Por qué tus dispositivos antiguos funcionan peor por WiFi

Hoy en día en nuestros hogares lo más habitual es que utilicemos la tecnología Wi-Fi para conectarnos a Internet. La gran ventaja de las redes inalámbricas sin duda es la movilidad que nos ofrecen, si bien es cierto que no aprovechan tan bien el ancho de banda como el cable de red. Una cosa a tener en cuenta respecto al Wi-Fi es que ha ido pasando por diferentes estándares que ofrecen cada vez más velocidad. Actualmente el más utilizado es el 802.11ac que equivale al Wi-Fi 5, aunque cada vez ya es más común el 802.11ax, que se corresponde con el Wi-Fi 6. No obstante, no todos los dispositivos funcionan igual de bien por Wi-Fi. En este artículo vamos a explicar por qué tus aparatos antiguos funcionan peor por WiFi.

La conexión Wi-Fi es cuestión dos

Lo que determina que una conexión inalámbrica depende en exclusiva de dos aparatos:

  1. El router.
  2. Los dispositivos cliente. En este caso tenemos a los smartphones, tabletas, portátiles y más.

Por lo tanto, si queremos aclarar las expectativas y saber por qué van peor por WiFi esos aparatos debemos empezar conociendo sus especificaciones. Lo primero que tenemos que hacer es comprobar la normativa Wi-Fi que soporta nuestro router.

Frontal del router gaming Guía de instalación rápida del router gaming ASUS GT-AX6000

El siguiente paso debería ser hacer lo mismo con ese otro aparato. Normalmente los problemas suelen venir cuando soportan diferentes estándares Wi-Fi. Eso no quiere decir que no se puedan conectar, pero sin lugar a dudas va a afectar como mínimo a la velocidad. De los dos aparatos conectados, el que peor estándar Wi-Fi tenga va a ser el que limite la velocidad, y no podemos hacer nada para arreglarlo, solamente comprar una tarjeta Wi-Fi más actualizada.

Por ejemplo, la mayoría de los routers actuales de nuestros hogares cumplen con el estándar 802.11ac, sin embargo, bastantes aparatos no. Un ejemplo claro son los smartphones de gama baja y medio baja. Estos móviles soportan la anterior normativa que es 802.11n, y solo pueden conectarse a la banda de 2.4GHz. Así, con estos smartphones es difícil pasar de 80 Mbps, que para las tareas básicas y navegar pueden ser suficientes. Con los portátiles que tengan unos 4 o 5 años va a suceder algo parecido, lo más probable es que solo soporten la banda de 2.4GHz a no ser que sean de gama alta y dispongan de tarjetas WiFi de alta gama. No obstante, está clase de ordenadores a diferencia de los móviles podrían arreglar esta situación comprando un adaptador USB Wi-Fi 5 o Wi-Fi 6, además, siempre podrías cambiar la tarjeta WiFi interna de tu portátil, pero tendrías que desmontarlo.

En ese aspecto, podríamos decir que los aparatos que nos irían peor por WiFi, sobre todo en cuanto a velocidad, son los que no soportan la banda de 5GHz que se empezó a utilizar masivamente con el estándar 802.11ac o Wi-Fi 5, aunque con el Wi-Fi 4 también existía. Quizás te interese conocer qué dispositivos debo conectar en el WiFi de 2,4 GHz y cuáles en 5GHz.

La seguridad de los aparatos antiguos

Un aparato antiguo además de ser peor por WiFi, puede perjudicar la seguridad de nuestra red inalámbrica y también a la velocidad de otros clientes inalámbricos.

En cuanto a la seguridad del router, mínimo deberíamos tener un cifrado WPA2, aunque los más modernos ya admiten WPA3 y se está empezando a implantar masivamente. Además, un router obsoleto con un firmware de varios años sin actualizar hace que con el paso del tiempo vayan apareciendo vulnerabilidades que nos dejen expuesto a ataques. Por ese motivo, cuando te toque comprar uno hay que elegir uno de un buen fabricante como ASUS, NETGEAR, AVM FRITZ!Box o D-Link entre otros. Así te aseguras de obtener un buen soporte, y además, suelen incluir funcionalidades adicionales con el paso del tiempo.

Tampoco debemos olvidar los aparatos antiguos que conectamos al router. Por ejemplo, si solo soportan el cifrado WEP o WPA, por seguridad el router puede que no permita conectarlos. También este tipo de dispositivos que no reciben actualizaciones desde hace mucho tiempo nos hace más vulnerables a los ataques.

Qué pasará en el futuro

Los estándares Wi-Fi con el paso del tiempo van evolucionando para ofrecernos mejor velocidad y latencia. Actualmente funcionan peor por WiFi porque esos aparatos antiguos no pueden conectarse a la banda de 5GHz, una banda de frecuencias que supuso un antes y un después para proporcionar velocidades reales de más de 600Mbps sin muchos problemas.

El problema pronto se volverá a repetir y va a ser por la aparición de la nueva banda de 6GHz que utiliza el estándar Wi-Fi 6E. Actualmente ya se pueden comprar los primeros routers que soportan Wi-Fi 6E y la nueva banda de 6GHz. En el futuro veremos cómo esta nueva banda se establece definitivamente cuando llegue el Wi-Fi 7 que se corresponde con la normativa 802.11be. Por lo tanto, en un futuro próximo vamos a tener problemas similares a los actuales en los que no podremos conectar muchos dispositivos a la banda de 6GHz.

¡Sé el primero en comentar!