Lo estás haciendo, y no sirve casi de nada: Mitos sobre el consumo de luz

Lo estás haciendo, y no sirve casi de nada: Mitos sobre el consumo de luz

Javier Jiménez

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, es importante que sepas que hay muchos métodos para hacerlo. Más allá de elegir una mejor tarifa, también puedes tener en cuenta algunas acciones cotidianas para reducir el consumo. Ahora bien, en ocasiones pensamos que algo que hacemos va a ahorrar mucha electricidad, pero realmente estamos dejando a un lado cosas que sí que pueden suponer un cambio importante. De ello hablamos en este artículo.

Cosas que no ahorran tanto en la factura de la luz

Para poder reducir la factura de la luz, algo fundamental es bajar el consumo. Pero claro, no todos los aparatos que tenemos en casa van a gastar lo mismo. Por ello es importante saber qué hacemos bien y qué no estamos haciendo y sí podría ayudar en gran medida a gastar menos dinero.

Apagar o usar menos bombillas

Esto es posiblemente de lo más habitual. Pensamos que por apagar bombillas o incluso tener menos encendidas vamos a ahorrar algo importante en la factura de la luz. Es cierto que cualquier cosa que conectemos va a consumir, pero una bombilla no supone un gasto realmente destacable de la factura.

Si tienes en cuenta que las bombillas LED actuales tienen un consumo realmente bajo, el hecho de intentar apagarlas siempre que salgas de la habitación aunque sea medio minuto no va a suponer gran cosa. No va a suponer un cambio destacable.

Desconectar aparatos como el router

Tampoco lo es desconectar de la corriente algunos dispositivos que suelen estar encendidos. Un ejemplo claro es el router, que puede pasar semanas y meses sin apagarse. ¿Ahorramos en la factura si apagamos el router por las noches? Aunque sí que vas a ahorrar algo, realmente es una cantidad inapreciable y no supone gran cosa.

En cambio, tener que volver a encender el router, esperar a que esté disponible la red Wi-Fi y puedas conectar aparatos, sí que puede suponer algo en tu día a día. Aunque solo sea la pérdida de tiempo, ya no compensa intentar desconectar este tipo de dispositivos de la corriente.

Apagar y encender la calefacción o el aire

Este error también es habitual. Hay que decir que lógicamente una calefacción o el aire acondicionado van a consumir mucha electricidad. De hecho son de los aparatos que más gastan. Pero piensa que lo que supone apagar la calefacción o el aire unos minutos, por ejemplo. La habitación o la vivienda va a perder temperatura rápidamente.

Si vas a salir de casa solo unos minutos y decides apagar la calefacción o el aire para ahorrar, piénsalo otra vez. Muy probablemente vas a consumir más electricidad al tener que recuperar la temperatura una vez llegues a casa. No compensa, salvo que vayas a estar mucho tiempo fuera lógicamente.

Ahorrar en la factura de la luz

Desconectar cargadores o regletas

Otro punto que queremos mostrar es el hecho de desconectar cosas de la corriente. Por ejemplo cargadores o regletas. Es cierto que la suma de todo esto es lo que se conoce como consumo fantasma y sí que puede suponer una parte de la factura mes a mes. Sin embargo, son dispositivos que van a consumir realmente poco.

El hecho de desconectar un cargador de la corriente o estar pendiente de quitar una regleta que has dejado de usar, no va a aportar gran cosa al ahorro de electricidad del hogar.

Usar equipos antiguos con menos potencia

En este caso es algo que debemos analizar muy bien. Hay que partir de la base de que un equipo antiguo va a consumir más electricidad que uno nuevo. Esto lo puedes aplicar a un frigorífico, un horno, una televisión… Hay personas que tienden a creer que si compran un aire acondicionado más moderno, con más potencia y que enfría más y mejor, va a consumir más que su viejo aire acondicionado de hace más de una década.

Se trata de todo lo contrario, y es que comprar un aparato moderno en la mayoría de casos va a suponer un ahorro frente a equipos antiguo, aunque estos últimos tengan menos potencia. Por tanto, si dudas en comprar aparatos actuales o quedarte con los antiguos, intenta adquirir dispositivo modernos, con mayor eficiencia energética.

1 Comentario