¿Puede una VPN hacer que tu Internet vaya más rápido?

Todos queremos tener una buena velocidad de Internet para navegar más rápido, descargar archivos o usar la nube. Sin embargo esto no siempre es posible y podemos encontrarnos con ciertos problemas y limitaciones. Hay programas que pueden ayudar a descargar más rápido al optimizar los recursos. Ahora bien, ¿qué pasa si usamos una VPN? ¿Podemos tener mayor velocidad de Internet? De ello hablamos en este artículo.

Velocidad de Internet y VPN, un debate abierto

Cuando usamos una VPN podemos lograr que la conexión sea más segura, esté cifrada y evitar problemas por ejemplo para conectarnos a una red Wi-Fi pública. También es muy útil para evitar el bloqueo geográfico al ocultar la dirección IP. Sin embargo este proceso, el hecho de cifrar la conexión, hace que funcione más lenta la conexión.

Por tanto, en líneas generales una VPN, sea cual sea la que utilices, va a hacer que tu conexión de Internet vaya más lenta. Esto especialmente va a ocurrir cuando utilizas un programa gratuito, ya que son estas aplicaciones las que más problemas suelen tener y ofrecen un peor rendimiento al navegar.

Esto lo puedes probar fácilmente. Solo tienes que instalar una VPN, ya sea en el ordenador o en el móvil, y hacer un test de velocidad. Una vez finalice, desconectas el programa y vuelves a hacer la misma prueba. Verás que la velocidad aumenta en cuanto quitas la VPN para navegar por Internet.

Si buscas tener la máxima velocidad de Internet para descargar archivos más rápido, usar la nube o llevar a cabo cualquier acción que requiera una buena conectividad, usar una VPN no va a aportar nada positivo en este sentido, sino que incluso va a hacer que la conexión vaya más lenta.

Errores al usar VPN

Más velocidad cuando la operadora bloquea

No obstante, hay una situación en la que una VPN sí que puede ayudar a mejorar la velocidad de Internet. No es algo que vaya a beneficiar a todos, pero sí en determinadas circunstancias cuando hay algún tipo de restricción por parte de la operadora de Internet que impide alcanzar la máxima velocidad.

Esto no es algo habitual, pero en determinados países sí que es más frecuente. Básicamente la operadora de Internet limita la velocidad cuando detecta que hay un aumento de consumo, especialmente en horas de mayor actividad. También ocurre cuando usamos alguna aplicación específica, como puede ser para descargar, jugar online o ver vídeos en Streaming.

En estos casos, lo que hace la VPN es ocultar qué estamos haciendo realmente. La operadora no sabe si estamos usando una página para descargar un archivo o viendo un vídeo en Streaming. Por tanto, de esta forma podemos cifrar la conexión y, al ocultarla, poder navegar sin que aparezcan esas limitaciones molestas.

Por tanto, como ves sí que hay una causa por la que una VPN puede llegar a mejorar la velocidad de Internet. Ahora bien, es algo muy concreto y que no suele ser habitual. En líneas generales, una VPN va a provocar más bien una pérdida de velocidad de Internet y no un aumento. Eso sí, debes tener en cuenta también que a veces una VPN es peligrosa.

¡Sé el primero en comentar!