3 cambios rápidos en tu WiFi para protegerlo al máximo

Proteger las redes inalámbricas es esencial para lograr un buen funcionamiento y evitar además que un posible intruso llegue a afectar a otros dispositivos. Para lograrlo podemos tener en cuenta ciertos consejos. En este artículo vamos a hablar de 3 cambios sencillos y rápidos que puedes realizar para que tu WiFi esté más protegido. Esto ayudará a evitar problemas de seguridad, pero también lograrás una mejora en el rendimiento.

Cambios para proteger el WiFi

Una red WiFi vulnerable significa que un intruso puede entrar al router y afectar a la velocidad. También podría obtener acceso a un dispositivo que esté conectado o incluso modificar cualquier cosa de la red para que no funcione correctamente. Ahora bien, si realizas algunos cambios en la configuración puedes lograr una mejora significativa.

Pon otras contraseñas

Lo primero que debes hacer es cambiar las contraseñas. Esto es fundamental para proteger la seguridad, ya que podemos decir que es la primera barrera que va a impedir que un atacante pueda entrar en tu red. Si dejas la que viene de fábrica, es más probable que un hipotético intruso logre acceder con éxito.

¿Qué contraseña debes utilizar? Es imprescindible que sea totalmente aleatoria, que no la uses en otros lugares y que no contenga ninguna palabra o dígitos que puedan relacionarte. Por ejemplo nunca debes poner tu nombre, fecha de nacimiento o datos similares que puedan memorizarse fácilmente, pero también ser más sencillo para un atacante.

También debes usar un buen cifrado para la clave del WiFi. Es otro cambio que debes realizar si no utilizas uno correcto. Por ejemplo, debes evitar los que son obsoletos como es el caso de WEP o WPA. Es mejor usar los más recientes, ya que son más seguros. Puedes usar WPA-2 o WPA-3.

Pero no solo debes cambiar la contraseña del WiFi, sino también la clave de acceso a la configuración del router. Esto también es importante para evitar intrusos. No debes dejar la que viene predeterminada, ya que suele ser del tipo admin123 y similares, que pueden ser averiguadas fácilmente.

Actualiza el router

Otro cambio necesario para proteger el WiFi es actualizar el router. Tener la última versión del firmware va a ser imprescindible para lograr que funcione correctamente, pero también para corregir posibles vulnerabilidades de seguridad que puedan ser explotadas por un atacante sin que nos demos cuenta.

Esto es algo que debes hacer en cualquier aparato que tengas conectado a Internet. Sin embargo, en el caso del router esto es aún más importante. Es una pieza fundamental para las conexiones inalámbricas y se hace necesario poder mantener la protección al máximo en todo momento.

Desactiva WPS

Esta opción es muy útil para poder conectar fácilmente un repetidor WiFi, por ejemplo. Básicamente se activa a través de un botón y hace que este proceso sea más sencillo y rápido. Pero esto puede tener vulnerabilidades que son explotadas por los piratas informáticos para entrar en una red inalámbrica.

Por tanto, nuestro consejo es desactivar WPS si no se va a utilizar. Es otro cambio que va a mejorar la seguridad del WiFi. Una opción más que va a permitir que navegues con mayor protección por Internet, sin que aparezcan problemas que afecten tanto al rendimiento como también a tus datos.

En definitiva, estos cambios sencillos y rápidos pueden venir muy bien para mantener la protección del WiFi y evitar problemas. Los puedes realizar en cualquier momento y, en el caso de actualizar el router o cambiar la clave, llevar a cabo de forma periódica para asegurarte de que siempre estás protegido.

¡Sé el primero en comentar!