Por qué en vacaciones y fines de semana hay más ataques en la red

Hay muchos tipos de ataques de seguridad informática y muchas estrategias que los piratas informáticos pueden llevar a cabo. Ahora bien, ¿los ataques ocurren sin importar la fecha o hay determinados momentos en los que es más frecuente que ocurran? De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a explicar por qué en vacaciones y fines de semana es más probable que haya ataques de seguridad en la red.

Los ataques de seguridad aumentan en vacaciones

Es una realidad que los ataques informáticos aumentan según la época del año. Por ejemplo podemos mencionar los ataques Phishing que se incrementan en épocas como navidades, en las que muchos usuarios realizan compras por Internet y están pendientes del correo para ver si reciben pronto su paquete o no.

De hecho el FBI y CISA acaban de alertar de que hay una mayor probabilidad de sufrir ataques ransomware tanto en vacaciones como en fines de semana. Se trata de una de las amenazas más importantes, que tiene como objetivo cifrar los archivos y equipos de la víctima y posteriormente pedir un rescate a cambio.

Pero, ¿por qué aumentan los ataques los fines de semana o épocas de vacaciones? Hay diferentes motivos, pero uno de los principales es que los usuarios, así como las empresas, bajan la guardia. Están menos preparados para defenderse en caso de algún ataque, alguna estafa por correo o similar.

Esto especialmente puede ocurrir en las empresas. Los ciberdelincuentes lanzan ataques como puede ser el ransomware y, al haber menos empleados de seguridad presentes, tienen más opciones de que esos ataques tengan éxito o tarden más en ser reparados.

Ataques a través del e-mail

Cambia la actividad de los usuarios

Si pensamos en los usuarios domésticos, los fines de semana es más probable que nos conectemos desde el móvil, que incluso usemos redes Wi-Fi públicas. Esto facilita que abramos un correo sin darnos cuenta, sin prestar mucha atención al contenido, o que entremos en una página falsa desde un Wi-Fi en un centro comercial o aeropuerto, por ejemplo.

Los piratas informáticos aprovechan estos pequeños detalles para tener mayor probabilidad de éxito a la hora de lanzar sus ataques. Además, son momentos de menor actividad, por lo que si logran entrar en un sistema, es menos probable que lo detecten rápidamente. No es lo mismo que entrar en una red empresarial en una hora en la que todos están utilizando los equipos y pueden notar que algo no va bien.

Por tanto, los ataques de seguridad tanto en vacaciones como en fines de semana son más probables. Es muy importante que siempre estemos protegidos, que contemos con todo lo necesario para ello. Por ejemplo hay que tener un buen antivirus, como puede ser Windows Defender, Avast o Bitdefender, por nombrar algunos, así como tener actualizados los equipos a la última versión. Debemos reconocer un malware keylogger y evitar problemas.

No obstante, más allá de estas medidas de protección básicas que hemos mencionado, lo más importante siempre va a ser el sentido común. Especialmente para evitar ataques que, como hemos indicado, pueden aprovechar momentos en los que bajamos la guardia y cometemos errores, como puede ser hace clic en un enlace que nos llega por correo. Un ejemplo es reducir la información personal que publicamos en redes sociales, ya que está disponible para que un atacante pueda usarla.