Qué ventajas tiene instalar otro firmware en el router

El sistema operativo que llevan los routers WiFi en su interior se denomina comúnmente como «firmware», todos los fabricantes desarrollan su propio firmware para hacerlo funcionar en sus propios dispositivos. Normalmente un mismo fabricante dispone de una interfaz gráfica de usuario de firmware común para todos los modelos de routers, pero internamente los controladores y el software incorporado puede ser diferente. Sin embargo, aunque todos los routers vienen con el firmware «oficial» instalado, en algunas ocasiones tenemos la posibilidad de instalar otros firmwares a nuestro router. Hoy en RedesZone os vamos a explicar qué ventajas tiene instalar otro firmware en nuestro router.

¿Puedo instalar otro firmware en mi router?

Los routers están formados por una placa con todos los componentes como CPU, RAM, memoria FLASH, controladores WiFi y también el chipset del switch si no está integrado en la CPU principal. Para que todo funcione correctamente, es totalmente necesario de disponer de los correspondientes drivers de los diferentes componentes, de lo contrario, los desarrolladores de los firmwares de terceros como OpenWRT, DD-WRT o Tomato RAF entre otros firmwares no podrán compilarlo para que funcionen adecuadamente todas las funciones. El fabricante de los diferentes componentes puede liberar o no los diferentes drivers, para que los desarrolladores puedan desarrollar los firmwares en base a esto, en algunas ocasiones los desarrolladores deben usar binarios y adaptarlos a su firmware para que todo funcione correctamente.

Los principales firmwares de terceros son OpenWRT, DD-WRT y también Tomato, estos firmwares son multiplataforma y multifabricante, es decir, son compatibles con una gran cantidad de fabricantes de routers y modelos de routers en concreto, sin embargo, es posible que para un determinado router tengamos compatibilidad con DD-WRT, pero no con los otros firmwares, por tanto, si quieres instalar un firmware de terceros en tu router, antes de comprarlo deberías realizar las siguientes acciones:

  • Comprobar en las webs oficiales de OpenWRT, DD-WRT y Tomato la compatibilidad del router que pretendes comprar.
  • Dentro de un mismo modelo de router, es posible que el fabricante haya vendido diferentes revisiones de hardware, esto es fundamental para que un firmware sea o no compatible. Si un determinado firmware es compatible con la revisión A1, pero el fabricante vende la versión C1, entonces esta última versión de hardware no será compatible con el firmware, porque han cambiado algún componente y deja de ser compatible el firmware completo.
  • Mirar si el firmware está en versión alpha (versión muy temprana para pruebas y con múltiples fallos), versión beta (versión de pruebas pero bastante estable) o versión final (versión estable y sin fallos conocidos).

Por último, también sería muy recomendable acceder a los foros de un determinado firmware para leer comentarios de los usuarios que ya tienen el router y están utilizando el firmware, es posible que tenga alguna limitación o bug importante y no te sirva el firmware seleccionado, o al menos, tengas que esperar un determinado tiempo hasta que haya una versión final.

Algunas marcas de routers que son compatibles con firmwares de terceros como OpenWRT o DD-WRT son D-Link, NETGEAR o TP-Link entre otros muchos fabricantes, Tomato tiene una lista de equipos compatibles más reducida, además, hay varias versiones diferentes de Tomato con diferentes compatibilidades entre modelos.

Un caso muy especial de un firmware de terceros es Asuswrt Merlin, este firmware solamente está disponible para ciertos modelos del fabricante ASUS. El desarrollador crea su propio firmware basándose en el firmware oficial, de hecho, tanto la interfaz gráfica de usuario como el software interno es compartido con ASUS, pero le añade nuevas funcionalidades avanzadas que el firmware actual del fabricante ASUS no incorpora.

Si tienes un router ASUS compatible con Asuswrt Merlin, y quieres disponer de todas las funciones del firmware original más la posibilidad de disponer de opciones de configuración más avanzadas e incluso de instalar software adicional a través de Entware, os recomendamos que probéis este firmware.

Ventajas de utilizar otro firmware en mi router WiFi

Las ventajas de utilizar un firmware de terceros en el router WiFi son muchísimas, debemos tener en cuenta que estos firmwares están desarrollados por una comunidad de desarrolladores avanzados, los cuales incorporan funcionalidades al firmware muy avanzadas, algo que el firmware predeterminado del fabricante normalmente no tiene. También debemos tener en cuenta que, es posible que el fabricante de tu router haya dejado de proporcionarte actualizaciones de firmware porque está EOL (End of Life), por lo que instalar un firmware de terceros con actualizaciones es muy importante.

