Por qué el antivirus bloquea la VPN y cómo evitarlo

Por qué el antivirus bloquea la VPN y cómo evitarlo

Javier Jiménez

Tener programas de seguridad es necesario para conseguir que nuestros equipos funcionen correctamente. Debemos contar con un antivirus o firewall, por ejemplo. También, de forma paralela, podemos usar una VPN para cifrar las conexiones y navegar por la red con mayor privacidad, especialmente cuando usamos un Wi-Fi público. Ahora bien, a veces estos programas generan conflictos entre sí. Esto puede dar lugar a que incluso no podamos navegar. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué podemos hacer? En este artículo vamos a hablar de ello.

Qué provoca que la VPN se bloquee por el antivirus

Cuando nos encontramos con el problema de que instalamos una VPN y el antivirus la bloquea, la causa principal es que detecte que es un virus. Los programas de seguridad van a alertarnos cuando instalamos un software que podría llegar a ser peligroso y, en el caso de las VPN, puede pasar esto. Eso sí, muy probablemente estemos ante un falso positivo y realmente la aplicación no sea un peligro.

Esto que mencionamos especialmente puede ocurrir cuando instalamos una VPN que no sea fiable. Por ejemplo un programa gratuito, que no tenga buena reputación y que ciertas herramientas de seguridad puedan verlo como una amenaza real.

También puede ser que hayamos instalado algún complemento adicional a la VPN. Suele ocurrir en ciertos programas que adicionalmente nos ofrecen herramientas adicionales, como podría ser incluso un antivirus, antispyware u otro software encargado de la seguridad.

Por otra parte, es habitual que aparezca algún error en la propia VPN. Por ejemplo algún archivo corrupto después de haber actualizado la aplicación. Esto podría derivar en conflictos que lleguen a alertar al antivirus y lo considere como si fuera una amenaza, aunque realmente sea seguro.

Generalmente el problema suele estar en el antivirus, pero también podríamos ver que es el firewall el que está bloqueando la aplicación. Esto impediría que se conecte a la red, por lo que tendríamos que configurarlo correctamente y evitar que esto ocurra.

Pasos para evitar bloqueos de la VPN

Entonces, ¿qué debemos hacer para evitar que el antivirus o el firewall bloqueen a la VPN? Vamos a explicar los principales pasos que debemos dar para evitar que esto ocurra y conseguir que funcione correctamente, podamos conectarnos a Internet y cifrar la conexión con total normalidad.

Utilizar una VPN fiable

Lo primero que debemos tener en cuenta es que es muy importante utilizar una VPN que sea fiable, que funcione bien y tenga todas las garantías. Por un lado es importante para que funcione correctamente y cumpla su misión, que no es otra que la de ocultar nuestra IP, cifrar la conexión y permitir navegar de forma más privada.

Pero también es importante utilizar un programa correcto para que el antivirus no lo detecte como una amenaza. Si por ejemplo usamos una aplicación gratuita, que no cumpla con las garantías mínimas, es muy probable que las herramientas de seguridad salten y nos indiquen que lo que hemos instalado no es de fiar.

Por tanto, nuestro consejo siempre es evitar las VPN que son gratuitas y centrarnos en aquellas que sí ofrecen garantías tanto de buen funcionamiento como también para nuestra propia privacidad y seguridad.

Cuándo usar VPN

Actualizar el programa correctamente

Siempre debemos tener los programas actualizados adecuadamente. Esto nos ayudará a que el funcionamiento sea óptimo, tener todas las mejoras disponibles y también evitar problemas. Pero especialmente en aquellas aplicaciones que se conectan a Internet es aún más importante.

Si tenemos un programa desactualizado podría dar lugar a problemas de seguridad. Pero además, si esa actualización no ha terminado bien podría generar conflictos o que haya archivos corruptos que a su vez sea el motivo por el cual el antivirus lo detecta como una amenaza de seguridad.

Reinstalar si fuera necesario

En caso de que sea necesario, siempre que veamos que el antivirus sigue detectando la VPN como insegura y la hayamos actualizado correctamente, podríamos probar a desinstalarla por completo y volver a instalarla de cero, asegurándonos de que el proceso se realiza bien.

En muchos casos esta es la mejor solución cuando surgen problemas de este tipo. Si por ejemplo ha habido algún archivo corrupto que no se ha corregido bien con la actualización, esto nos permitirá solucionarlo y que todo vuelva a la normalidad.

Verificar que el firewall no bloquea el programa

Windows tiene su propio firewall, además de antivirus. Pero podemos instalar también versiones de terceros. Sea cual sea la opción que utilicemos, tal vez esté bloqueando la conexión y la VPN no pueda conectarse a Internet con normalidad.

Por ello lo que vamos a hacer es verificar que el firewall no está bloqueando nuestra VPN. Por ejemplo en el caso del firewall de Windows Defender podemos abrir el programa, Configuración avanzada, Reglas de salida y vemos si nuestra VPN está en la lista de programas bloqueados.

VPN y firewall portátil

Evitar complementos adicionales

A veces las VPN a la hora de instalarlas nos ofrecen ciertos complementos que pueden parecer interesantes. Por ejemplo agregar un antivirus que venga junto a la aplicación, un antispyware, una extensión para el navegador que ofrezca seguridad… Aunque no son herramientas malas por sí mismas, lo cierto es que pueden generar conflictos.

Por tanto, nuestro consejo es evitar este tipo de complementos. Si por ejemplo instalamos otro antivirus, esto suele generar conflicto y provocar errores. El antivirus principal lo puede interpretar como una amenaza y no permitir que naveguemos correctamente.

Usar un buen antivirus

Pero el problema puede no ser de la VPN, sino del propio antivirus que estamos utilizando. ¿Es bueno el programa que tenemos instalado? Debemos siempre asegurarnos de que funciona correctamente, está bien configurado y no va a generar ningún tipo de problema.

¿Cuál debemos utilizar? En Windows funciona muy bien el propio de Microsoft, pero existen otras alternativas populares como Avast, Bitdefender o Kaspersky. Sea cual sea la opción que elijamos, nuestro consejo es utilizar programas reconocidos, informarnos muy bien de sus características y que además estén actualizados correctamente para reducir al máximo los problemas.

En definitiva, el hecho de que el antivirus detecte como amenaza una VPN es un problema importante. Debemos controlar nuestros equipos y las herramientas que tenemos instaladas. Solo así lograremos que navegar por Internet no sea un problema y conseguir evitar los conflictos y falsos positivos de seguridad que tanto pueden alterar las conexiones en nuestro día a día.

¡Sé el primero en comentar!