Debes evitar este tipo de archivos en la nube si no quieres infectarte

Debes evitar este tipo de archivos en la nube si no quieres infectarte

Javier Jiménez

Utilizar la nube es algo muy común. Existen muchos servicios en Internet, como son Google Drive, OneDrive o Dropbox. Hay muchos más. Sin embargo no todos son seguros. En ocasiones podemos tener problemas y ver que nuestros datos o archivos se ven comprometidos en la red. Por ello, en este artículo vamos a hablar de qué tipo de archivos no deberías subir a la nube si no quieres tener problemas en un futuro.

Archivos peligrosos para subir a la nube

Lo primero que tenemos que decir es que la nube es segura. Podemos subir archivos de todo tipo, compartirlos con terceros y tenerlos ahí siempre disponibles y, sobre el papel, no deberíamos tener ningún problema. Pero claro, siempre pueden surgir vulnerabilidades y fallos que expongan todo. Por ejemplo que un atacante llegue a robar nuestra contraseña y tenga acceso a esa plataforma en la nube o que ese servicio que usamos tenga alguna vulnerabilidad y todo quede expuesto.

Especialmente si vas a utilizar servicios en la nube que no son tan fiables, debes evitar alojar contenido sensible, que pueda comprometer tu seguridad y privacidad. Aunque los utilices para momentos puntuales, como por ejemplo subir archivos pesados, como puede ser una distribución de Linux que hayas bajado, no deberías alojar documentos que realmente sean importantes.

Estos son algunos tipos de archivos que deberías evitar alojar en la nube y no tener problemas:

  • Información personal: lo primero que debemos mencionar es que no es buena idea alojar contenido que pueda estar desprotegido y que contenga información personal. Esos datos pueden ser usados en nuestra contra para lanzar ataques informáticos, por ejemplo. Evita subir documentos que tengan datos del lugar de residencia, DNI, etc.
  • Datos que comprometan a terceros: también deberías evitar subir archivos que puedan comprometer a terceros. Por ejemplo archivos de texto que tenga información personal de otras personas, como pueden ser compañeros de trabajo o universidad.
  • Información confidencial: por supuesto, es mala idea subir archivos que tengan información confidencial. Aquí podemos mencionar, por ejemplo, un producto en desarrollo para una empresa. Si un intruso logra acceder a ese contenido, podría poner en riesgo todo el trabajo realizado.
  • Archivos editables: además, es mala idea subir documentos y archivos que puedan ser editables. Por ejemplo que un intruso lo utilice para suplantar tu identidad. Pueden ser fotografías, vídeos, documentos que incluyen datos de tu trabajo, etc. Alguien podría simplemente modificarlos.
  • Consejos para crear copias de seguridad en la nube

    Cómo subir contenido con seguridad

    Entonces, ¿qué debemos hacer para subir contenido e incluso crear copias con seguridad en la nube? Lo primero es que debes tener en cuenta la importancia de usar servicios de garantías. Evita utilizar plataformas que no son fiables, que no ofrecen cifrado ni medidas de seguridad. Por ejemplo puedes usar Google Drive o Dropbox, que son muy populares y fiables.

    También, como medida adicional puedes tener la opción de subir archivos cifrados. Existen muchas herramientas para cifrar archivos y que estén protegidos en la nube. En caso de que un intruso logre acceder, no podrá leer ese contenido que has almacenado ya que tendría que descifrarlo.

    Otro consejo es que siempre utilices aplicaciones oficiales. Evita programas que estén en sitios no legítimos, que hayan podido ser modificados de forma maliciosa. Es esencial contar únicamente con software oficial, seguro, de garantías. Esto evitará muchos problemas.

    En definitiva, utilizar la nube es algo habitual pero conviene hacerlo con total seguridad. Evita subir contenido que pueda comprometer tu privacidad y, en caso de tener que hacerlo, toma medidas para reducir al máximo el riesgo de sufrir problemas. Esto te ayudará a mantener en todo momento tus sistemas protegidos y que tus datos no se vean comprometidos.

¡Sé el primero en comentar!