Mi WiFi va lento, ¿cómo lo soluciono para no tener problemas?

Mi WiFi va lento, ¿cómo lo soluciono para no tener problemas?

Javier Jiménez

Uno de los problemas que más molesta a los usuarios es tener una conexión de Internet lenta. Y esto es algo que afecta especialmente a la hora de navegar por Wi-Fi. Pero, ¿por qué ocurre esto? Hay diferentes factores que pueden influir, pero por suerte lo normal es que puedas solucionarlo. En este artículo vamos a dar algunos consejos para mejorar la velocidad del Wi-Fi y poder conectarte de forma inalámbrica sin problemas.

Qué hacer para que el Wi-Fi vaya rápido

Si ves que el Wi-Fi va lento y deberías tener más velocidad, puede que algo vaya mal en tu conexión. Lo normal es que se deba a que te conectas demasiado lejos del router, pero también puede ocurrir que estés usando un canal o banda incorrectos. Además, también puede haber algún fallo en el propio router.

Instala repetidores

Una opción que puedes tener en cuenta para mejorar la velocidad del Wi-Fi es instalar repetidores inalámbricos. Puedes usar amplificadores, dispositivos PLC o sistemas Mesh. Todos ellos van a permitir que la conexión mejore y puedas tener una conexión más estable y veloz para conectar todo tipo de dispositivos.

Este tipo de dispositivos van a ayudar a terminar con las zonas muertas. Es así como se conoce a un lugar de la vivienda donde la conexión no llega o es muy limitada. Con esto podrás conectarte con mayor estabilidad, aunque nunca llegues a tener la misma velocidad que si te conectas justo al lado del router.

Usa la banda correcta

Otro punto muy importante es elegir bien la banda Wi-Fi a la que vamos a conectarnos. Podemos usar tanto la de los 5 GHz como la de los 2,4 GHz. Cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas, por lo que elegir cuál usar en cada momento es importante para tener una buena conexión.

De forma resumida podemos decir que la banda de los 5 GHz es la mejor para tener la máxima velocidad. Sin embargo es la que va a sufrir más cuando nos alejemos del router. En cambio, la banda de los 2,4 GHz es menos sensible a la distancia y posibles obstáculos, pero ofrece menos velocidad de Internet.

Diferencias entre 2.4 y 5 GHz

Mantén el router en buen estado

Por supuesto, un factor fundamental es el cuidado del router. Es importante que esté actualizado, que tenga todo en buen estado. De esta forma podrás aprovechar las mejoras que hayan podido introducir, pero también corregir posibles vulnerabilidades que puedan explotar los piratas informáticos.

Además, mantener el router en buen estado también lo consigues protegiendo la red Wi-Fi. Esto mantendrá alejados a posibles intrusos que puedan ralentizar la conexión y hacer que la velocidad sea más lenta. Usa siempre una buena contraseña y un cifrado actual, como son WPA-2 o WPA-3, y evita que puedan entrar sin tu permiso.

Elige bien el canal

Un factor más a tener en cuenta es elegir bien el canal Wi-Fi. Especialmente si te conectas a la banda de los 2,4 GHz, puede que tus vecinos se conecten al mismo canal o uno cercano y eso provoque interferencias que impidan que navegues correctamente por la red.

Si te conectas a un canal saturado vas a tener problemas para navegar, descargar archivos, reproducir contenido en Streaming, etc. Por tanto, debes elegir bien a cuál vas a conectarte y así solucionar posibles problemas.

En definitiva, como ves es posible mejorar la velocidad del Wi-Fi simplemente si tienes en cuenta algunos de los consejos que hemos dado. El objetivo es lograr tener una buena conexión, que no haya cortes y que sea veloz.

¡Sé el primero en comentar!