir la mejor configuración para nuestro NAS

Aunque siempre podemos ver las características de cada configuración y calcular manualmente la que mejor se adapte a nuestras necesidades, desde esta web vamos a poder ver cómo sería el resultado de cada uno de los tipos de RAID diferentes según el número de discos que vayamos a colocar y el tamaño de cada uno de ellos.

De esta manera, suponiendo que nuestro NAS tenga para dos discos duros, podemos ver cómo funcionaría en RAID0 y RAID1 si le colocamos dos discos de 4 TB. En este caso concreto, podríamos tener o bien 8 TB de espacio con el doble de velocidad de lectura y escritura o solo 4 TB de espacio con el doble de velocidad de lectura y con una unidad de tolerancia a fallos.

Con dos discos duros solo vamos a poder configurar las siguientes matrices, sin embargo, si nuestro NAS tiene más bahías, como 4 o 6, vamos a poder configurar otras opciones como, por ejemplo, RAID5, RAID6 o RAID10, entre otros.

¿Es recomendable montar un RAID en un entorno doméstico?

Otra de las preguntas que también se hace mucho la gente es si realmente merece la pena realizar esta configuración. Y la respuesta es que depende de gustos y opiniones personales.

Es cierto que este tipo de configuraciones nos ofrecen muchas ventajas, como paridad para que si falla uno de los discos duros no perdamos los datos o una mayor velocidad de lectura y escrita al poder leer y escribir en paralelo en los discos, pero también debemos tener en cuenta que, salvo un RAID0 (que prácticamente no debería ser considerado como tal al no ofrecer paridad), tener dicha medida de seguridad implica perder espacio disponible al tener que dedicar uno de los discos para la integridad.

Si no necesitamos aprovechar el 100% del espacio, entonces esta configuración nos va a ofrecer, además de mayor rendimiento, una mayor tranquilidad de que no vamos a perder nuestros datos. Por el contrario, si no somos muy de RAID, siempre podemos configurar los discos en modo JBOD, donde cada uno funcionará de manera individual, útil para los que no quieren complicarse y para los que les gusta tener toda su información ordenada, separando los datos según su finalidad entro todos sus discos duros.

¿Tienes un servidor NAS en tu casa? ¿Tienes configurado algún tipo de RAID para tus discos duros?