Cómo evitar que el Internet vaya lento por culpa de las actualizaciones y sincronizaciones

La velocidad de Internet es un factor que valoran mucho los usuarios. Sin embargo no siempre va como nos gustaría. En ocasiones puede haber problemas que hagan que la conexión no funcione correctamente. Incluso podemos toparnos con que la red vaya tan mal que prácticamente no podamos navegar. Influyen muchas cosas, pero en este artículo vamos a centrarnos en las actualizaciones y sincronizaciones.

Hay que tener en cuenta que puede afectar más o menos según cómo sea nuestra conexión. Es decir, no es lo mismo si estamos conectados a una red estable por fibra óptica o si estamos a través del móvil en un lugar con poca cobertura. En este último caso el hecho de tener las sincronizaciones o actualizaciones activadas podría derivar en una pérdida de velocidad notable.

Por ello vamos a dar algunos consejos para evitar que el Internet vaya lento por culpa de las actualizaciones y sincronizaciones. Esto es algo que puede ocurrir tanto en dispositivos móviles como en equipos de escritorio.

Cómo evitar que el Internet vaya lento por las actualizaciones y sincronizaciones

Como sabemos podemos activar o no las actualizaciones y sincronizaciones automáticas. El hecho de tener activadas las sincronizaciones significa que por ejemplo si encendemos el ordenador y hay archivos de Google Drive o Dropbox que se van a sincronizar, van a necesitar utilizar la conexión a Internet. Lo mismo si estamos conectados con el móvil y llegan actualizaciones de aplicaciones o del propio sistema operativo.

Todo esto hace que nuestra conexión no vaya correctamente. Podríamos ver cómo el hecho de abrir una página web, enviar un mensaje o archivo va mucho más lento.

Nuestro consejo en este caso es no tener activadas las sincronizaciones automáticas ni en el móvil ni en el ordenador. De esta forma podremos iniciarlo de forma manual cuando estemos en una conexión estable o cuando no vayamos a requerir de un uso intensivo de la red.

Del mismo modo es recomendable no tener las actualizaciones automáticas activadas. Esto lo podemos aplicar tanto en el ordenador como en dispositivos móviles. Así no consumiremos recursos en un momento determinado en el que no queremos que el Internet vaya lento.

Esto lo podemos configurar fácilmente tanto en Windows como en Android. En el caso del sistema operativo de Microsoft hay que entrar en Configuración y de allí vamos a Actualización y seguridad. Aquí podremos configurar las actualizaciones y pausarlas durante un tiempo o de forma indefinida. De esta forma podremos evitar que comience a actualizarse el sistema cuando tengamos una conexión limitada y nos cause problemas.

Pausar actualizaciones automáticas en Windows

En el caso de Android tenemos una opción similar. Podemos configurar el sistema para que no busque e instale actualizaciones de forma automática, ya sea a través de redes móviles o Wi-Fi. Para ello vamos a Ajustes, entramos en Actualización de software y desmarcamos la casilla de descarga automática. Hay que tener en cuenta que estos pasos pueden variar ligeramente según la versión que tengamos instalada. Sin embargo los pasos van a ser muy parecidos.

Pausar actualizaciones en Android

En definitiva, siguiendo estos pasos podemos paralizar las actualizaciones automáticas tanto en Android como en Windows. Así no tendremos problemas de velocidad de Internet en determinados momentos.

Ya sabéis que siempre podéis realizar un test de velocidad de Internet.