Estas son las ventajas y desventajas de iniciar sesión sin contraseña

Utilizamos contraseñas para prácticamente todo hoy en día. Sirven para iniciar sesión en redes sociales, correo electrónico o cualquier otra plataforma. También apara encender dispositivos, como puede ser un móvil o un ordenador. Sin embargo últimamente están aumentando los métodos sin contraseña o passwordless. Básicamente significa que podemos iniciar sesión sin tener que poner una contraseña. ¿Qué ventajas y desventajas tiene esto? De ello vamos a hablar.

Ventajas de no usar contraseñas

No usar contraseñas significa que vamos a poder iniciar sesión simplemente con nuestra huella, reconocimiento facial o usando un dispositivo físico por USB para autenticarnos. Hay diferentes métodos y todos ellos lo que hacen es evitar tener que poner un PIN o una clave para poder entrar.

Una de las ventajas claras es que no tenemos que recordar contraseñas. Simplemente basta con poner el dedo en la pantalla, usar el reconocimiento facial o cualquier otro método. Esto va a aportar comodidad, ya que no vamos a tener que memorizar las claves, ni tener que ponerlas siempre que iniciemos sesión.

También ayuda a la seguridad, al menos en cierta medida. No vamos a ser víctimas de métodos como los keyloggers, que recopilan las contraseñas que escribimos en el teclado. En este caso realmente no estamos escribiendo nada, sino simplemente usando métodos sin contraseña y eso aporta un plus de seguridad.

Otro punto interesante es que vamos a tener todo concentrado. Es decir, no tenemos que usar múltiples contraseñas para iniciar sesión en Facebook, en la cuenta bancaria, en el correo… Simplemente vamos a utilizar la huella o cualquier método y listo. No tendremos que usar algo diferente para cada caso.

poner a prueba tus contraseñas

Puntos negativos de no usar claves

Pero no solo es positivo. Lo cierto es que utilizar métodos passwordless o sin contraseñas también tiene ciertas complicaciones. Vamos a ver cuáles son los más importantes y así poder poner en una balanza para evitar problemas que puedan afectar a nuestros dispositivos y registros.

Una de las desventajas es que no es tan seguro como podríamos imaginar. Aunque es cierto que la seguridad ha mejorado bastante, también podemos tener problemas. Uno de ellos es que existe la posibilidad de que clonen nuestra huella digital o incluso el reconocimiento facial a través de diferentes herramientas. También podrían robar nuestro dispositivo físico para autenticarnos.

Otro punto negativo es que rara vez es completamente sin contraseñas. Es decir, podemos iniciar sesión en redes sociales o cuentas bancarias con la huella, pero igualmente vamos a tener que crear una clave de acceso. Aunque no la estemos poniendo constantemente, sí que vamos a tener que crear una contraseña.

Además, también hay que mencionar que estos métodos son limitados. No los podemos utilizar en cualquier página web, dispositivo o registro. Aunque cada vez está más extendido, lo cierto es que sigue sin estar presente en tantos servicios como nos gustaría. No obstante, es algo que sin duda irá en aumento y esto puede que deje de ser una desventaja en un futuro. Es importante evitar que las contraseñas terminen en la Dark Web.

En definitiva, estas son algunas de las principales ventajas y desventajas de no usar contraseñas para iniciar sesión en plataformas de Internet. Como has visto, es cuestión de poner en una balanza qué interesa más, aunque no siempre podrás elegir entre ambas opciones.

¡Sé el primero en comentar!