Esta es la manera más barata de calentar una habitación este invierno

Esta es la manera más barata de calentar una habitación este invierno

Pablo Bisio

Cuando queremos calentar una casa, una de las formas más eficientes de hacerlo es la aerotermia, pero pasar de una calefacción de gas natural o electricidad a la aerotermia es bastante caro a corto plazo. Las calderas de pellet también son una opción muy buena, ya que el pellet actualmente es barato (aunque es mucho más caro que hace un par de años). A continuación, el gas natural también es una de las formas más baratas de calentar una casa, siempre y cuando tengas válvulas termostáticas en los diferentes radiadores. Hoy en RedesZone os vamos a explicar cuál es la forma más barata de calentar una sola habitación o estancia, a través de dispositivos que hacen uso de electricidad para generar calor.

Formas baratas de calentar una sola habitación

Generalmente cuando nos vamos a dormir, solemos desactivar la calefacción de toda la casa para no gastar tanto mientras estamos bien arropados. Sin embargo, es posible que en la habitación tengas algo de frío, sobre todo si fuera hace una temperatura muy baja. En estos casos, lo más eficiente y barato es calentar solamente la habitación donde estás.

Usar los aires acondicionados en modo calor

Esta opción destaca como la más eficiente a la hora de mantener tu habitación a una temperatura agradable. Gracias a emplear una bomba de calor, los aparatos de aire acondicionado, ya sean por conductos o de tipo Split, son capaces de calentar la habitación aprovechando que tienen la función inverter, por lo tanto, son capaces tanto de echar aire frío como aire caliente.

Estos equipos son capaces de reducir el consumo energético hasta un 40% con respecto a otros modelos de calefacción. Eso sí, esta dependerá del tipo de dispositivo y su nivel de eficiencia. Si ya tienes instalado un aire acondicionado en tu habitación, mira si es inverter y úsalo para calentar tu habitación, recuerda programar la temperatura objetivo a unos 18ºC o 19ºC como máximo por las noches, no solo para ahorrar sino para no pasar calor mientras estás arropado.

Emisor térmico de bajo consumo

Si buscas algo sencillo y rápido, este es tu dispositivo. Sin necesidad de recurrir a ningún tipo de instalación, solo tienes que tener a mano un enchufe y que comience a funcionar este radiador «portátil». Sin embargo, ¿cómo elegir un radiador portátil sin que suponga un consumo desmesurado? Aunque suponga un consumo eléctrico más elevado que un aire acondicionado inverter, puede ser tu opción si lo que quieres calentar es una habitación de forma eventual. Este dispositivo es adecuado si lo vas a utilizar en una habitación pequeña (máximo 20 m2).

Uno de los modelos más eficientes es el de la marca Mellerware, además, tiene Wi-Fi y podemos controlarlo desde nuestro smartphone de manera fácil y rápida. Al tener una potencia de 1200W, tendremos un consumo de 1,2kWh por cada hora que esté encendido. Teniendo en cuenta que se puede programar su encendido y apagado, y dispone de integración con Alexa y Google Home, es una compra acertada.

Calefactor eléctrico portátil

Otra opción similar a la del aire acondicionado (echa aire caliente), es un calefactor eléctrico portátil, en este caso, debemos fijarnos que no sea de más de 1.500W, cuanta más potencia más consumo. Debemos tener en cuenta el tamaño de la habitación a calentar, en general, para calentar una habitación es suficiente con una potencia de unos 1500W. Es muy importante que este tipo de equipos tengan protección contra sobrecalentamiento, para evitar posibles incendios, además, también sería muy recomendable poder regular tanto la potencia como su funcionamiento.

Otra opción muy buena sería un calefactor que incorpore conexión Wi-Fi y un programador, para que se apague cuando llegue a la temperatura marcada, y también que se apague cuando pasa un determinado tiempo. Este calefactor de Cecotec es lo que estás buscando:

Tal y como podéis ver, tenemos diferentes formas de calentar una sola habitación a través de electricidad, debemos tener en cuenta que, dependiendo de la potencia necesaria y el tiempo que esté encendido, tendremos un consumo mayor o menor. Por supuesto, si piensas calentar una estancia grande como un salón, comprar una estufa de pellet sería la opción acertada, pero requiere instalación con su correspondiente salida de humos etc.

¡Sé el primero en comentar!