Guía completa para proteger tu router Wi-Fi

Guía completa para proteger tu router Wi-Fi

Javier Jiménez

Es esencial mantener la seguridad en todos nuestros dispositivos y evitar cometer errores que puedan afectar a nuestros datos. Pero cuando se trata del router, podemos decir que es incluso más importante. En este artículo vamos a enseñar todo lo que debes tener en cuenta para que tu router Wi-Fi esté bien protegido. Así lograrás que el funcionamiento sea óptimo y evitar problemas que afecten a tus dispositivos.

Por qué debes proteger el router

Puede que te preguntes si realmente es necesario darle importancia a la seguridad del router. Lo cierto es que sí, ya que es una pieza clave para poder navegar y a este aparato vamos a conectar otros muchos dispositivos. Es importante para lograr que funcione bien, tener una buena velocidad y estabilidad.

Pero también es esencial la seguridad para evitar que haya intrusos. Si tenemos el router desprotegido, un vecino, por ejemplo, podría romper la clave del Wi-Fi y acceder. Eso podría poner en riesgo nuestra privacidad y también tener consecuencias legales en caso de que cometan algún delito usando nuestra red.

Además, proteger el router es, en parte, proteger el resto de aparatos que haya conectados en la red. Si hay un fallo y un atacante puede explotarlo, podría llegar a acceder a otros equipos que tengamos conectados, como podría ser un ordenador, móvil o cualquier otro sistema con acceso a la red local.

Por tanto, proteger el router es fundamental. Es importante que tengas en cuenta ciertas recomendaciones que vamos a darte para conseguir que el aparato esté protegido, en buen estado y además lograr que eso se mantenga en el tiempo sin que aparezcan problemas en un futuro.

Cómo mantener la seguridad

Podemos decir que no hay un único método con el que mantener la seguridad del router Wi-Fi, sino que va a ser la suma de varios lo que hará que realmente esté protegido el dispositivo. El objetivo va a ser lograr que funcione lo mejor posible, evitar intrusos y reducir el riesgo de que otros aparatos puedan verse afectados.

Actualizar el firmware

Algo muy importante y que muchos usuarios pasan por alto es tener el firmware del router actualizado. De la misma forma que actualizamos Windows, el sistema operativo del móvil o cualquier programa instalado, también el router es importante que cuente con las últimas versiones que haya disponibles.

De esta forma vas a lograr que esté más protegido. A veces pueden surgir vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para atacar. Por ejemplo un fallo que haya y que permita que roben la contraseña o llevar a cabo ataques y que deje de funcionar. Pero también es importante para aprovechar las últimas novedades y funciones.

Aquí hay que mencionar que el router puede actualizarse solo, puede que tengas que entrar en la configuración o tal vez tengas que descargar manualmente el firmware de la página oficial e instalarlos. Todo dependerá del modelo exacto que tengas, por lo que lo mejor es que te informes en ese caso concreto y veas qué debes hacer. Generalmente tendrás que entrar en la configuración del router, a través de la puerta de enlace predeterminada que suele ser 192.168.1.1, vas a Configuración, Sistema y Actualización de firmware. Pero esto, como decimos, puede variar según el modelo.

Cambiar la configuración de fábrica

Otro factor a tener en cuenta es que conviene cambiar la configuración que viene de fábrica. El router suele traer una clave genérica para acceder a la configuración, una contraseña y nombre de la red Wi-Fi. Nuestro consejo es cambiar todo esto, ya que evitarás problemas de seguridad y también privacidad.

Un ejemplo claro es la clave para entrar en la configuración del router. Suele ser del tipo 1234 o admin123. Es igual para cualquier router de ese modelo, por lo que un atacante podría aprovecharlo si logra tener acceso para iniciar sesión. Por tanto, cambia esa clave, así como el nombre de la red. Aunque cambiar el SSID realmente no mejore tu seguridad en caso de que un intruso quiera atacarte (puede averiguarlo por otros medios) al menos frente a usuarios menos experimentados sí podrías ocultarte y mantener tu privacidad si usas un nombre genérico que no te relacione.

Cambiar la configuración del router

Usar contraseñas fuertes

La contraseña que elijas debe ser fuerte. No basta con poner cualquier clave, ya sea para la configuración del router o para la red Wi-Fi. En primer lugar está la clave de acceso al router. Esa que de forma genérica suele ser muy sencilla. Ahí debes poner otra contraseña y asegurarte de que es segura.

Lo mismo ocurre con la contraseña del Wi-Fi. Nunca debes mantener la que viene de fábrica, pero además debes elegir una que realmente proteja tu conexión inalámbrica. Esto es fundamental para evitar intrusos y lograr que esa red esté totalmente protegida y funcione lo mejor posible.

