Qué datos oculta una VPN sobre nosotros cuando la usamos

Cada vez somos más conscientes de que necesitamos proteger nuestra privacidad. Por si no lo sabéis, nuestras conexiones se monitorizan con la intención de obtener una rentabilidad económica. Para ello se utilizan distintas herramientas de monitorización, las cookies y los bots con la intención de crear un perfil nuestro. Luego gracias a este perfil, entre otras cosas, se envía publicidad orientada e incluso esa información termina siendo vendida a otras empresas. Entonces a los usuarios de Internet, para protegernos, nos queda la opción de utilizar una VPN o un Proxy. En este artículo vamos a hablar sobre qué datos oculta una VPN sobre nosotros cuando la utilizamos y que protegen nuestra privacidad.

Hoy en día todos buscan obtener nuestros datos aunque sea con fines diferentes. No sólo persiguen nuestra información los gobiernos, sino también las empresas e incluso los ciberdelincuentes. Cada vez que navegamos por Internet vamos dejando un rastro que es muy goloso para distintas entidades. Simplemente con el uso de una publicidad orientada pueden llegar a ser muy lucrativos, por eso la utilización de una VPN puede constituirse como una opción muy interesante para proteger la privacidad.

Qué ventajas nos ofrece las VPN y tipos

Una VPN o red privada virtual, es una tecnología de red de ordenadores que permite una extensión segura de la red de área local (LAN) sobre una red pública como Internet. Aunque existen las VPN sin cifrar lo mejor es que éstas vayan cifradas, de hecho, lo más normal es que incorporen un cifrado robusto utilizando AES de 128 o 256 bits, aunque también hay otras que usan ChaCha20 como WireGuard. Gracias al cifrado de datos que nos aporta confidencialidad a las comunicaciones, nuestros datos viajarán como si estuvieran cifrados y protegidos por un túnel que los mantiene a salvo de miradas indiscretas y de los ciberdelincuentes.

Los datos que oculta una VPN son más de los que creemos, y además, nos ofrece unas ventajas como:

  • Evitar bloqueos geográficos para acceder a contenidos multimedia de diferentes plataformas, a los que de otra manera no tendríamos acceso. También la censura a algunas webs en determinados países.
  • Ocultar nuestro tráfico de datos a nuestro ISP y a las empresas.

En cuanto a los tipos de VPN tenemos dos. Unas serían las VPN gratuitas que no son siempre recomendables salvo unas pocas excepciones. Hay que tener en cuenta que luego tienen que rentabilizar ese servicio que ofrecen y pudieran llegar a vender tus datos. Por otra parte, tenemos las de pago que además de cifrar nuestra conexión obtendremos una mayor velocidad de conexión. Algunos ejemplos de este tipo de calidad serían NordVPN, SurfShark, CyberGhost y HMA VPN.

Qué datos oculta una VPN

Gracias a la recopilación de los metadatos, los gobiernos y las organizaciones pueden intuir las tendencias y movimientos actuales. Luego también son interesantes en relación a crear perfiles para ofrecer publicidad orientada y ganar dinero con la venta de ciertos productos. Los datos que oculta una VPN son:

  • La dirección IP pública.
  • Tu ubicación actual relacionada con la IP que tenemos.
  • Si navegamos en modo incógnito, los diferentes servicios no podrían relacionar la nueva IP con las cookies.
  • El dispositivo de origen de los mensajes.

Este, por ejemplo, sería un mi IP pública actual:

En cambio si usamos una VPN y ponemos Portugal nos saldría esta otra IP:

Si pulsamos sobre Geolocalizar IP veremos cómo, además del proveedor de Internet, se obtienen más datos sobre nosotros:

Si esta fuera, por ejemplo, la primera IP pública que mostré al principio, es decir, la real, ya sabrían tanto mi dirección actual que sería la ciudad, como mi IP pública.

A partir de distintos medios irían recopilando nuestro historial de navegación para aprovecharlo para diversos fines. No sin antes mencionar que también pueden conocer cosas del dispositivo de origen, como el sistema operativo y navegador que utiliza. Una de ellas podría ser Whoer.net. Por último, lo que oculta una VPN podría mejorar en privacidad si además la combinásemos con un Proxy.

¡Sé el primero en comentar!