Además del nuevo modo incógnito, así puedes aumentar tu privacidad en YouTube

Escrito por Javier Jiménez

La privacidad es uno de los aspectos que más valoran los usuarios al navegar por Internet. Esto se aplica a las diferentes herramientas y servicios que utilizamos diariamente. Una de las más populares y que más ha crecido en los últimos años es YouTube. Recientemente vimos que habían introducido un nuevo modo de incógnito con el que los usuarios pueden entrar en la plataforma de forma más privada y con garantías. Sin embargo no es lo único que podemos hacer. En este artículo vamos a hablar de cómo aumentar la privacidad a la hora de navegar por YouTube.

Aumentar la privacidad al usar Youtube

Normalmente las redes sociales se han convertido en un ir y venir de “likes”, “favoritos” y similares. Es común poder ver qué le gusta a nuestros contactos. Lo mismo pueden hacer ellos con nosotros. Si damos un me gusta a un vídeo concreto en YouTube, cualquiera lo podría ver. Lo mismo ocurre con las listas de reproducción que guardamos o mantener en privado o no las suscripciones.

Estos tres temas son importantes para la privacidad y así lo cree YouTube. La propia plataforma nos ofrece la posibilidad de configurarlo. Sin embargo no son muchos los usuarios que tienen esto en cuenta.

Para configurarlo simplemente tenemos que entrar en nuestra cuenta de usuario, ir a Ajustes y acceder a Historial y privacidad. Aquí dentro veremos la opción de “Me gusta y suscripciones”. Como hemos mencionado, podemos mantener todo esto en privado. Podemos marcar que nadie pueda ver nuestros vídeos favoritos o mantener todas nuestras listas de reproducción como privadas. Lo mismo en cuanto a las suscripciones.

Como para casi todo, también encontramos una extensión para YouTube que se centra en la privacidad. Se trata de YouTube Container y de ella hablamos más extensamente. Su función es aislar nuestra actividad al navegar por esta plataforma de vídeos.

Una recomendación más para utilizar YouTube con garantías de privacidad es entrar en modo incógnito siempre que no nos encontremos en nuestro equipo. Esto puede aplicarse a cualquier otro servicio. Cuando navegamos, se generan datos que se almacenan en el navegador. Es una manera interesante de ahorrar tiempo en un futuro o tener un mayor acceso.

Sin embargo esto puede ser peligroso para nuestra privacidad si abrimos la cuenta en un equipo público. Por ejemplo si vamos a una biblioteca o incluso en el ordenador o móvil de algún conocido.

Privacidad para vídeos subidos

Todo lo anterior está especialmente orientado al usuario como tal. Ahora vamos a hablar de algunos aspectos de cara a quienes suban vídeos a YouTube. También podemos configurar algunos parámetros para aumentar la privacidad.

Lo primero y más importante es poner o no un vídeo como público. Es posible que, en un momento determinado, subamos un vídeo a esta plataforma para algún tema personal, un trabajo o simplemente mostrar algo a algún amigo o familiar. Este vídeo no tiene que estar abierto a todo el mundo.

Para ello podemos seleccionar que esté oculto para que no aparezca en los resultados de búsqueda.

Otra opción es ponerlo como privado. En este caso solamente lo puede ver aquella persona a la que le hemos mandado un correo para que acceda.

En ambos casos hay que acceder al gestor de vídeos, en la parte superior, y cambiar los parámetros.

Configuración de privacidad y seguridad para YouTube

Cómo aumentar la seguridad al utilizar YouTube

Hemos hablado de cómo mejorar la privacidad a la hora de reproducir vídeos y utilizar la herramienta. Es un aspecto interesante, pero también lo es la seguridad. En este caso los consejos son similares a cualquier otra plataforma o servicio online. Lo primero es contar con una contraseña fuerte y segura. Es la manera que tenemos de poder proteger nuestra cuenta. Hay que evitar poner datos que nos relacionen.

También hay que prestar mucha atención al phishing. Es la manera en la que los ciberdelincuentes pueden hacerse con nuestras credenciales de acceso. Suele llegar a través de correos electrónicos, con links fraudulentos que buscan engañarnos y hacerse pasar por legítimos.

Por último, hay que tener cuidado con los permisos que damos. Como sabemos, hay muchas aplicaciones que nos piden permisos para acceder a nuestros datos. Hay que tener cuidado con qué aplicaciones le otorgamos el poder acceder a nuestra cuenta de YouTube.