Ahora bien, ¿cómo debe ser la contraseña? Lo ideal es que tenga estos puntos que mencionamos:

  • Debe ser única y totalmente aleatoria
  • Contener letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales
  • Una longitud adecuada (mientras más larga sea, más difícil averiguarla)

Utilizar un cifrado actual

Pero no basta solo con tener una buena contraseña del Wi-Fi, ya que es igualmente esencial que tenga un buen cifrado. Si utilizas un cifrado obsoleto, un ataque podría explotarlo y llegar a averiguar la contraseña. Eso va a hacer que el router esté desprotegido y debas tomar medidas lo antes posible.

Debes evitar cifrados antiguos como pueden ser WEP o WPA. Los más actuales son WPA 2 y WPA 3. No obstante, este último aún no es compatible con muchos routers y dispositivos, por lo que es posible que en tu caso no puedas usarlo por el momento. Si tienes bien actualizado el router, utilizar el cifrado WPA 2 es igualmente seguro.

Router con cifrado WPA3

Deshabilitar la administración remota

Un consejo más a tener en cuenta es el de deshabilitar la administración remota. Algunos routers permiten entrar en la configuración desde cualquier lugar. Simplemente coges el móvil u ordenador, ingresas las credenciales y puedes cambiar la clave del Wi-Fi, expulsar algún dispositivo que haya conectado y, en definitiva, cualquier cosa que puedes hacer si entras de forma física.

Sin embargo esto mismo podría hacerlo un intruso que logre averiguar esa clave para entrar. Por tanto, si es algo que no vas a necesitar utilizar es buena idea desactivarlo. Vas a aumentar aún más la seguridad y evitarás problemas.

Desactivar WPS

WPS es otra característica que viene con muchos routers. Sirve para conectarse de forma automática a otros aparatos sin tener que poner la clave de acceso. Verás un botón físico en el dispositivo y, por ejemplo, viene bien para conectar un repetidor Wi-Fi de forma sencilla y rápida. Pero claro, eso tiene la contrapartida de la seguridad.

Una vez más, para proteger por completo tu router Wi-Fi es buena idea desactivar la función WPS. Evitarás riesgos y lograrás que esté más protegido. Tendrás que entrar en la configuración del router y, según el modelo que tengas, buscar el apartado WPS y desactivarlo. Eso sí, siempre y cuando tu router tenga esta opción.

Consejos para invitados y otros aparatos

Después de haber explicado algunos puntos esenciales para proteger el router Wi-Fi, vamos a hablar también de qué debemos hacer para evitar problemas si van a conectarse otros usuarios o incluso para evitar ataques con otros dispositivos que vayamos a conectar a la red.

Usar una red de invitados

Una de las opciones que tienes disponibles es la de crear una red de invitados. Lo que vas a hacer es configurar una red paralela a tu Wi-Fi, con otro nombre y contraseña, a la cual van a poder conectarse tus invitados. De esta forma no vas a poner en riesgo la red principal, la clave que estés usando para entrar.

Esa red de invitados la puedes activar o desactivar en cualquier momento. Incluso en algunos modelos podrás habilitarla fácilmente desde una aplicación en el móvil. Si vas a recibir visitas y quieres que se conecten sin comprometer la seguridad, puedes habilitar esa red de invitados y listo. Luego la vuelves a cerrar.

Cambiar la contraseña de forma frecuente

Además, si se conecta gente a tu red y quieres mantener la seguridad de forma constante, una buena idea es cambiar de vez en cuando la clave del Wi-Fi. De esta forma puedes evitar problemas en caso de que haya filtraciones. Vas a mantener una barrera de seguridad siempre, reduciendo así el riesgo de ataques.

Siempre es bueno utilizar claves nuevas para las cuentas que usamos en el día a día, dispositivos y equipos. Pero especialmente cuando se trata de algo tan expuesto como es la clave del Wi-Fi, esto resulta aún más importante.

Ventajas de no usar contraseñas

Revisar los equipos conectados

También puedes revisar desde el router los dispositivos que hay conectados a la red. Una forma más de verificar que no hay intrusos y poder tomar medidas en caso de que veas que hay algo extraño. Por ejemplo, si ves que un equipo no debería estar ahí puedes tomar la precaución de cambiar la contraseña lo antes posible y expulsar a ese intruso.

Por otra parte, revisar los equipos conectados también es comprobar su seguridad. Mantén siempre los ordenadores, móviles y cualquier dispositivo protegidos correctamente. Instala un buen antivirus, mantén los sistemas actualizados, etc.

En definitiva, como ves es importante proteger la seguridad del router Wi-Fi. Puedes tener en cuenta estas recomendaciones que hemos mostrado para evitar que haya intrusos y lograr que el buen funcionamiento esté asegurado, sin que haya ataques informáticos de ningún tipo contra la red.

¡Sé el primero en comentar!