¡No pagues más en tu factura de luz! Haz estos cambios en tu salón ya

¡No pagues más en tu factura de luz! Haz estos cambios en tu salón ya

Javier Jiménez

Puedes tener en cuenta muchos aspectos a la hora de ahorrar energía en tu vivienda. No todos los electrodomésticos consumen lo mismo y tampoco todas las estancias de tu casa son iguales. Una de ellas es el salón y además puede ser una de las de mayor consumo. Por ello en este artículo te vamos a dar una serie de consejos para que realices algunos cambios y poder ahorrar en la factura de la luz.

Qué hacer para gastar menos luz en el salón

Para poder ahorrar en la factura hay que tener en cuenta que debemos mantener un control de todos los aparatos conectados, pero también llevar a cabo algunos pequeños cambios o ajustes. Independientemente de la tarifa contratada, siempre podemos gastar más o menos en función del uso que hagamos de los dispositivos.

Utiliza regletas para acabar con el consumo fantasma

Una parte del gasto que tenemos cada mes es el consumo fantasma. Puede llegar a suponer entre un 7 y un 10% del total de la factura. Y sí, en el salón puedes tener un consumo constante que no sabes que existe realmente. Controlarlo puede ayudarte a pagar menos cada mes y ahorrar así en la factura.

¿Cómo puedes evitar el consumo fantasma en el salón? Una buena idea es apagar cada uno de los aparatos que tienes allí. Por ejemplo la televisión, reproductor de vídeo, altavoces, videoconsola, tal vez un cargador, etc. Esto deberías hacerlo siempre que no los utilices. Pero claro, es frecuente que nos olvidemos de ello y lo dejemos pasar. Para evitar que esto ocurra, una buena idea es utilizar regletas.

Lo que vas a hacer básicamente es apagar la regleta cuando no estés en el salón y no necesites ninguno de estos aparatos conectados. Así evitarás que consuman, aunque sea mínimamente. Solo el LED rojo iluminado de la televisión cuando está en Stand By va a suponer un coste.

Ventajas de usar regleta inteligente

No conectes aparatos que no necesitas a la televisión

Ten en cuenta también que cada dispositivo que conectes a la televisión va a hacer que aumente el consumo. Por ejemplo conectar altavoces, videoconsolas, discos duros… Todo va a necesitar energía para funcionar correctamente. Si tienes algo así siempre conectado, estarás derrochando luz.

Por tanto, lo que debes hacer es evitar conectar aparatos que realmente no vas a necesitar. Revisa bien qué tienes conectado y apágalo cuando no lo utilices. No tengas altavoces si no los vas a usar o una videoconsola si simplemente vas a ver la televisión.

Usa una buena iluminación

La iluminación también puede llegar a suponer una parte importante del gasto total. Es cierto que una bombilla no es comparable a lo que puede consumir un electrodoméstico como podría ser la propia televisión. Pero al final la suma de todo sí que puede suponer una parte importante del total.

Nuestro consejo es que revises bien la iluminación del salón. Instala bombillas LED si utilizas otro tipo más antiguo, distribuye bien las luces e intenta aprovechar la luz solar en la medida de lo posible.

Cuidado con la temperatura

Mantener una buena temperatura en el salón es algo que siempre buscamos. Ya sea verano o invierno, podemos usar ciertos aparatos para subir o bajar la temperatura. El problema es cuando hacemos un mal uso de la calefacción o el aire acondicionado. Ahí podemos consumir bastante sin ser realmente necesario.

¿Qué puedes hacer? Lo mejor es controlar la temperatura. Siempre puedes usar sensores inteligentes para mantener los grados adecuados. Eso sí, es buena idea que tengas buena conexión Wi-Fi para que funcione bien. Lo ideal es mantener la temperatura a unos 19-21 grados en invierno. No necesitas que esté a más. Igualmente, en verano tampoco vas a necesitar que esté a menos de 23-24 grados.

Evita aparatos antiguos

Por otra parte, también puedes ahorrar energía en el salón si cambias los aparatos más antiguos. Por ejemplo, una televisión actual, de pantalla LED, va a consumir mucho menos que una televisión antigua. Aunque a corto plazo sea una inversión, con el paso del tiempo lo vas a rentabilizar con total seguridad.

Esto mismo lo puedes aplicar a cualquier aparato que tengas en el salón. Si utilizas modelos antiguos, ten en cuenta que pueden consumir bastante electricidad. Un cambio puede ser la solución para pagar menos.

Como ves, ahorrar en la factura de la luz con algunos cambios en el salón es posible. Siempre es buena idea controlar el gasto de los electrodomésticos y especialmente en aquellas zonas donde se concentran varios es donde debemos prestar más atención.

¡Sé el primero en comentar!