Algunas de las ventajas de usar un firmware de terceros en tu router son las siguientes:

  • Actualizaciones periódicas, proporcionando las últimas versiones del software interno del firmware, por lo que se mejora el rendimiento, la seguridad si se han detectado vulnerabilidades y más.
  • Acceso a cientos de funciones de configuración avanzadas que no estaban presentes en el firmware oficial, algunas de las funciones de configuración avanzadas que puede tener un firmware de terceros y el firmware oficial no son las siguientes:
    • Servicios configurables como Samba, FTP y servidor de medios DLNA si el router tiene puerto USB. Con opciones más avanzadas de configuración.
    • Bloqueador de publicidad integrado (PiHole o AdGuard Home).
    • Servidor FreeRADIUS integrado para configurar WPA2/WPA3-Enterprise con autenticación con usuario/contraseña de forma segura.
    • Servidor VPN de tipo OpenVPN, IPsec IKEv2 e incluso WireGuard, permitiendo el acceso remoto seguro a nuestra red local. También podríamos tener la posibilidad de configurar túneles VPN Site-to-Site.
    • Opciones de configuración avanzadas en las redes inalámbricas.
    • Posibilidad de configurar VLANs en la LAN para segmentar el tráfico y usar switches gestionables.
    • Posibilidad de crear Virtual AP para generar varias redes WiFi (SSID) y segmentar el tráfico de red.
    • Instalación de software adicional a través de repositorios de software como Optware o Entware.

  • Posibilidad de desbloquear funciones en el router que antes no podías hacer, como generar varias redes WiFi, bloquear los puertos LAN que quieras, o configurar de forma muy avanzada el QoS para priorizar el tráfico.
  • Optimizar el rendimiento del router. Normalmente los firmwares de terceros son muy ligeros, consumen muy poca CPU y memoria RAM, por lo que podremos realizar una gran cantidad de acciones y levantar procesos para disponer de más servicios.

Tal y como podéis ver, tenemos una gran cantidad de ventajas si utilizamos otro firmware en nuestro router que no sea el oficial, ideal para exprimir al máximo el hardware del router WiFi y poner a nuestra disposición cientos de opciones de configuración avanzadas, diferentes servidores para ofrecernos servicios, e incluso podremos instalar más funciones que el firmware de terceros no incorpora, como otros servidores VPN, un proxy inverso para acceder a servicios web de la red local desde Internet y mucho más.

¿Qué ocurre si instalamos mal el firmware o no es compatible?

Todos los firmwares cuando vamos a realizar una instalación, disponen de un sistema para evitar errores en la transferencia del archivo desde el PC al propio router. En caso de que haya algún tipo de error en la lectura o escritura, nos devolverá un error y no debería pasar nada. No obstante, en algunas ocasiones el proceso de instalación de un firmware de terceros (flasheo) podría fallar, haciendo que el router no vuelva a arrancar nunca más, por tanto, debemos tener cuidado con el firmware que vamos a cargar en el router.

Algunos fabricantes como ASUS o D-Link disponen de un sistema de «recovery». Este sistema de «recovery» sirve para que, en caso de un mal flasheo del router (por un error del firmware o por un error de que el firmware no es compatible con el router), nos permite arrancar el router en modo de emergencia, para posteriormente volver a cargar un firmware correcto para que arranque normalmente. Este sistema de recovery es fundamental para evitar que el router se dañe y no podamos volver a recuperarlo nunca más.

En el caso de que intentemos instalar un firmware que no es compatible con nuestro router, cuando vayamos a flashearlo nos lo indicará devolviéndonos un error. Este error no significa que el router se haya dañado, de hecho, ni siquiera se escribirá el firmware en el router para evitar potenciales daños por intentar cargar un firmware que no está preparado para nuestro router.

En definitiva, si instalamos mal el firmware nos avisará, si no nos avisa existen métodos de recovery o recuperación para volver a instalar un firmware correcto en el router. Si el firmware no es compatible, entonces nos devolverá un error directamente indicándonos que no se puede instalar, pero el router no se dañará por este mensaje.