Por qué nunca vas a navegar rápido si usas VPN, esto debes tener en cuenta

Por qué nunca vas a navegar rápido si usas VPN, esto debes tener en cuenta

Javier Jiménez

Utilizar una VPN podemos decir que es bastante frecuente hoy en día para navegar por la red. Las podemos utilizar tanto en ordenadores como también en dispositivos móviles. Ahora bien, lo cierto es que es algo que puede generar problemas en cuanto a velocidad y calidad de la conexión. En este artículo vamos a explicar por qué nunca vas a navegar rápido si usas una VPN y qué debes tener en cuenta para tener la mejor conexión.

Una VPN siempre va a limitar la velocidad

Cuando navegamos a través de una VPN hay que tener en cuenta que la velocidad disminuye. Esto es así ya que toda nuestra conexión va a pasar por un servidor intermedio. Es decir, si por ejemplo abres la página web de RedesZone, tu ordenador o móvil no se conecta directamente con el servidor del sitio web, sino que antes pasa por el servidor de la VPN.

Ese proceso va a hacer que se ralentice la conexión. Además, la información que envías va a estar cifrada. Básicamente todo pasa como si fuera a través de un túnel. Eso lógicamente ralentiza la conexión y hace que funcione más lenta que si navegas directamente en la red, sin pasar antes por algún intermediario.

Esto lo vas a notar más o menos en función del uso que hagas de tu conexión. No va a ser igual simplemente entrar en una página web, que en cambio jugar online o descargar archivos. Mientras más velocidad requieras, más problemas tendrás al usar una VPN. Por eso no siempre funciona bien cuando queremos ver un vídeo en Streaming en máxima calidad o descargar grandes archivos.

Por tanto, siempre que instales una VPN debes tener en cuenta que tu Internet no va a ir igual de rápido que si navegas sin ella. Ahora bien, el problema puede ser más o menos pronunciado en función de qué tipo de VPN utilices. A continuación vamos a darte algunos consejos para que sepas elegir.

Error al usar navegador con VPN

Qué tener en cuenta para mejorar la conexión

Algo fundamental es elegir una buena VPN. Vas a encontrar una gran cantidad de opciones en Internet, pero no todas ella funcionan igual de bien. Las que son gratuitas suelen ir peor, además de que tienen también más problemas de seguridad. Por ello nuestro consejo es que las evites, aunque sí que existen VPN gratis que funcionan bien.

Otro factor clave es elegir bien a qué servidor conectarte. Es muy frecuente que una VPN cuente con múltiples servidores a los que vas a poder conectarte. Debes mirar la ubicación de esos servidores. Por ejemplo, si estás en España y quieres conectarte a una VPN va a funcionar mejor si utilizas un servidor de Francia o Italia que si te conectas a uno de Japón o Estados Unidos.

También debes comprobar que no hay ningún programa que esté limitando la VPN. A veces los antivirus o cortafuegos pueden actuar de forma negativa y generar problemas. Mira bien qué tienes instalado y de qué manera podría afectarte negativamente al usar estas aplicaciones.

En definitiva, como ves utilizar una VPN puede generar problemas y afectar a la velocidad de Internet. Es importante que elijas un programa bueno, de garantías, y consigas que la conexión funcione lo mejor posible dentro de las limitaciones que siempre vas a tener.

¡Sé el primero en comentar!