Estas son las 5 opciones que debe tener tu router WiFi doméstico

Los routers actuales tienen puertos Ethernet para poder conectarnos usando un cable de red. Estos routers actualmente son Gigabit Ethernet por lo que podemos trabajar con velocidades de hasta 1 Gbps. Como la mayoría de usuarios tiene una conexión a Internet inferior no supone un gran problema. En cambio con el Wi-Fi podemos tener más problemas. Una de las razones  es que cada vez tenemos más dispositivos conectados a Internet que cada vez requieren más ancho de banda. Por lo tanto, si tenemos un router de operador que ya tenga sus años puede que necesitemos cambiarlo. En este tutorial vamos a hablar de las cinco opciones que debe tener tu router WiFi doméstico para no tener problemas de cobertura ni rendimiento.

Por qué cada vez necesitamos mayor velocidad Wi-Fi

Una de las razones por las que vamos viendo que nuestro router WiFi doméstico se va quedando obsoleto es porque cada vez tenemos más dispositivos conectados a Internet. Ya no sólo tenemos en casa el ordenador de sobremesa o portátil, la tablet o el smartphone conectado a la red de redes. También tenemos una Smart TV o un dispositivo con el que veremos ver contenidos a cada vez mayor resolución. Eso implica que el ancho de banda para el resto de dispositivos se pueda ver sustancialmente reducido. Podéis visitar nuestro análisis del D-Link DAP-X2850 con WiFi 6.

Luego a esto tenemos que añadir que recientemente se han añadido enchufes inteligentes, dispositivos de IoT y de domótica. También cada vez es más frecuente tener cámaras de videovigilancia por motivos de seguridad, o para estar atentos a lo que hacen los pequeños de la casa. Esto puede hacer que nuestro router WiFi doméstico se quede corto en lo que se refiere a las capacidades inalámbricas.

5 aspectos fundamentales al comprar un router WiFi

En el caso de que necesitemos renovar un router WiFi doméstico para que nos proporcione una muy buena cobertura y velocidad deberemos fijarnos en estos apartados:

  • El estándar WiFi que utiliza.
  • Las bandas de frecuencias que tiene.
  • El número de antenas WiFi.
  • Que tenga tecnologías como MU-MIMO y OFDMA del WiFi 6.
  • El firmware que sea lo más completo posible.

Aquí tenéis algunos consejos para comprar un router con el mejor Wi-Fi. A continuación, iremos explicando con mayor exactitud las características que debería tener.

En cuanto al estándar que debe soportar nuestro router mínimo debería ser el 802.11ac. Este se corresponde con lo que se denomina actualmente un router Wi-Fi 5. No obstante, si es posible podríamos optar por uno Wi-Fi que cumpla la norma 802.11ax ya que cada vez son más asequibles en cuanto al precio. Éstos últimos podrían proporcionar hasta 4804Mbps de velocidad teóricos en la banda de 5GHz usando 4 antenas y modulación 1024QAM con 160MHz de ancho de canal.

Frontal del routerr WiFi 6 ASUS RT-AX86S en detalle

En cuanto a las bandas de frecuencia, al menos debe soportar la banda de 2.4 GHz y la de 5 GHz. En el futuro cada vez veremos más routers que soporten la banda de 6 GHz, pero de momento son muy caros y pocos dispositivos podrían aprovecharlo. También hay que fijarse en el número de antenas, de este modo, un router con cuatro antenas externas podrá proporcionar el doble de velocidad WiFi que un router con dos antenas. Además, un mayor número de antenas mejorará la cobertura en distancias medias y lejanas.

Respecto a las tecnologías con las que debe contar nuestro nuevo router WiFi doméstico serían MU-MIMO y OFDMA. En cuanto a la primera la tendremos si disponemos de un router Wi-Fi 5 o posterior, y la segunda la obtendremos con uno Wi-Fi 6, por lo que sería muy recomendable contar con un router que disponga de estos estándares para garantizar la cobertura y velocidad real.

Por último, otro aspecto muy interesante son las opciones avanzadas del firmware que nos pueda proporcionar el fabricante. Dependiendo del firmware del router que compremos, podremos tener funciones avanzadas en el WiFi como el soporte para WiFi Mesh, también podríamos tener un programador inalámbrico, un servidor VPN con OpenVPN o WireGuard, un puerto USB donde tendremos la posibilidad de compartir archivos y carpetas vía Samba o FTP, tener el servidor de medios DLNA, e incluso podremos tener telefonía integrada, un QoS muy configurable para adaptarse perfectamente a nuestras necesidades y más.

¡Sé el primero en comentar!