Cuáles son las principales limitaciones de la nube como Dropbox o Drive

El trabajo en la nube es algo que cada vez tiene más importancia tanto para empresas como para particulares. En la actualidad estamos viviendo una serie de transformaciones que están cambiando nuestra forma de trabajar hacia un mundo cada vez más digital. Los trabajadores en ocasiones tienen que adaptarse al trabajo remoto y las empresas tienen que dotarlos de los recursos necesarios para que lo hagan con seguridad. Hoy en día compartir archivos en la nube con los compañeros está a la orden del día pero a pesar de que tiene muchas ventajas también tiene sus inconvenientes. En este artículo vamos a ver cuáles son las principales limitaciones de la nube en cuanto al espacio, la seguridad y la privacidad.

Las empresas que ofrecen servicios en la nube se han convertido en algo común. Los empresarios reconocen que el software y los servicios basados ​​en la nube permiten utilizar los recursos informáticos de forma más eficiente. Por ese motivo, cada vez es más común que las empresas contraten servicios en la nube como IaaS, PaaS, CaaS y SaaS. Aún así, eso no quiere decir que no tengamos unas limitaciones de la nube y algunos inconvenientes.

Ventajas que nos ofrece la nube

El uso de la nube pública presenta excelentes ventajas, especialmente en lo que se refiere a escalabilidad. En cuanto a esa escalabilidad, es muy importante, ya que les permite contratar recursos en función de lo que necesiten en cada momento. Por ejemplo, si tienen más carga de trabajo en un momento dado contratan más servicios y recursos. Sin embargo, si es al revés, pueden reducirlos y con esto se consigue una empresa más sostenible y eficiente.

También al realizar el proceso de migración a la nube se consigue un recorte de gastos en las primeras etapas de desarrollo. Eso sin contar que podemos acceder a nuestros archivos desde diferentes localizaciones y dispositivos. Sin embargo, también implica una serie de riesgos y limitaciones que deben ser estudiados antes de poner en manos de un tercero los datos de tu organización.

Las limitaciones de la nube

Una de las primeras limitaciones de la nube que debes tener en cuenta es que, en el momento en que te quedes sin Internet vas a dejar de tener acceso a tus archivos. En cuanto al espacio para almacenar datos cuanto más necesites más caro te va a salir ese servicio en la nube. Por esa razón algunas empresas tienen una nube híbrida en la que se combina el uso de la nube pública y la privada.

Otra cuestión a tener en cuenta es que a menudo las máquinas virtuales de tu empresa están en el mismo servidor con las de otros clientes. En ese caso una mala separación de la información entre diferentes clientes podría conducir a que un eventual ataque contra uno de ellos, afecte al resto. También pudiera ser que uno de los clientes fuera atacado y el servidor común fuera inhabilitado por motivos de seguridad o dificultará mucho su utilización.

Por otra parte, otra de las limitaciones de la nube que tenemos que tener en cuenta es que la política de actualizaciones de tu servidor de la nube está en manos de tu proveedor de servicios. Eso quiere decir que, sin consultarnos, nuestro proveedor nube va a hacer los cambios que estime oportunos para mejorar la seguridad y calidad del servicio.

También hay que tener en cuenta la privacidad de los datos puesto que la vas a poner en manos de un tercero. En ese aspecto, hay que estar muy atentos para saber cómo nos van a garantizar que nuestros datos van estar seguros, y que sólo los vamos a poder utilizar nosotros. Además, hay que tener en cuenta el país donde está ubicado el servidor porque en caso de problemas nos vamos a regir por la legislación de ese país.

Por otra parte, una de limitaciones de la nube puede estar en las dificultades que nos ponga el servidor para el cumplimiento de normativas. Una de ellas es, por ejemplo, la del cumplimiento de la ley de protección de datos, el no cumplimiento podría suponer una fuerte multa para nuestra empresa. Por ese motivo, puede ser una buena idea tener ese servidor en la nube en tu propio país.

Por último, según la calidad del servicio también nos podríamos encontrar con dificultades para realizar copias de seguridad o restauración de datos. A veces, para ello se necesita un servidor local u otra nube pública diferente.

¡Sé el primero en comentar!