5 cosas que más afectan a tu conexión a Internet

¿Qué es lo que más afecta a la velocidad de conexión? Tener una buena velocidad de Internet no siempre es posible y aquí hay que tener en cuenta que ciertos factores pueden influir especialmente. Por ello, en este artículo vamos a mostrar 5 cosas que más afectan a la conexión y de esta forma poder controlarlo para lograr que funcione lo mejor posible, sin cortes y con una buena velocidad.

Qué afecta a la velocidad de Internet

Es importante saber qué puede afectar a la conexión de Internet y de esta forma comprobar que todo está en orden y no tener problemas. Estos son los motivos que más frecuentemente causan problemas de conexión a la hora de navegar por la red y conviene revisar que nuestros dispositivos funcionan bien.

Usar programas que consumen mucho

El primer motivo es utilizar aplicaciones que pueden consumir muchos recursos. Si por ejemplo tienes un programa para realizar descargas P2P y está activo, eso podría lastrar el funcionamiento de la conexión y tener una mala velocidad de Internet, lo cual daría lugar a fallos al navegar o usar algún servicio que necesite tener más estabilidad.

Por ello, si por ejemplo vas a hacer una videollamada y necesitas que la conexión funcione lo mejor posible, ten en cuenta que otros programas podrían estar interfiriendo. Cierra cualquier aplicación que pueda afectar a la velocidad de Internet y concentra así la conexión en lo que realmente necesitas.

Tener los equipos desactualizados

Por supuesto, otro problema que afecta a la velocidad de Internet es tener los sistemas desactualizados. Esto va a impedir aprovechar al máximo los recursos, pero también podría dar lugar a fallos de seguridad que puedan lastrar la velocidad de la conexión. Es importante siempre tener las últimas versiones.

Pero no solo hablamos del sistema operativo, sino también de los controladores de la tarjeta de red. Es imprescindible tener las últimas versiones para que no aparezcan problemas. Actualiza siempre los drivers de la tarjeta de red Wi-Fi y también Ethernet y consigue así que funcionen mejor. Esto puede provocar que no llegue la velocidad de Internet contratada.

Malware en el sistema

También es frecuente que la conexión de Internet vaya mal debido a algún virus en el sistema. Puede que tengas algún malware después de haber bajado algún archivo o instalado algún programa que no sea fiable. Eso va a lastrar también el funcionamiento del sistema y poner en riesgo la conexión de Internet.

Para evitar esto lo ideal es contar con una buena protección en el equipo. Un buen antivirus, como puede ser el caso de Windows Defender, es fundamental para que no aparezcan problemas. Te ayudará tanto a detectar amenazas como también a eliminar posibles virus que pueda haber.

Nuevo virus que afecta a la placa base

Mala tarjeta de red

La tarjeta de red que utilices va a ser clave para tener una buena conexión de Internet. Si por algún motivo no funciona bien, eso puede suponer un lastre en la velocidad de red o que aparezcan cortes continuos que impidan navegar con normalidad. Es algo que puede afectar tanto al Wi-Fi como a la conectividad por cable.

Aquí debes conocer las características de la tarjeta que tienes. Ahí verás cuál es la velocidad máxima que admiten y también algunos puntos importantes como si es doble banda o si admite Gigabit Ethernet en el caso del cable. Si ves que hay alguna limitación, tendrías que comprar una nueva que mejore la conexión.

Otros equipos conectados

Otro factor más que va a afectar a la velocidad de Internet y al buen funcionamiento de la conexión es la cantidad de equipos conectados. Es cierto que los routers modernos están diseñados para poder soportar muchos dispositivos al mismo tiempo, pero igualmente puede haber una disminución de la velocidad.

Piensa, por ejemplo, en varios dispositivos que haya conectados en tu red y que estén haciendo un gran uso del ancho de banda. Por ejemplo descargar grandes archivos, ver vídeos en Streaming, subir contenido a la nube… Todo eso va a hacer que tu conexión funcione peor y tengas problemas.

En definitiva, como has podido ver hay diferentes factores que van a influir en la calidad de tu conexión. Es importante que revises estos puntos y logres que la velocidad sea adecuada, así como evitar los molestos cortes que pueden afectar a la hora de trabajar online.

¡Sé el primero en comentar!