Así atacan y controlan tu TV sin que lo sepas, pero puedes evitarlo

Así atacan y controlan tu TV sin que lo sepas, pero puedes evitarlo

Javier Jiménez

Aunque solemos centrarnos en la seguridad de móviles y ordenadores, lo cierto es que cualquier aparato que tengamos conectado a Internet puede ser atacado. Los piratas informáticos pueden aprovecharse de fallos de seguridad, colar malware o robar contraseñas. Esto es lo que puede ocurrir con una televisión. Por ello en este artículo vamos a hablarte de cómo pueden atacar y controlar tu TV y qué hacer para evitarlo.

Cómo pueden atacar una Smart TV

Si tienes una televisión conectada a Internet, es un aparato más que puede ser atacado por los piratas informáticos. Es cierto que no es algo que sea tan habitual como tener virus en el ordenador o móvil, pero puede ocurrir. Conocer cuáles son los riesgos es fundamental para no tener problemas.

Aprovechar fallos de seguridad

Un primer factor a tener en cuenta son las vulnerabilidades que puede haber a nivel de firmware. Son fallos que un atacante puede explotar para robar a información, colar malware o realizar cualquier ataque. Hay vulnerabilidades conocidas y si están sin corregir puede ser un riesgo importante para la seguridad.

¿Qué hacer para evitar esto? Sin duda lo mejor es tener actualizada la televisión. Siempre que veas que hay una actualización de firmware disponible, instálala. También cualquier programa que tengas instalado. Es lo mismo que deberías hacer en cualquier otro dispositivo conectado a la red.

Programas maliciosos

También pueden llegar a usar aplicaciones falsas, con software malicioso. A una Smart TV le puedes instalar programas, para poder tener ciertas características y mayor usabilidad. Sin embargo ten en cuenta que pueden ser usados para meter virus. Es igual que puede ocurrir en un ordenador o móvil.

Lo que debes hacer en este caso es revisar muy bien siempre qué estás instalando. Ten cuidado de dónde descargas las aplicaciones y revisa todo correctamente. Así tendrás solo software legítimo, fiable y que haya pasado una revisión previa.

Redes Wi-Fi desprotegidas

Otro método que pueden usar es explotar una red Wi-Fi desprotegida. Un atacante podría llegar a tener acceso a dispositivos que haya conectados en esa red inalámbrica. Si no tiene protección o ésta es muy débil, pueden aparecer problemas que pongan en riesgo la seguridad y privacidad.

Lo ideal es que protejas siempre tu red Wi-Fi. Ponle una buena contraseña, que sea fuerte y compleja. No dejes nunca la que viene de fábrica, ni tampoco pongas una clave que sea débil y fácil de averiguar. Eso protegerá tus dispositivos, también la televisión.

Ingeniería social

Aquí los piratas informáticos van a utilizar diferentes técnicas para estafar. Van a hacerte crear que debes poner ciertos datos, hacer clic en un enlace o descargar algo. Es lo que se conoce como ingeniería social y podemos nombrar los ataques Phishing como mejor ejemplo de qué puede ocurrir.

Para estar protegido, lo mejor es que mantengas el sentido común. No cometas errores, instala solo software desde sitios fiables y no hagas clic en enlaces que puedan ser un fraude. Pero especialmente cuando se trata de la televisión, en muchos casos estas estafas son vía telefónica, indicando que tienes que solucionar algún problema en caso de que tengas contratado algún plan de TV de pago. Cuidado con eso y no caigas en la trampa.

Mediante hardware modificado

Un último método que pueden usar para atacar tu Smart TV y controlarla es a través de algún tipo de hardware que previamente han modificado. Por ejemplo un simple pendrive que enchufes para ver alguna película o serie. Si tiene algún virus, si tiene software malicioso que permita el control remoto, podría ser un problema.

Revisa siempre cualquier dispositivo que vayas a conectar a la televisión. Evita conectar aparatos que puedan ser un peligro, ya sea un pendrive, ordenador o cualquier otro dispositivo que tengas.

En definitiva, como ves pueden infectar tu Smart TV a través de diferentes técnicas. Es esencial que tomes medidas y no cometas errores. Por ejemplo, si vas a usar VPN para desbloquear contenido en la televisión, asegúrate de que estás usando un programa legítimo y no es un fraude.

¡Sé el primero en comentar!