Haz estos cambios en tu WiFi en vez de comprar un repetidor

Haz estos cambios en tu WiFi en vez de comprar un repetidor

Javier Jiménez

Tener una buena conexión de Internet es importante y no siempre es posible. A veces la cobertura es mala, vemos que la velocidad es muy lenta o aparecen cortes cuando nos conectamos de forma inalámbrica. Una de las opciones que tenemos es comprar un repetidor Wi-Fi. Esto ayuda a mejorar la calidad de la señal. Ahora bien, en ocasiones esto no es necesario. En este artículo vamos a hablarte de algunos cambios que puedes hacer en tu Wi-Fi antes de comprar nada.

Cambios para mejorar el Wi-Fi

Lo que buscamos de una red Wi-Fi es que tenga buena cobertura y podamos conectarnos desde lejos, que la velocidad sea adecuada y además que no aparezcan cortes. Pero cuando algo de esto falla, una opción que solemos tener en cuenta es la de comprar un repetidor inalámbrico. Pero lo hacemos sin analizar previamente cuál es el motivo del problema y a veces no necesitamos gastar dinero.

Ubica mejor el router

Lo primero que puedes hacer es colocar en una mejor posición el router. Si lo tienes en una habitación aislada, está rodeado de otros electrodomésticos o tiene muros alrededor, eso va a ser un problema para poder conectarte desde lejos. Eso daría lugar a que la cobertura fuera muy débil y la velocidad limitada.

Puedes probar a cambiar el router a otro lugar más céntrico, desde donde reparta bien la señal. Asegúrate de que no tiene otros aparatos electrónicos alrededor y no está cubierto por nada. Si lo pones en una ubicación elevada, mejor para que pueda repartir la señal inalámbrica.

Elige otra banda Wi-Fi

Otro pequeño cambio que puedes realizar para mejorar la cobertura del Wi-Fi es simplemente cambiar de banda. Los aparatos actuales pueden conectarse tanto a la banda de los 2,4 GHz como también a la de los 5 GHz. La primera es la mejor cuando nos conectamos desde más lejos, aunque la velocidad es limitada. En cambio, la segunda es ideal para obtener la máxima velocidad cerca del router.

Tal vez estés navegando desde la banda de los 5 GHz y estés muy lejos y por ello la cobertura llegue débil. O, el caso contrario, que estés cerca y estés utilizando la banda de los 2,4 GHz en vez de la otra y no vas a lograr la máxima velocidad.

Diferencias entre 2.4 y 5 GHz

Revisa que no usas un canal saturado

Puede que estés conectado a un canal Wi-Fi que esté saturado. Esto es algo que no depende solo de ti, sino de tus vecinos. Si estás utilizando uno en concreto que lo utilicen otros routers cercanos, eso puede dar lugar a que se sature y la cobertura y velocidad no sean las adecuadas y haya que elegir otro diferente.

Esto ocurre especialmente en la banda de los 2,4 GHz y no tanto en la de los 5 GHz. Por tanto, puedes buscar el mejor canal Wi-Fi y evitar así problemas. Esto puede ser de gran ayuda para tener mejor conexión.

Comprueba que no hay limitaciones de hardware

Tal vez el problema no sea de la red Wi-Fi, sino de posibles limitaciones de hardware. Por ejemplo, puede que tu ordenador no pueda funcionar a más velocidad o que tenga una antena muy limitada y eso no permita que la cobertura llegue bien. En ese caso, aunque compres un repetidor Wi-Fi el problema va a seguir ahí.

Lo que debes hacer es verificar que la tarjeta de red que utiliza tu ordenador es adecuada. Por ejemplo, puedes acercarte al router para hacer ahí un test de velocidad y ver si el problema es la cobertura. También puedes ver si al utilizar una tarjeta de red externa mejora.

¡Sé el primero en comentar!