Si te funciona mal la VPN, revisa todo esto para solucionarlo

Si te funciona mal la VPN, revisa todo esto para solucionarlo

Javier Jiménez

Podemos decir que tener una VPN es algo común y cada vez más presente en nuestros móviles y ordenadores. Sirven para cifrar la conexión, evitar que se filtre información al usar redes Wi-Fi públicas, ocultar la IP real o evitar el bloqueo geográfico. Pero a veces la VPN empieza a ir más lenta. En este artículo vamos a explicar por qué ocurre esto y qué podemos hacer nosotros, como usuario, para intentar que esto no ocurra.

Qué provoca que la VPN vaya lenta

A veces podemos ver que la VPN deja de funcionar bien. De repente empezamos a navegar más lento, hay cortes o incluso no podemos acceder a servicio que antes sí podíamos. Esto puede ocurrir por diferentes motivos, aunque normalmente vas a poder tomar medidas para corregirlo y que funcione bien.

Saturación del servidor

Algo habitual es que estés conectado a un servidor que empiece a saturarse. A fin de cuentas, una VPN va a tener unos recursos limitados para que los usuarios se conecten y puedan navegar. Si esos recursos se agotan, podría haber limitaciones, la velocidad bajaría e incluso directamente podrías quedarte sin conexión.

Esto va a depender de la calidad del servidor y también de la cantidad de usuarios conectados en un momento dado. Es algo similar al ancho de banda disponible en una conexión Wi-Fi: mientras más aparatos conectes, peor va a ir y más problemas pueden aparecer. Es también una causa por la que no se conecta la VPN.

Tu cobertura ha empeorado

Otro motivo común es que la cobertura de tu conexión sea peor. Si estás navegando con una VPN y todo funciona bien pero de repente ves que va más lento o se corta, mira a ver si existe algún problema con la conexión. Por ejemplo, si estás conectado por Wi-Fi tal vez te hayas alejado del punto de acceso o hayas cambiado de banda.

Pero esto mismo puede pasar si usas datos móviles y la señal empieza a llegar más débil. Es un caso similar y por ello la VPN podría empezar a ir mal. Tendrías menos recursos disponibles para poder conectarte sin que aparezcan los temidos cortes y problemas.

VPN peor en el móvil

Algún conflicto de software

También puede pasar que tengas algún conflicto de software en el equipo. Por ejemplo que hayas instalado algún programa y que eso provoque errores en la VPN. Esto puede pasar especialmente si utilizas un antivirus o firewall, ya que podrían incluso llegar a bloquear completamente la VPN y que no tenga acceso a la red.

Por tanto, si has instalado recientemente algún software y has empezado a tener problemas con tu VPN, piensa que esa puede ser la causa. Revisa las aplicaciones instaladas y elimina la que pueda estar causando conflicto.

Has cambiado la ubicación a la que te conectas

Un punto importante para que las VPN funcionen bien es elegir correctamente la ubicación de los servidores a los que te conectas. Por ejemplo, si estás de viaje por China y necesitas entrar en Google y usas un programa de este tipo, es mejor que te conectes a un servidor que se encuentre en Japón o en Hong Kong, en vez de conectarte a otro que esté en Estados Unidos o Francia. La distancia de los servidores va a importar mucho.

Si cambias la ubicación y te has conectado a un servidor más lejano, eso puede dar lugar a problemas de velocidad y que la VPN empiece de repente a funcionar más lenta. Lo ideal es que siempre te conectes a uno que tenga una ubicación óptima.

En definitiva, como ves hay determinados factores que van a afectar a la conexión de tu VPN. Si empieza a funcionar mal de repente, puedes mirar lo que hemos explicado para intentar solucionarlo. El objetivo es lograr que funcione lo mejor posible, sin cortes y con una buena velocidad.

¡Sé el primero en comentar!