5 errores comunes que te dejan desprotegido cuando te conectas a Internet

Escrito por Javier Jiménez

Todos los usuarios de Internet corren el riesgo de sufrir algún tipo de ataque o llegar a páginas inseguras que comprometan los sistemas. Eso es algo que siempre debemos de tener en cuenta. Sin embargo, por suerte, existen muchos programas y herramientas de seguridad que nos ayudan a proteger nuestros equipos. Además, el buen uso que demos a la tecnología, así como el sentido común, ayudan a evitar infecciones de malware o cualquier problema de seguridad. En este artículo vamos a mencionar 5 errores comunes que cometen los internautas y que comprometen sus sistemas cuando se conectan a Internet.

Errores comunes que cometemos al navegar por Internet

Navegar en redes públicas por sitios sensibles

Esto es algo que es más común de lo que podría pensarse. Muchos usuarios en un momento dado nos conectamos a redes Wi-Fi en algún aeropuerto, centro comercial o lugares públicos en general. Pueden ser muchos los motivos. Los más frecuentes es que no queramos gastar datos móviles porque no tengamos suficientes o vayamos a descargar archivos pesados. También puede ocurrir que estemos en otro país donde directamente no tenemos conexión.

Estas redes pueden no ser seguras. Realmente no sabemos quién puede estar detrás de esas conexiones. No sabemos si son legítimas, si algún ciberdelincuente la ha montado para conseguir nuestros datos. En ocasiones incluso copian el nombre de alguna tienda o empresa conocida para dar mayor credibilidad.

El problema llega especialmente cuando los usuarios se conectan a sitios sensibles. Con esto nos referimos a introducir nuestras cuentas bancarias, abrir aplicaciones de este tipo, entrar en cuentas de redes sociales…

Creer que el antivirus es suficiente

Otro error común es pensar que con tener instalado un antivirus ya estamos protegidos al navegar. Es cierto que este tipo de software es muy importante y ayuda a protegernos del malware. Sin embargo no es lo único que podemos utilizar. No es la única barrera que podemos encontrar.

Es conveniente también tomar otras medidas e incluso instalar otras herramientas como puede ser un firewall o incluso extensiones de seguridad para el navegador.

Además, no basta con tener el antivirus instalado y dejarlo ahí para siempre. Es muy importante mantenerlo actualizado. Pueden surgir vulnerabilidades o nuevas amenazas que requieren que el programa esté actualizado a la última versión.

Navegar con equipos o navegadores anticuados

Siguiendo un poco con la línea de actualizaciones, es vital navegar con sistemas actualizados a la última versión. Pero aquí no hablamos únicamente del propio sistema operativo y las diferentes actualizaciones que puedan lanzar. Nos referimos también a cualquier programa con el que nos conectemos a la red. Por ejemplo el navegador o cualquier herramienta de redes sociales o similares.

En ocasiones surgen vulnerabilidades que son aprovechadas por los ciberdelincuentes. Es importante tener parcheados los sistemas y evitar estos fallos que comprometan el buen funcionamiento.

Navegar por Internet con seguridad

Asegurarte que navegas por páginas cifradas

Siempre que vayamos a introducir algún dato personal, es conveniente fijarnos si esa página funciona de manera cifrada. Así podremos evitar fugas de datos que comprometan nuestra privacidad.

Esto hay que aplicarlo especialmente cuando vayamos a enviar un e-mail, un mensaje por redes sociales o similares.

Nunca abrir links desconocidos

Una de las amenazas que más ha crecido en los últimos tiempos es el conocido como phishing. Como sabemos, los ciberdelincuentes buscan hacerse con las credenciales de los usuarios. Utilizan métodos para engañar a través de mensajes o correos electrónicos.

Son muchos los usuarios que, de una u otra manera, acaban picando en el anzuelo. No nos referimos únicamente al introducir sus datos, que sería el error más grave, sino también el hecho de simplemente abrir ese link.

Nuestra recomendación es nunca abrir un enlace fraudulento o sospechoso que nos pueda llegar por redes sociales o a través del correo.

En definitiva, estos son algunos de los errores comunes de los usuarios en Internet. Nuestra principal recomendación es utilizar siempre el sentido común y hacer un buen uso de los dispositivos.