¿Problemas con los drivers de redes en Windows? La culpa es de la última actualización

Cuando instalamos nuevas actualizaciones generalmente traen mejoras en rendimiento, resuelven problemas de seguridad o incluyen funciones novedosas. El problema es que a veces estos cambios también pueden generar problemas. Pueden ocurrir fallos de incompatibilidad, errores al iniciar algunos programas, etc. Algo así es lo que ha ocurrido con los controladores de redes en Windows 10 tras la última actualización. Lo que parecía ser una solución a ciertos errores se ha convertido en otro problema para los drivers de dispositivos de red.

La última actualización de Windows 10 daña los controladores de red

Microsoft lanzó la semana pasada nuevas actualizaciones correspondientes con el mes de septiembre. Normalmente corrigen algunas vulnerabilidades de seguridad o errores de funcionamiento que han detectado. Estas actualizaciones incluyeron una mejora en el uso de la CPU por parte del equipo.

La cuestión es que esta actualización corrigió ese problema pero ocasionó fallos en los controladores de audio. No es algo que le pasara a todos los usuarios, claro, pero sí se reportaron bastantes casos en los que el audio dejó de funcionar correctamente. Lógicamente Microsoft buscó una nueva solución al problema.

Ahora esto ha vuelto a agravarse. Esta nueva actualización KB4515384 fue lanzada para arreglar esos problemas. La cuestión es que está afectando al buen funcionamiento de los drivers de red en algunos dispositivos. Un problema que está provocando la interrupción del servicio en determinados routers tanto por cable como por Wi-Fi.

Según indican desde Windows Latest entre los usuarios afectados informan que Windows crea nuevos dispositivos y eso provoca que aparezca el mensaje de Ethernet desconectado, pese a que no lo está realmente.

Fallo en la actualización de Windows

Qué hacer si tenemos problemas con los controladores de red

Este fallo ocurre únicamente a una serie de usuarios que tienen unos determinados dispositivos y tarjetas de red. Sin embargo puede que entre los afectados haya lectores de RedesZone. Vamos a explicar algunos pasos que podemos llevar a cabo para solucionar el problema.

Lo primero que podemos hacer en caso de ver que tras la última actualización de Windows 10 tenemos problemas es deshabilitar y volver a habilitar el adaptador de red desde la sección de administrador de dispositivos de Windows. Una vez hagamos esto reiniciamos el sistema y comprobamos si se ha solucionado el problema o no.

En caso de que hagamos esto y el problema persista no tendremos más remedio que desinstalar la última actualización de Windows 10 que hemos instalado. De momento, al tiempo de escribir este artículo, desde Microsoft no han lanzado ninguna solución. Es previsible que saquen una nueva actualización que pueda corregir este problema.

En definitiva, algunos usuarios han encontrado problemas en sus drivers de redes a la hora de instalar la última actualización de Windows 10. Afecta a determinados modelos y desde Microsoft han indicado que una de las soluciones posibles a día de hoy es deshabilitar y volver a habilitar el adaptador de red. Esto, al menos sobre el papel, debería de arreglar el problema. Siempre a la espera de que la compañía lance nuevas actualizaciones definitivas.